estoy registrado  |  ¿registrarme?
rápido, gratis y seguro
suscribir a actualizaciones automáticas de esta sección
0
J.S. Bach: La Pasión según san Mateo 3:24-35
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Yahoo
Compartir en Del.icio.us
Compartir en Meneamé
Enviar por email
Rss de la sección
Dur: 47.27
Alfonso X -El Sabio-: Cantigas de Santa María
Alfonso X -El Sabio-: Remedios curativos
Amancio Prada: Cinco poemas místicos
Ariel Ramírez - versión Los Huanca Huá: Misa Criolla
Ariel Ramírez-Félix Luna: Navidad nuestra
Canto Gregoriano: Missa de Angelis
Canto Gregoriano: Monjes de la Abadía de la Santísima Trinidad
Carlos Di Fulvio: Canto Brocheriano
César Franck: Oratorio «Las Bienaventuranzas»
César Franck: Sonata en La Mayor para violín y piano
Codex Calixtinus: Canciones a Santiago del Códice Calixtino
F. Chopin: Sonata para piano nº 3, Op. 58
Folclore congolés: Misa Luba
Gabriel Fauré: Requiem op. 48
Gregoriano: Veni Sancte Spiritu
Gregorio Allegri (1582-1652): Miserere
Gustav Mahler: Sinfonía Nº 2 - Resurrección
Héctor Berlioz: Himno Pascual (de La Condenación de Fausto)
Héctor Berlioz: La infancia de Cristo
J. Haydn: Las Siete Últimas Palabras de Cristo
J.S. Bach: Cantata BWV 106
J.S. Bach: El clave bien temperado - Libro I (selección)
J.S. Bach: La Pasión según san Mateo 1:1-10
J.S. Bach: La Pasión según san Mateo 2:11-23
J.S. Bach: La Pasión según san Mateo 3:24-35
J.S. Bach: La Pasión según san Mateo 4:36-41
J.S. Bach: La Pasión según san Mateo 5:42-53
J.S. Bach: La Pasión según san Mateo 6:54-63
J.S. Bach: La Pasión según san Mateo 7:64-73a
J.S. Bach: La Pasión según san Mateo 8:73b-78 (final)
J.S. Bach: Ven, Espíritu Santo, señor Dios
Kostas Zorba: Himnos bizantinos a la Madre de Dios
Odetta: Christmas Spirituals
Silvia y Estela Kersenbaum: Piano a cuatro manos
Songs of the Lubavitcher Chassidim: Chabad Melodies
Taizé: Laudate Omnes Gentes
W. A. Mozart: Letanías Lauretanas - K. 109 en Sib
W.A. Mozart: Ave Verum Corpus
W.A. Mozart: Música del funeral masónico
W.A. Mozart: Quinteto en La Mayor, con clarinete, K 581
W.A. Mozart: Regina Coeli

Una explicación de las distintas partes de un oratorio barroco, tal como lo presenta el director de coros P.Jon Mikel de Arza Blanco:


- El recitativo es, como el nombre lo dice, una recitación a modo de cantilena (ni del todo declamado, ni del todo cantado -como se cantan las lecturas, los salmos en la Liturgia de las Horas, las oraciones de la Misa, etc-). Los recitativos pueden ser «secos» (con el mínimo acompañamiento, esto es, cello y clave -teclado-; o bien «accompagnato», es decir, con mayor realce de la orquesta. Bach maneja muy bien ambas modalidades. Los recitativos, pues, narran un hecho del pasado, relatan, y es la estructura musical que utiliza Bach en esta obra para presentar el texto literal del Evangelio.


- El Aria es una contemplación del alma sobre lo escuchado en el recitativo. Es el presente. La canta un solista y suele tener mucho vuelo, difícil de cantar, con muchos melismas (muchas notas, que suben y bajan, para una misma sílaba). El Arioso es similar, un poco más calmo. En el texto de cada parte tenemos indicadas las arias, que suelen ser además, junto con los corales, los fragmentos más recordados.


- Finalmente, los corales. Son la oración que el pueblo fiel dirige a Dios luego de la contemplación. Apuntan también al futuro, suelen expresar un deseo, una petición. Se entiende por coral (del latín «cantus coralis»), generalmente, el canto ritual de las iglesias cristianas, a una sola voz y sin acompañamiento (se entiende que son «a capella», aunque vayan acompañados de instrumentos (cuerdas, órgano, y a veces flauta traversa) que no tienen melodía propia, sino que duplican las voces del coro: soprano-violín 1, contralto-violín 2, tenor-viola, bajo-violoncello y contrabajos); en este caso se trata de cantos eclesiásticos protestantes. Solamente los cantos con textos en prosa reciben el nombre de corales, los compuestos sobre textos poéticos, se llaman himnos. Bach tomaba estos textos con sus melodías (equivalente a los cantos populares de Misa nuestros), y los armonizaba a la perfección, como nadie lo había hecho. Era un maestro en este arte; sin embargo no es raro que encontremos las mismas melodías en otros autores de la época, porque eran melodías preexistentes.


Con esta sección terminamos la primera parte de la obra. Aunque se trata de un corte más largo que las dos partes anteriores, es verdaderamente imposible de separar en dos más breves, ya que abarca el conjunto de la escena de Getsemaní.

Am Ölberg
(Matthäus 26, 36-56)
En el Monte de los Olivos
(San Mateo 26, 36-56)
NR. 24 REZITATIV (26, 36-38)
Evangelist
Da kam Jesus mit ihnen zu einem
Hofe, der hieß Gethsemane, und
sprach zu seinen Jüngern:
Jesus
Setzet euch hier, bis ich dorthin
gehe und bete.
Evangelist
Und nahm zu sich Petrum und die
zween Söhne Zebedäi, und fing an
zu trauern und zu zagen. Da
sprach Jesus zu ihnen:
Jesus
Meine Seele ist betrübt bis an den
Tod; bleibet hier und wachet mit mir
Evangelista
Y lo mismo dijeron los demás
discípulos.
NUM. 24 RECITATIVO (26,36-38)
Evangelista
Entonces marchó Jesús con ellos a
un huerto, llamado de Getsemaní,
y habló así a sus discípulos:
Jesús
Sentaos aquí, mientras yo voy allí
a orar
Evangelista
Y llevándose consigo a Pedro y a
los dos hijos de Zebedeo, empezó
a entristecerse y a angustiarse.
Entonces Jesús les habló:
Jesús
Mi alma está triste hasta la muerte;
quedaos aquí y velad conmigo.
NR. 25 REZITATIV (Tenor, Choral)
Solo:
Schmerz!
Hier zittert das gequälte Herz!
Wie sinkt es hin,
wie bleicht sein Angesicht!
Der Richter führt ihn vor Gericht,
Da ist kein Trost,
kein Helfer nicht.
Er leidet alle Höllenqualen,
Er soll für fremden Raub bezahlen.
Ach, könnte meine Lebe dir,
Mein Heil,
dein Zittern und dein Zagen
Vermindern oder helfen tragen,
Wie gerne blieb ich hier!
Choral
Was ist die Ursach' aller
solcher Plagen?
Ach, meine Sünden
haben dich geschlagen.
Ich, ach Herr Jesu,
habe dies verschuldet,
Was du erduldet!
NUM. 25 RECITATIVO (Tenor, Coro)
Solista:
¡Oh, dolor!
¡Cómo tiembla
su corazón angustiado!
¡Qué demudado está su rostro!
El juez le conduce
ante el tribunal.
No hay consuelo posible,
ni ayuda.
Él padece el tormento del infierno,
expiando por los pecados de otros.
¡Ah!, si mi amor pudiera,
Salvador mío, calmar tu pavor,
o ayudarte a soportarlo,
¡qué grato me sería acompañarte!
Coral:
¿A qué se deben
estos tormentos?
¡Ah, son mis pecados
la causa de tus padecimientos!
Señor Jesús,
he sido yo el que ha pecado y
¡eres Tú quien lo expías¡
NR. 26 ARIE (Tenor, Chor)
Solo:
Ich will bei meinem Jesu wachen.
Chor:
So schlafen uns're Sünden ein.
Solo:
Meinen Tod
Büßet seiner Seelen Not,
Sein Trauren machet
mich voll Freuden.
Chor:
Drum muß
uns sein verdienstlich Leiden
Recht bitter und doch süße sein.
NUM. 26 ARIA (Tenor, Coro)
Solista:
Quiero velar al lado de mi Jesús.
Coro:
Así se adormecen nuestros pecados.
Solista:
El sufrimiento de su alma
purifica la muerte de la mía.
Sus padecimientos
me otorgan la dicha.
Coro:
Así un sufrimiento que nos redime
es amargo y dulce
a la vez.
NR. 27. REZITATIV (26, 39)
Evangelist
Und ging hin ein wenig, fiel
nieder auf sein Angesicht und
betete und sprach:
Jesus
Mein Vater, ist's möglich, so gehe
dieser Kelch von mir; doch nicht
wie ich will, sondern wie du willst.
NUM. 27 RECITATIVO (26, 39)
Evangelista
Avanzó unos pasos y, postrándose
con su rostro sobre el suelo,
oraba diciendo:
Jesús
Padre mío, si es posible, aparta
de mí este cáliz; pero no se
haga mi voluntad, sino la tuya.
NR. 28. REZITATIV (Bass)
Der Heiland fällt vor
seinem Vater nieder,
Dadurch erhebt er mich und alle
Von unserm Falle
Hinauf zu Gottes Gnade wieder.
Er ist bereit,
Den Kelch, des Todes Bitterkeit
zu trinken,
In welchen Sünden dieser Welt
Gegossen sind und häßlich stinken,
Weil es dem lieben Gott gefällt.
NUM. 28 RECITATIVO (Bajo)
El Salvador cae de rodillas
ante su Padre, elevándonos, a todos,
por encima de nuestras caídas
para que podamos recuperar
la gracia de Dios.
Él está dispuesto a beber
el cáliz amargo de la muerte,
el cáliz que contiene los pecados
de este mundo, pútridos y odiosos,
porque así lo quiere
el Padre muy amado.
NR. 29 ARIE (Bass)
Gerne will ich mich bequemen,
Kreuz und Becher anzunehmen,
Trink ich doch dem Heiland nach.
Denn sein Mund,
Der mit Milch und Honig fließet,
Hat den Grund
Und des Leidens herbe Schmach
Durch den ersten Trunk versüßet.
NUM. 29 ARIA (Bajo)
Con gusto querría yo llevar su cruz
y beber del cáliz
que bebió mi Salvador.
Pues su boca,
de la que manan leche y miel,
ha dulcificado, al primer sorbo,
las angustias
y el cruel sufrimiento.
NR. 30 REZITATIV (26, 40-42)
Evangelist
Und er kam zu seinen Jüngern und
fand sie schlafend und sprach zu
ihnen:
Jesus
Könnet ihr denn nicht eine Stunde
mit mir wachen? Wachet und betet,
daß ihr nicht in Anfechtung fallet.
Der Geist ist willig, aber das
Fleisch ist schwach.
Evangelist
Zum andern Mal ging er hin,
betete und sprach:
Jesus
Mein Vater, ist's nicht möglich,
daß dieser Kelch von mir gehe,
ich trinke ihn denn; so geschehe
dein Wille.
NUM. 30 RECITATIVO (26,40-42)
Evangelista
Y al volver hacia donde estaban sus
discípulos, los encontró dormidos y
les dijo:
Jesús
¿No habéis podido velar conmigo
ni siquiera una hora? Velad y orad
para no caer en la tentación. El
espíritu está pronto, pero la
carne es débil.
Evangelista
De nuevo se retiró a orar por
segunda vez, diciendo:
Jesús
Padre mío, si no es posible que
pueda pasar este cáliz sin que
yo lo beba, hágase siempre tu
voluntad.
NR. 31 CHORAL
Was mein Gott will,
das g'scheh' allzeit,
Sein Will', der ist der beste;
Zu helfen den'n er ist bereit,
Die an ihn glauben feste;
Er hilft aus Not,
Der fromme Gott,
Und züchtiget mit Massen.
Wer Gott vertraut,
Fest auf ihn baut,
Denn will er nicht verlassen.
NUM. 31 CORAL
Que se cumpla siempre
la voluntad de mi Señor,
pues su voluntad es lo mejor;
Siempre está presto a ayudar
a quienes creen firmemente en Él;
Señor piadoso,
¡Tú nos salvas de la miseria!,
y nos castigas con mesura.
Quien en Dios confía,
gozosamente se apoya en Él,
pues no le abandonará.
NR. 32 REZITATIV (26, 43-50)
Evangelist
Und er kam und fand sie aber
schlafend und ihre Augen waren
voll Schlaf's. Und er ließ sie und
ging abermals hin und betete zum
dritten Mal und redete dieselbigen
Worte. Da kam er zu seinen Jüngern
und sprach zu ihnen:
Jesus
Ach, wollt ihr nun schlafen und
ruhen? Siehe, die Stunde ist hier,
daß des Menschen Sohn in der
Sünder Hände überantwortet wird.
Stehet auf, lasset uns gehen;
siehe, er ist da, der mich verrät.
Evangelist
Und als er noch redete, siehe, da
kam Judas, der Zwölfen einer, und
mit ihm eine große Schar mit
Schwertern und mit Stangen, von
den Hohenpriestern und Ältesten
des Volks. Und der Verräter hatte
ihnen ein Zeichen gegeben und
gesagt: Welchen ich küssen werde,
der ist's, den greifet. Und alsbald
rat er zu Jesum und sprach:
Judas
Gegrüßet seist du, Rabbi!
Evangelist
Und küssete ihn.
Jesus aber sprach zu ihm:
Jesus
Mein Freund,
warum bist du kommen?
Evangelist
Da traten sie hinzu und legten
die Hände an Jesum und griffen
ihn.
NUM. 32 RECITATIVO (26,43-50)
Evangelista
Y volviendo, los encontró de nuevo
dormidos, pues sus ojos estaban
cargados de sueño. Y dejándolos,
se retiró a orar por tercera vez,
repitiendo las mismas palabras.
Luego volvió con sus discípulos
y les dijo:
Jesús
¿Queréis todavía dormir y reposar?
Mirad: Es llegada la hora en que el
Hijo del Hombre va a ser entregado
en manos de los pecadores.
¡Levantaos, vámonos! Mirad, ya se
acerca aquél que me traiciona.
Evangelista
Y mientras estaba pronunciando
estas palabras, llegó Judas, uno
de los doce, y con él un gran
gentío armado de espadas y palos,
enviado por los sumos sacerdotes
y los ancianos del pueblo. El
traidor les había dado esta señal:
"Aquél a quien yo besare, ése
es; prendedle". Y al instante
se acercó a Jesús y dijo:
Judas
¡Dios te guarde, Maestro!
Evangelista
Y le besó.
Jesús le dijo:
Jesús
Querido amigo,
¿a qué has venido?
Evangelista
Entonces se adelantaron los demás,
pusieron las manos sobre Jesús
y le prendieron.
NR. 33 DUETT (Sopran, Alt, Chor)
Solisten:
So ist mein Jesus nun gefangen.
Mond und Licht
ist vor Schmerzen untergangen,
Weil mein Jesus ist gefangen.
Sie führen ihn; er ist gebunden.
Chor:
Laßt ihn, haltet, bindet nicht!
Sind Blitze, sind Donner
in Wolken verschwunden?
Eröffne de feurigen Abgrund,
o Hölle
Zertrümmre, verderbe,
verschlinge, zerschelle
Mit plötzlicher Wut
den falschen Verräter,
das mördrische Blut!
NUM. 33 DÚO (Soprano, Contralto, Coro)
Solistas:
Así es hecho preso mi Jesús.
La luna y las estrellas
se han ocultado a causa del dolor,
pues mi Jesús ha sido hecho preso.
Ya le llevan maniatado.
Coro:
¡Dejadle, soltadle, no le atéis!
¿Han desaparecido
los rayos y truenos de las nubes?
¡Oh, infierno,
abre tu abismo de fuego,
destroza, derriba,
devora, aniquila
con súbita cólera
al pérfido traidor,
al monstruo asesino!
NR. 34 REZITATIV (26, 51-56)
Evangelist
Und siehe, einer aus denen, die mit
Jesu waren, reckete die Hand aus
und schlug des Hohenpriesters
Knecht, und hieb ihm ein Ohr ab.
Da sprach Jesus zu ihm:
Jesus
Stecke dein Schwert an seinen Ort;
denn wer das Schwert nimmt, der
soll durchs Schwert umkommen.
Oder meinest du, daß ich nicht
könnte meinen Vater bitten, daß er
mir zuschickte mehr denn zwölf
Legion Engel? Wie würde aber die
Schrift erfüllet?
Es muß also gehen.
Evangelist
Zu der Stund' sprach Jesus zu
den Scharen:
Jesus
Ihr seid ausgegangen als zu einem
Mörder, mit Schwertern und mit
Stangen, mich zu fahen; bin ich
doch täglich bei euch gesessen und
habe gelehret im Tempel, und ihr
habt mich nicht gegriffen. Aber das
ist alles geschehen, daß erfüllet
würden die Schriften der Propheten.
Evangelist
Da verließen ihn alle Jünger und
flohen.
NUM.34 RECITATIVO (26,51-56)
Evangelista
Y he aquí que uno de los que
estaban con Jesús desenvainó su
espada e hirió a uno de los criados
del sumo sacerdote, cortándole una
oreja. Entonces le dijo Jesús:
Jesús
Envaina tu espada, pues
quien a espada mata, a
espada morirá. ¿No sabes que,
si se lo pido, mi Padre puede
enviarme más de doce legiones
de ángeles? Mas, ¿cómo se
cumplirían entonces las
Escrituras que dicen que tiene
que suceder así?
Evangelista
Entonces en aquella hora habló
Jesús a las turbas:
Jesús
Habéis venido a prenderme
como a un asesino, con espadas
y palos; a diario me he sentado
con vosotros en el templo,
enseñándoos, y no me prendisteis.
En verdad que todo esto ha sucedido
para que se cumplan las Escrituras
de los profetas.
Evangelista
Entonces todos los discípulos
huyeron, abandonándole.
NR. 35. CHORAL
O Mensch,
bewein' dein' Sünde groß,
Darum Christus sein's Vaters Schoß
Äußert und kam auf Erden.
Von einer Jungfrau, rein und zart,
Für uns er hie geboren ward,
Er wollt' der Mittler werden.
Den'n Toten er das Leben gab,
Und legt' dabei all' Krankheit ab,
Bis sich die Zeit herdrange,
Daß er für uns geopfert würd,
Trüg'' uns'rer Sünden
schwere Bürd'
Wohl an dem Kreuze lange.
NUM. 35 CORAL
Oh, hombre, llora tu gran pecado,
por el cual Cristo dejó
el seno de su Padre
y descendió a este Mundo.
De una Virgen dulce y pura
nació para nosotros,
Él quiso ser mediador.
Ha dado vida a los muertos,
y ha curado a los enfermos,
hasta que le ha llegado la hora
de ser sacrificado por nosotros,
de llevar sobre la cruz
la pesada carga
de nuestros pecados.
Si deseas comunicarte con el sitio, puedes escribir a etf.direccion@gmail.com