Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
estoy registrado  |  ¿registrarme?
rápido, gratis y seguro
El Testigo Fiel
«Mira que estoy a la puerta y llamo, si alguno oye mi voz y me abre la puerta, entraré en su casa y cenaré con él, y él conmigo...»
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde 2003
Roma
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Yahoo
Enviar por email

¿Cuál es el sueño de Dios para el hombre?

29 de oct de 2017
Papa Francisco, en el mediodía de este domingo 29 de octubre, en sus palabras previas al rezo del Ángelus, explicó la lectura de san Mateo que se lee en la liturgia acerca del mandamiento del amor. Desde la ventana del Palacio Apostólico el Santo Padre reflexionó sobre la pregunta que le hacen los fariseos a Jesús: ¿Cuál es el mandamiento más grande de la Ley?

Queridos hermanos y hermanas, ¡buenos días!

Este domingo la liturgia nos presenta un pasaje evangélico breve, pero muy importante (Cfr. Mt 22,34-40). El evangelista Mateo narra que los fariseos se reunieron para poner a prueba a Jesús. Uno de ellos, un doctor de la Ley, le dirige esta pregunta: «Maestro, ¿cuál es el mandamiento más grande de la Ley?» (v. 36). Es una pregunta insidiosa, porque en la Ley de Moisés son mencionados más de seiscientos preceptos. ¿Cómo distinguir, entre todos estos, el mandamiento más grande? Pero Jesús no tiene duda alguna y responde: «Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma y con todo tu espíritu». Y agrega: «Amarás a tu prójimo como a ti mismo» (vv. 37.39).

Esta respuesta de Jesús no es presupuesta, porque, entre los múltiples preceptos de la ley hebrea, los más importantes eran los diez Mandamientos, comunicados directamente por Dios a Moisés, como condición del pacto de alianza con el pueblo. Pero Jesús quiere hacer entender que sin el amor por Dios y por el prójimo no existe verdadera fidelidad a esta alianza con el Señor. Tú puedes hacer tantas cosas buenas, cumplir tantos preceptos, tantas cosas buenas, pero si tú no tienes amor, esto no sirve.

Lo confirma otro texto del Libro del Éxodo, llamado “código de la alianza”, donde se dice que no se puede estar en la Alianza con el Señor y maltratar a quienes gozan de su protección. ¿Y quiénes son estos que gozan de la protección? Dice la Biblia: la viuda, el huérfano, el migrante, es decir, las personas más solas e indefensas (Cfr. Ex 22,20-21).

Respondiendo a esos fariseos que lo habían interrogado, Jesús trata también de ayudarlos a poner en orden en su religiosidad, para restablecer lo que verdaderamente cuenta y lo que es menos importante. Dice: «De estos dos mandamientos dependen toda la Ley y los Profetas» (Mt 22,40). Son los más importantes, y los demás dependen de estos dos. Y Jesús ha vivido justamente así su vida: predicando y obrando lo que verdaderamente cuenta y es esencial, es decir, el amor. El amor da impulso y fecundidad a la vida y al camino de fe: sin el amor, sea la vida, sea la fe permanecen estériles.

Lo que Jesús propone en esta página evangélica es un ideal estupendo, que corresponde al deseo más auténtico de nuestro corazón. De hecho, nosotros hemos sido creados para amar y ser amados. Dios, que es Amor, nos ha creado para hacernos partícipes de su vida, para ser amados por Él y para amarlo, y para amar con Él a todas las personas. Este es el “sueño” de Dios para el hombre. Y para realizarlo tenemos necesidad de su gracia, necesitamos recibir en nosotros la capacidad de amar que proviene de Dios mismo. Jesús se ofrece a nosotros en la Eucaristía justamente por esto. En ella nosotros recibimos su Cuerpo y su Sangre, es decir, recibimos a Jesús en la expresión máxima de su amor, cuando Él se ofreció a sí mismo al Padre por nuestra salvación.

La Virgen Santa nos ayude a acoger en nuestra vida el “gran mandamiento” del amor a Dios y al prójimo. De hecho, si incluso lo conocemos desde cuando éramos niños, no terminaremos jamás de convertirnos a ello y de ponerlo en práctica en las diversas situaciones en las cuales nos encontramos”.

fuente: Aica
Comentarios
por rOSY (i) (187.142.156.---) - mié , 08-nov-2017, 16:59:41

Bien, bien Lupita. Esto esta hermoso este escrito fuente Aica . ¿Cuál es el sueño de Dios a el hombre? Papa Francisco en el mediodia de este domingo 29 de Octubre explicó la lectura de San Mateo 22, 34-40 acerca del mandamiento del amor Desde la Ventana del palacio apostólico el santo Padre reflexionó sobre la pregunta que le hacen los fariseos a Jesús ¿cuál es el mandamiento más grande de la Ley? .

Pero Jesús quiere hacer entender que sin el amor por dios y por el prójimo no existe verdadera fidelidad a esta alianza con el Señor. Tú puedes hacer tantas cosas buenas, pero si tu no tienes amor esto se vuelve vano. Dice . De estos dos mandamientos dependía toda la Ley y los profetas

puedes agregar un comentario
nombre:
email (opt):
comentario:
Ip: 54.145.103.69
Copia este código antispam en el casillero:
Buscador simple (o avanzado)
El buscador «simple» permite buscar con rapidez una expresión entre los campos predefinidos de la base de datos. Por ejemplo, en la biblioteca será en título, autor e info, en el santoral en el nombre de santo, en el devocionario, en el título y el texto de la oración, etc. En cada caso, para saber en qué campos busca el buscador simple, basta con desplegar el buscador avanzado, y se mostrarán los campos predefinidos. Pero si quiere hacer una búsqueda simple debe cerrar ese panel que se despliega, porque al abrirlo pasa automáticamente al modo avanzado.
 
Además de elegir en qué campos buscar, hay una diferencia fundamental entre la búsqueda simple y la avanzada, que puede dar resultados completamente distintos: la búsqueda simple busca la expresión literal que se haya puesto en el cuadro, mientras que la búsqueda avanzada descompone la expresión y busca cada una de las palabras (de más de tres letras) que contenga. Por supuesto, esto retorna muchos más resultados que en la primera forma. Por ejemplo, si se busca en la misma base de datos la expresión "Iglesia católica" con el buscador simple, encontrará muchos menos resultados que si se lo busca en el avanzado, porque este último dirá todos los registros donde está la palabra Iglesia, más todos los registros donde está la palabra católica, juntos o separados.
 
Una forma de limitar los resultados es agregarle un signo + adelante de la palabra, por ejemplo "Iglesia +católica", eso significa que buscará los registros donde estén las dos palabras, aunque pueden estar en cualquier orden.
La búsqueda no distingue mayúsculas y minúsculas, y no es sensible a los acentos (en el ejemplo: católica y Catolica dará los mismos resultados).
Noticias de los últimos 15 días
Roma
En Santa Marta, Francisco aclaró cuáles son la naturaleza y ... no leida
El Papa Francisco saluda al P. Gustavo Gutiérrez por sus ... no leida
Mensaje del Papa Francisco al Patriarca Bartolomé y a los ... no leida
El Papa Francisco en la homilía de la Misa en ... (3 coms.) no leida
La presencia de Cristo Eucaristía es un fuego que quema ... no leida
Ecuménicas e interreligiosas
Historias de convivencia entre cristianos y musulmanes. La calidad de ... no leida
Familia y Vida
En el marco de la Jornada de Ayuno y Oración ... no leida
Iglesia en el Mundo
es urgente formar a los catequistas, a los laicos y ... no leida
América y España
El papa Francisco autorizó la publicación del decreto que “reconoce ... no leida
Al encabezar la IV Caminata por la Paz, el obispo ... no leida
Tras las gracias que concedieron tras su paso por Bilbao, ... no leida
Espiritualidad y Cultura
El Santo Padre recibe a los participantes de la Escuela ... no leida
En realidad nunca merezco el perdón, pero Dios quiere dármelo. ... no leida
¿Cómo usar los medios de comunicación social con fines cristianos? ... no leida
© El Testigo Fiel - 2003-2018 - todos los contenidos del portal pueden reproducirse libremente, mencionando la fuente.
Sitio realizado por Abel Della Costa