Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
estoy registrado  |  ¿registrarme?
rápido, gratis y seguro
El Testigo Fiel
«Mira que estoy a la puerta y llamo, si alguno oye mi voz y me abre la puerta, entraré en su casa y cenaré con él, y él conmigo...»
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde 2003

Acerca de los evangelios

por Lic. Abel Della Costa
Nació en Buenos Aires en 1963. Realizó la licenciatura en teología en Buenos Aires, y completó la especialización en Biblia en Valencia.
Desde 1988 hasta 2003 fue profesor de Antropología Teológica y Antropología Filosófica en en la Universidad Católica Argentina, Facultad de Ciencias Sociales.
En esos mismos años dictó cursos de Biblia en seminarios de teología para laicos, especialmente en el de Nuestra Señora de Guadalupe, de Buenos Aires.
En 2003 fundó el portal El Testigo Fiel.
11 de octubre de 2013
Libro virtual acerca del estudio actual de los evangelios

En este escrito iré desarrollando, de manera lo más completa posible, una síntesis de lo que en la actualidad afirman los especialistas acerca de los evangelios, tratando sobre todo de mostrar cómo todas esas afirmaciones no sólo nos permiten acceder mejor al evangelio, sino que le hacen plena justicia a lo que los creyentes afirmamos en la fe acerca de ello: que son palabra de Dios, que son verdaderos, que están libres de error, que en ellos se contiene la revelación plena de Dios: la persona misma de Jesús.

Observo con cierta tristeza que en muchos webs divulgativos católicos (también en webs cristianos no católicos, pero obviamente me interesa más que esto ocurra en los primeros) la divulgación acerca de los evangelios consiste en repetir afirmaciones antiguas, que hoy por hoy son de muy dudoso valor histórico, y que no se corresponde con lo que el lector lee cuando va a los evangelios, pero como fueron afirmaciones aceptadas en el pasado (en un contexto científico enteramente distinto), parece que tienen que seguir valiendo, e incluso por provenir del pasado, adornarse con el aura de lo antiguo y consolidado.

El estado del estudio católico de la Biblia está muy avanzado, está al mayor nivel posible en nuestra época; sin embargo no ha corrido la misma suerte la divulgación, que parece haberse anclado en una posición defensiva completamente innecesaria, ya que basta con explicar bien los resultados del estudio actual para que el propio lector (y no el apologeta) llegue a la conclusión de que los grandes avances arqueológicos, papirológicos, históricos, exegéticos, etc., no hacen sino iluminar con la riqueza de su variedad humana aquello que como divino está resguardado en la fe.

Muchas de las cuestiones que trataré aquí servirían también para comprender otros libros de la Biblia, sin embargo, los evangelios son su parte más sensible, su núcleo, para el cristiano, por eso, en la imposibilidad de abarcarlo todo, creo una buena opción circunscribirnos a ellos.

Cada una de las afirmaciones aquí presentadas puede avalarse con bibliografía seria y actual; sin embargo, la idea no es presentar un escrito académico, que "asuste" al lector que quiere introducirse en la cuestión, por eso me limitaré a dar algunas pistas bibliográficas sobre todo en lo que puede considerarse material divulgativo, preferentemente en español y al alcance del lector común.

A medida que vaya avanzando el libro se podrá acceder a las demás partes desde este índice.

I- La Biblia y sus manuscritos

II-Principios de Interpretación:

   A-la lectura literal

   B-El género literario

   C-Lo histórico, y diversas formas de entender la historia

      a-Historia sagrada y profana

      b-La gran pregunta

III-Los evangelios en conjunto:

   A-¿qué es un evangelio?

   B-Fechas de composición

   C-Autores humanos

      a-La cuestión joánica

      b-La cuestión lucana

   D-El problema de la armonización

   E-Canónicos y apócrifos

   F-La búsqueda del Jesús histórico

IV-Los Cuatro:

   A-Teorías sinópticas

   B-Mateo

   C-Marcos

   D-Lucas-Hechos

   E-Juan

 

 Biblio-webgrafía

Buscador simple (o avanzado)
El buscador «simple» permite buscar con rapidez una expresión entre los campos predefinidos de la base de datos. Por ejemplo, en la biblioteca será en título, autor e info, en el santoral en el nombre de santo, en el devocionario, en el título y el texto de la oración, etc. En cada caso, para saber en qué campos busca el buscador simple, basta con desplegar el buscador avanzado, y se mostrarán los campos predefinidos. Pero si quiere hacer una búsqueda simple debe cerrar ese panel que se despliega, porque al abrirlo pasa automáticamente al modo avanzado.
 
Además de elegir en qué campos buscar, hay una diferencia fundamental entre la búsqueda simple y la avanzada, que puede dar resultados completamente distintos: la búsqueda simple busca la expresión literal que se haya puesto en el cuadro, mientras que la búsqueda avanzada descompone la expresión y busca cada una de las palabras (de más de tres letras) que contenga. Por supuesto, esto retorna muchos más resultados que en la primera forma. Por ejemplo, si se busca en la misma base de datos la expresión "Iglesia católica" con el buscador simple, encontrará muchos menos resultados que si se lo busca en el avanzado, porque este último dirá todos los registros donde está la palabra Iglesia, más todos los registros donde está la palabra católica, juntos o separados.
 
Una forma de limitar los resultados es agregarle un signo + adelante de la palabra, por ejemplo "Iglesia +católica", eso significa que buscará los registros donde estén las dos palabras, aunque pueden estar en cualquier orden.
La búsqueda no distingue mayúsculas y minúsculas, y no es sensible a los acentos (en el ejemplo: católica y Catolica dará los mismos resultados).
Espiritualidad
Letras
Teología
Biblia
© El Testigo Fiel - 2003-2016 - todos los contenidos del portal pueden reproducirse libremente, mencionando la fuente.
Sitio realizado por Abel Della Costa