Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
estoy registrado  |  ¿registrarme?
rápido, gratis y seguro
El Testigo Fiel
«Mira que estoy a la puerta y llamo, si alguno oye mi voz y me abre la puerta, entraré en su casa y cenaré con él, y él conmigo...»
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde 2003
Iglesia en el Mundo
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Yahoo
Enviar por email

En el Cenáculo, como los discípulos, en la fiesta de Pentecostés

06 de jun de 2017
Es Pentecostés y en Jerusalén, más que nunca, se repite la historia: hombres de todas partes del mundo, en muchas lenguas, anuncian con alegría al Señor.

Igual que los discípulos reunidos en oración recibieron el Espíritu Santo, así, durante la celebración en Jerusalén, los discípulos de hoy de todo el mundo han pedido la venida del mismo Espíritu. Para festejar esta solemnidad los frailes franciscanos de la Custodia de Tierra Santa han celebrado una misa por la mañana en la iglesia de San Salvador y después se han dirigido al Cenáculo por la tarde para las segundas vísperas.

Desde que los frailes no pueden celebrar misa en el Cenáculo, San Salvador es el lugar designado para hacerlo. El día de Pentecostés también era la fiesta de la parroquia de San Salvador y, por tanto, ha sido el párroco, fray Nerwan Al-Banna, quien ha pronunciado la homilía: «Para nosotros, los habitantes de Jerusalén y de esta parroquia, Pentecostés significa mucho: con la venida del Espíritu Santo, justo aquí, en Jerusalén nació la Iglesia».

El Custodio de Tierra Santa fray Francesco Patton presidía la ceremonia. «La fiesta de hoy es el cumplimiento de la Pascua – afirmaba el Custodio -. Si en don del Espíritu Santo, no seríamos cristianos vivos, sino muertos. El Espíritu se llama así, precisamente porque es el mismo aliento de Dios que se nos da, cuando Jesús sopla sobre nosotros». El coro de la Custodia de Tierra Santa entonaba en latín la secuencia de Pentecostés para invocar la venida del Espíritu.

En la iglesia de San Salvador, la participación en la celebración y en el posterior refrigerio era numerosa. Entre los aplausos de los parroquianos, el Custodio de Tierra Santa y el párroco cortaron la tarta en la concurrida sala de la Inmaculada.

A primera hora de la tarde, una procesión partía del convento de San Salvador para llegar al lugar donde ocurrió Pentecostés: el Cenáculo. Escoltados por la policía israelí, los franciscanos hacían su entrada en el santo lugar en el monte Sion entre una multitud de peregrinos de todas partes del mundo. Justo allí, en la “sala del descenso del Espíritu Santo”, se celebraba la memoria de aquel momento. «En este día de Pentecostés, en este lugar donde por primera vez el Espíritu descendió sobre los apóstoles reunidos en oración junto con la Virgen María, es importante que invoquemos un nuevo Espíritu sobre la Iglesia y sobre la humanidad, sobre cada uno de nosotros y sobre cada criatura, sobre esta Tierra Santa y sobre todas las naciones que necesitan paz y reconciliación». Así decía el Custodio de Tierra Santa hablando en inglés a todos los presentes en el Cenáculo. «Ven, Espíritu Santo», cantaban los frailes, a los que se unía toda la asamblea. En el aire espeso por el calor, el perfume del santo oleo esparcido por el Custodio llenaba el atestado Cenáculo.

«Vengo de la India, pero trabajo en Jerusalén – decía una mujer -. Hoy quiero pedir el Espíritu Santo para afrontar mis dificultades diarias. Sé que el Espíritu me ayudará». «Estoy contento de haber venido en peregrinación a Tierra Santa precisamente con ocasión de esta fiesta», exclamaba lleno de alegría un peregrino polaco. Paloma, una religiosa española, decía: «Invoco hoy aquí al Espíritu Santo y especialmente el don de la fortaleza, para poder vencer las tentaciones de cada día». En el Cenáculo resonaba el Padrenuestro que los fieles proclamaban, cada uno en su propia lengua, como nuevos discípulos de Cristo en oración, esperando el Espíritu Santo.’

fuente: Blog Tierra Santa
puedes agregar un comentario
nombre:
email (opt):
comentario:
Ip: 54.144.23.12
Copia este código antispam en el casillero:
Buscador simple (o avanzado)
El buscador «simple» permite buscar con rapidez una expresión entre los campos predefinidos de la base de datos. Por ejemplo, en la biblioteca será en título, autor e info, en el santoral en el nombre de santo, en el devocionario, en el título y el texto de la oración, etc. En cada caso, para saber en qué campos busca el buscador simple, basta con desplegar el buscador avanzado, y se mostrarán los campos predefinidos. Pero si quiere hacer una búsqueda simple debe cerrar ese panel que se despliega, porque al abrirlo pasa automáticamente al modo avanzado.
 
Además de elegir en qué campos buscar, hay una diferencia fundamental entre la búsqueda simple y la avanzada, que puede dar resultados completamente distintos: la búsqueda simple busca la expresión literal que se haya puesto en el cuadro, mientras que la búsqueda avanzada descompone la expresión y busca cada una de las palabras (de más de tres letras) que contenga. Por supuesto, esto retorna muchos más resultados que en la primera forma. Por ejemplo, si se busca en la misma base de datos la expresión "Iglesia católica" con el buscador simple, encontrará muchos menos resultados que si se lo busca en el avanzado, porque este último dirá todos los registros donde está la palabra Iglesia, más todos los registros donde está la palabra católica, juntos o separados.
 
Una forma de limitar los resultados es agregarle un signo + adelante de la palabra, por ejemplo "Iglesia +católica", eso significa que buscará los registros donde estén las dos palabras, aunque pueden estar en cualquier orden.
La búsqueda no distingue mayúsculas y minúsculas, y no es sensible a los acentos (en el ejemplo: católica y Catolica dará los mismos resultados).
Noticias de los últimos 15 días
Roma
Bergoglio escribió el prefacio del libro de un suizo de ... no leida
Puntualmente a mediodía del 15 de agosto, y ante la ... no leida
Durante el Ángelus, el Pontífice puso en guardia frente a ... (1 coms.) no leida
Texto de la catequesis del Papa del miércoles. ... no leida
El Secretario de Estado vaticano al periódico italiano “Avvenire”: el ... no leida
Palabras del Papa en el Ángelus de hoy, sobre el ... no leida
El papa retomó en este comienzo de agosto las catequesis ... no leida
Familia y Vida
Se trata de los Hermanos de la Caridad, que se ... no leida
Iglesia en el Mundo
La fiscalía rechaza la demanda de la iglesia de San ... no leida
Los obispos coreanos difundieron na Exhortación sobre las crecientes tensiones ... (1 coms.) no leida
Atacados por guerras, emigración e inseguridad, las comunidades cristianas ya ... no leida
Dice el postulador diocesano de la causa de beatificación del ... no leida
América y España
Ya se acerca el Jubileo Teresiano y el Coro y ... (1 coms.) no leida
En el día de la Asunción se conmemora el centenario ... no leida
Junto a la publicación del editorial de L`Osservatore Romano con ... no leida
El padre Bartolomeo Giaccaria, salesiano, vive desde hace 60 años ... (1 coms.) no leida
El camino estrecho de la negociación y el trágico del ... no leida
Un repaso por el episcopado del cardenal primado de México ... no leida
Espiritualidad y Cultura
El Vaticano advierte a los católicos sobre los mensajes que ... no leida
A lo largo de los siglos los Pontífices han salido ... no leida
90 años adorando al Señor sin siquiera poder verlo en ... no leida
Solidaridad
Los propios inmigrantes lo llaman "el cura que protege a ... (2 coms.) no leida
© El Testigo Fiel - 2003-2016 - todos los contenidos del portal pueden reproducirse libremente, mencionando la fuente.
Sitio realizado por Abel Della Costa