Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
estoy registrado  |  ¿registrarme?
rápido, gratis y seguro
El Testigo Fiel
«Mira que estoy a la puerta y llamo, si alguno oye mi voz y me abre la puerta, entraré en su casa y cenaré con él, y él conmigo...»
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde 2003
Roma
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Yahoo
Enviar por email

Homilía del Papa: llamar al corazón de Dios con la oración

13 de oct de 2017
El Papa visitó el Pontificio Instituto Oriental, fundado por Benedicto XV el 15 de Octubre de 1917, y que cumple sus primeros 100 años. Celebró allí la Eucaristía.

Tras haber visitado, el segundo jueves de octubre, la sede del Pontificio Instituto Oriental de Roma, para saludar a los Superiores de la Congregación para las Iglesias Orientales, a los Patriarcas y a los Arzobispos Mayores; y tras encontrarse con los benefactores y con la Comunidad de los Jesuitas, el Papa Francisco presidió, a las 10.15, en la Basílica de Santa María La Mayor, una Concelebración Eucarística por el Centenario de la Congregación para las Iglesias Orientales, que fue instituida por el Papa Benedicto XV con el Motu Proprio Dei Providentis del 1º de mayo de 1917.

En su homilía, el Papa comenzó dando gracias al Señor por la fundación de esta Congregación junto al Pontificio Instituto Oriental, hace exactamente un siglo. Y recordó que en aquel entonces arreciaba la Primera Guerra Mundial; mientras hoy – como ya lo dijo en diversas ocasiones – “vivimos otra guerra mundial, si bien a pedazos”. Por esta razón Francisco afirmó: “Y vemos a tantos de nuestros hermanos y hermanas cristianos de las Iglesias orientales que sufren persecuciones dramáticas y una diáspora cada vez más inquietante. Esto hace que surja tantas preguntas, tantos ‘por qué’, que se asemejan a los de la Primera Lectura del día, tomada del libro de Malaquías (3,13-20 a)”.

Tras recordar que en aquel episodio el Señor se lamenta con su gente diciendo que son duros los razonamientos que hacen contra Él, el Santo Padre agregó:

“Cuántas veces también nosotros hacemos esta experiencia, y cuántas veces la escuchamos en las confidencias y en las confesiones de las personas que nos abren su corazón. Vemos a los malvados, aquellos que, sin escrúpulos, hacen sus propios intereses, aplastando a los demás, y parece que a ellos las cosas les van bien: obtienen lo que quieren y piensan sólo en disfrutar la vida...”.

De todos estos “¿por qué?”, que también aparecen en la Sagrada Escritura, el Obispo de Roma dijo que a ellos responde la misma Palabra de Dios en el pasaje del profeta en el que se lee que el Señor los escuchó. De manera que Dios no se olvida de sus hijos, puesto que su memoria es para los justos, para quienes sufren, están oprimidos y se preguntan “¿por qué?”. Y sin embargo, añadió, “no cesan de confiar en el Señor”.

“Cuántas veces la Virgen María, en su camino, se ha preguntado ‘¿por qué?’; pero en su corazón, en el que meditaba cada cosa, la gracia de Dios hacía resplandecer la fe y la esperanza”.

El Papa Bergoglio reafirmó que cuando se reza se necesita el coraje de la fe; es decir, tener confianza en que el Señor nos escucha. Tener el valor de llamar a su puerta, tal como el mismo Señor lo dice: “el que quiere recibe, el que busca encuentra y al que llama se le abrirá”. (v. 10).

“Pero nuestra oración ¿es verdaderamente así? ¿Nos implica verdaderamente, implica nuestro corazón y nuestra vida? ¿Sabemos llamar al corazón de Dios?”.

“El hombre – dijo el Papa Francisco hacia el final de su reflexión – llama con la oración a la puerta de Dios para pedir la gracia. Y Él, que es Padre, me da eso y más: el don, el Espíritu Santo”. Y concluyó su homilía invitando a aprender a llamar al corazón de Dios. Y a hacerlo con coraje, con una oración valerosa que inspire y alimente también su servicio en la Iglesia, a fin de que su empeño dé frutos a su tiempo y lleguen a ser como los árboles, cuyas hojas no se marchitan (Cfr. Sal 1, 3).

fuente: Vatican News
puedes agregar un comentario
nombre:
email (opt):
comentario:
Ip: 54.81.254.212
Copia este código antispam en el casillero:
Buscador simple (o avanzado)
El buscador «simple» permite buscar con rapidez una expresión entre los campos predefinidos de la base de datos. Por ejemplo, en la biblioteca será en título, autor e info, en el santoral en el nombre de santo, en el devocionario, en el título y el texto de la oración, etc. En cada caso, para saber en qué campos busca el buscador simple, basta con desplegar el buscador avanzado, y se mostrarán los campos predefinidos. Pero si quiere hacer una búsqueda simple debe cerrar ese panel que se despliega, porque al abrirlo pasa automáticamente al modo avanzado.
 
Además de elegir en qué campos buscar, hay una diferencia fundamental entre la búsqueda simple y la avanzada, que puede dar resultados completamente distintos: la búsqueda simple busca la expresión literal que se haya puesto en el cuadro, mientras que la búsqueda avanzada descompone la expresión y busca cada una de las palabras (de más de tres letras) que contenga. Por supuesto, esto retorna muchos más resultados que en la primera forma. Por ejemplo, si se busca en la misma base de datos la expresión "Iglesia católica" con el buscador simple, encontrará muchos menos resultados que si se lo busca en el avanzado, porque este último dirá todos los registros donde está la palabra Iglesia, más todos los registros donde está la palabra católica, juntos o separados.
 
Una forma de limitar los resultados es agregarle un signo + adelante de la palabra, por ejemplo "Iglesia +católica", eso significa que buscará los registros donde estén las dos palabras, aunque pueden estar en cualquier orden.
La búsqueda no distingue mayúsculas y minúsculas, y no es sensible a los acentos (en el ejemplo: católica y Catolica dará los mismos resultados).
Noticias de los últimos 15 días
Roma
Miles de fieles y peregrinos, desafiando el calor de la ... no leida
Una charla con el periodista Nello Scavo sobre las noticias ... no leida
El libro de Marengo sobre el origen de la encíclica: ... no leida
En alusión a la lectura dominical que narra cuando Jesús ... no leida
Tenía 75 años y murió en Estados Unidos. Estaba enfermo ... no leida
Un currículum profesional de indiscutible valor al que se suman ... no leida
Mientras una comisión estudia la cuestión de las diaconisas, el ... no leida
Ecuménicas e interreligiosas
Una parroquia y una mezquita de Fuengirola organizan un campamento ... no leida
Los mártires coptos fueron asesinados por el Daesh en 2015, ... no leida
Un grito que sube al trono de Dios: es el ... no leida
En el pasado, el diálogo ecuménico ha tenido un enfoque ... no leida
Iglesia en el Mundo
El visitador permanente del Papa Francisco en el pueblito de ... no leida
Muchas diócesis católicas en el gigante asiático celebran la eucaristía ... no leida
Fue elegido Pagliarani, figura poco conocida y cercana al obispo ... no leida
América y España
La crisis en el clero se agudiza con la detención ... no leida
Al concluir la 110º Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal ... no leida
A pocos días de la convocatoria que reunió a una ... no leida
“América en misión, el Evangelio es alegría”, es el lema ... no leida
Entrevista con el nuevo director del Instituto Español de Misiones ... no leida
Indignantes declaraciones de Rosario Murillo esposa de Daniel Ortega y ... (1 coms.) no leida
Un bandolero argentino del siglo XIX a quien la Iglesia ... no leida
Continúa el cambio de obispos y el desconcierto del pueblo. ... no leida
Espiritualidad y Cultura
14-07/18 - Los niños y la fe
Los niños son los “predilectos” de Dios. Jesús los pone ... no leida
El estudioso italiano manda una copia de su último libro ... no leida
Solidaridad
En la misa en San Pedro con los refugiados y ... no leida
La celebración será en la Basílica de San Pedro mañana, ... no leida
© El Testigo Fiel - 2003-2018 - todos los contenidos del portal pueden reproducirse libremente, mencionando la fuente.
Sitio realizado por Abel Della Costa