Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
estoy registrado  |  ¿registrarme?
rápido, gratis y seguro
El Testigo Fiel
«Mira que estoy a la puerta y llamo, si alguno oye mi voz y me abre la puerta, entraré en su casa y cenaré con él, y él conmigo...»
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde 2003

Sigamos con nuestro paternalismo para analfabetos

por Blog «Todo era bueno»
23 de noviembre de 2012
Explicar la Biblia de un modo adulto: piedra angular de la Nueva Evangelización.

La reciente polvareda sobre el libro del Papa y lo que dice del buey y la mula me han hecho pensar varias cuestiones:

  • La gente no sabe leer. Una cosa es decir que "no consta" que hubiera buey y mula en el establo, y la otra que "de hecho" no los hubiera. La explicación que da el Papa de este asunto es prudente, razonada y serena. Si la gente supiera leer no habría problema.
  • Una mula era un animal carísimo, de importación (la ley judía prohibe la crianza de animales cruzados, aunque permite su compra y manejo). Una mula era una especie de BMW del siglo I. Es improbable que hubiera uno allí. Aunque suene mal, como mucho se trataba de un burro o burra. Probablemente.
  • Durante siglos la sociedad ha sido mayoritariamente analfabeta y la Iglesia tenía cierto control sobre bibliotecas, editoriales, escuelas y otros medios de (in)formación. En esa época no se quiso/pudo suplir la escasa formación de los católicos respecto de la Biblia (y otros asuntos de crucial importancia). Como eran analfabetos en su mayoría y se fiaban de lo que la Iglesia les decía, no había problemas. Mejor no quitarles de la boca el chupete-placebo devocional (y supersticioso), no fuera que se "escandalizaran". Esa falta de valentía y de inteligencia ha traído estos lodos. Puede que hace cincuenta años no hiciera falta mirar a los ojos a la gente y educarla "caiga lo que caiga", pero hoy no es posible (ni adecuado) mantener esa situación. Si no quieres explicarcomo Dios manda la verdad de Adán y Eva o la de la mantanza de los Inocentes (o lo de la Presentación de la Virgen al Templo...) otros lo harán. Y pasará lo que ha pasado. Que con lo superficial arrancarán lo importante, metiéndolo todo en la misma bolsa de descrédito intelectual.

Hace unos años estuve explicando en una parroquia la Sábana Santa de Turín como preparación para la Cuaresma. Me serví de los datos de la Sábana para explicar cómo pudo ser la agonía de Jesús, asfixiado en la Cruz. Al acabar, una señora presente me preguntó cómo podía ser, si Jesús apenas podía respirar, que hubiera pronunciado las siete palabras, considerando que, además, es improbable que hubieran dejado a su madre o a sus amigos acercarse a "charlar" con él. Mi respuesta fue una variante (juvenilmente demasiado imprudente, lo reconozco) de "Usted misma". Con la consiguiente desazón de algunas personas, que el párroco de entonces y su sucesor no dejan de recordarme de cuando en cuando. Quizá en esa época la gente se fue a casa intentando quitarse de la cabeza lo de los intentos de Jesús por respirar, y la difícil explicación de sus conversaciones en la cruz. Mejor mantener la fe de toda la vida. Lo de las siete palabras de la cuaresma. Estoy seguro de que se les hubiera podido explicar mejor sin faltar a la verdad. Pero se prefirió no quitarles el chupete. Hoy en día, lo más probable es que se hayan topado con algún documental del National Geographic sobre la muerte de Jesús en el que se concluya:racionalmente hablando, lo que dicen los evangelios es mentira. La Iglesia os ha engañado en eso y, probablemente, en muchas otras cosas. No es de fiar. Sólo explican cuentos infantiles para analfabetos crédulos

En resumen: o arrancamos nosotros el esparadrapo o lo arrancarán otros, que se llevarán con él, además, un buen trozo de piel. 

Explicar la Biblia de un modo adulto es piedra angular de la Nueva Evangelización.

(El Post original -que ha sido transcripto completo- puede leerse aquí)

Comentarios
por Gladys Moreno Campos (i) (186.159.13.---) - mar , 27-nov-2012, 14:35:03


Estoy de acuerdo con el articulo, me preocupa como se va relativisando la fe. como los principios esenciales que debiesen sostener la fe de los cristianos catolicos se trata de desteñir de la manera mas ironica y se le da paso a una fe acomodada a las circunstancias del momento

por paco mora (i) (87.219.135.---) - mié , 28-nov-2012, 18:51:45

Excelente y didáctico artículo.
Nunca hubo tanto negro sobre blanco en nuestra sociedad, ahora nominada "de la información", que nos rodea y abruma con tantos datos pero tambien con tanta tontería para,ciertamente,consumo de esta sociedad analfabeta funcional que no va más allá de un titular o un comentario provocador.
Gracias amigo -y hermanos de la web- por ilustrarnos y acompañarnos en la fé.

por Ene Roa (i) (186.30.182.---) - dom , 09-dic-2012, 16:12:29

Lo de la mula (o la burra) y el buey es una disusión tonta. Si Jesús nació en un pesebre, el pesebre no es para las gallinas. Y si era de noche, la burra o el buey estaban allí, no a la intemperie.
Si la luz de los magos era una nova, ¿cómo es que la vieron, no la vieron, volvieron a verla y se alegraron? ¿Cómo es que se posó sobre el pesebre? O fue una luz milagrosa o un ángel, pero no una nova.
Es que con esas teologías modernas, en que los teólogos que nacieron miles de años después saben más que los que vieron los hechos, la doctrina se nos desmorona, y no sólo en detalles secundarios, sino en lo esencial.
Por eso, "Te alabo, Padre, que mostraste esto a los sencillos y lo ocultaste a los sabios" (Mt 11,25; Lc 10,21).
Es demostrable que abundan más las vocaciones en los institutos que viven el Evangelio sin glosa, como pedía San Francisco de Asís.
¿Será porque son niños que gustan del chupo, o será don de Dios?

puedes agregar un comentario
nombre:
email (opt):
comentario:
Ip: 54.91.171.137
Copia este código antispam en el casillero:
Buscador simple (o avanzado)
El buscador «simple» permite buscar con rapidez una expresión entre los campos predefinidos de la base de datos. Por ejemplo, en la biblioteca será en título, autor e info, en el santoral en el nombre de santo, en el devocionario, en el título y el texto de la oración, etc. En cada caso, para saber en qué campos busca el buscador simple, basta con desplegar el buscador avanzado, y se mostrarán los campos predefinidos. Pero si quiere hacer una búsqueda simple debe cerrar ese panel que se despliega, porque al abrirlo pasa automáticamente al modo avanzado.
 
Además de elegir en qué campos buscar, hay una diferencia fundamental entre la búsqueda simple y la avanzada, que puede dar resultados completamente distintos: la búsqueda simple busca la expresión literal que se haya puesto en el cuadro, mientras que la búsqueda avanzada descompone la expresión y busca cada una de las palabras (de más de tres letras) que contenga. Por supuesto, esto retorna muchos más resultados que en la primera forma. Por ejemplo, si se busca en la misma base de datos la expresión "Iglesia católica" con el buscador simple, encontrará muchos menos resultados que si se lo busca en el avanzado, porque este último dirá todos los registros donde está la palabra Iglesia, más todos los registros donde está la palabra católica, juntos o separados.
 
Una forma de limitar los resultados es agregarle un signo + adelante de la palabra, por ejemplo "Iglesia +católica", eso significa que buscará los registros donde estén las dos palabras, aunque pueden estar en cualquier orden.
La búsqueda no distingue mayúsculas y minúsculas, y no es sensible a los acentos (en el ejemplo: católica y Catolica dará los mismos resultados).
Espiritualidad
Letras
Crónicas y opinión
Teología
© El Testigo Fiel - 2003-2016 - todos los contenidos del portal pueden reproducirse libremente, mencionando la fuente.
Sitio realizado por Abel Della Costa