Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
estoy registrado  |  ¿registrarme?
rápido, gratis y seguro
El Testigo Fiel
«Mira que estoy a la puerta y llamo, si alguno oye mi voz y me abre la puerta, entraré en su casa y cenaré con él, y él conmigo...»
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde 2003

Organizar la oración para la vigilia de Pentecostés.

pregunta realizada por lourdes de urbáez
7 de junio de 2011

Si sólo se necesitan salmos, el más adecuado es, por supuesto, el 103 (numeración litúrgica, en la numeración que está en las biblias es el 104). Lo que ocurre es que ese salmo ya se usa abundantemente en la liturgia de Pentecostés, así que si no se quiere repetir, se puede utilizar algunos de los salmos «históricos», ya que la acción del Espíritu está estrechamente unida al desarrollo de la historia de la salvación. Serían adecuados los salmos 77, 104 o 105 (numeración en las biblias, 78, 105 y 106), por supuesto, uno solo de ellos, ya que son salmos largos y sobre todo, de gran densidad, así que no conviene acumular. Es recomendable utilizar la versión litúrgica, muy poética, y que se hallará en nuestra web, en la sección "Orar los salmos" (allí están con la numeración litúrgica).

Sin embargo, lo aconsejado en unas vigilias, sobre todo en unas de tal solemnidad como las de Pentecostés, es rezar comunitariamente el Oficio de Lecturas, que ya provee del salmo, las lecturas, y sobre todo la mejor estructura de oración para una ocasión así. Si los participantes no conocen el uso de la liturgia de las horas, es también una buena ocasión para gastar un tiempo en introducir a la práctica de esta oración.

La edición manual de la liturgia no sólo aconseja el rezo del Oficio de Lecturas en las vigilias, sino que además ofrece una variante para completar el Oficio. Copio a continuación los textos que se agregarían al Oficio de Lecturas, y el modo de agregarlos:

Se reza el Oficio de Lecturas completo (sin invitatorio), hasta el segundo responsorio inclusive. Concluido éste se añade lo que sigue (los textos en rojo son sólo indicativos, no se leen en voz alta, los epígrafes pueden leerse o no, según la costumbre del lugar):

Ant (una para toda la serie): No os dejaré huérfanos, y se alegrará vuestro corazón. Aleluya.

Cántico I: Is 63, 1-5: El Señor vence a los enemigos él solo

Epígrafe: Ellos vencieron al dragón con la sangre del Cordero (cf. Ap 12,11)

¿Quién es ése que viene de Edom,

de Bosra, con las ropas enrojecidas?

¿Quién es ése, vestido de gala,

que avanza lleno de fuerza?

Yo, que sentencio con justicia

y soy poderoso para salvar.

¿Por qué están rojos tus vestidos,

y la túnica como quien pisa en el lagar?

Yo solo he pisado el lagar,

y de los otros pueblos nadie me ayudaba.

Los pisé con mi cólera, los estrujé con mi furor;

su sangre salpicó mis vestidos y me manché toda la ropa.

Porque es el día en que pienso vengarme;

el año del rescate ha llegado.

Miraba sin encontrar un ayudante,

espantado al no haber quien me apoyara;

pero mi brazo me dio la victoria,

mi furor fue mi apoyo.

Cántico II: Os 6,1b-6: El Señor, misericordioso, quiere misericordia, y no sacrificios

Epígrafe: Cristo resucitó al tercer día, según las Escrituras (ICo 15,4)

Vamos a volver al Señor:

él, que nos despedazó, nos sanará;

él, que nos hirió, nos vendará.

En dos días nos sanará;

al tercero nos resucitará;

y viviremos delante de él.

Esforcémonos por conocer al Señor:

su amanecer es como la aurora,

y su sentencia surge como la luz.

Bajará sobre nosotros como lluvia temprana,

como lluvia tardía que empapa la tierra.

- «¿Qué haré de ti, Efraín?

¿Qué haré de ti, Judá?

Vuestra piedad es como nube mañanera,

como rocío de madrugada que se evapora.

Por eso os herí por medio de los profetas,

os condené con la palabra de mi boca.

Quiero misericordia, y no sacrificios;

conocimiento de Dios,

más que holocaustos.»

Cántico III: So 3,8-13: El resto de Israel al fin se salvará

Epígrafe: Isaías clama a propósito de Israel: «Aunque el número de los hijos de Israel fuese como la arena del mar, se salvará sólo el residuo» (Rm 9,27)

Esperad -oráculo del Señor-

a que yo me levante a acusar,

porque yo suelo reunir a los pueblos, juntar a los reyes,

para derramar sobre ellos mi furor, el incendio de mi ira;

en el fuego de mi celo se consumirá la tierra entera.

Entonces daré a los pueblos labios puros,

para que invoquen todos el nombre del Señor,

para que le sirvan unánimes.

Desde más allá de los ríos de Etiopía,

mis fieles dispersos me traerán ofrendas.

Aquel día no te avergonzarás

de las obras con que me ofendiste,

porque arrancaré de tu interior

tus soberbias bravatas,

y no volverás a gloriarte

sobre mi monte santo.

Dejaré en medio de ti un pueblo pobre y humilde,

que confiará en el nombre del Señor.

El resto de Israel no cometerá maldades,

ni dirá mentiras,

se hallará en su boca una lengua embustera;

pastarán y se tenderán sin sobresaltos.»

Ant: No os dejaré huérfanos, y se alegrará vuestro corazón. Aleluya.

Lectura del santo evangelio según san Mateo

28,16-20: Id y haced discípulos de todos los pueblos

En aquel tiempo, los once discípulos se fueron a Galilea, al monte que Jesús les había indicado.

Al verlo, ellos se postraron, pero algunos vacilaban. Acercándose a ellos, Jesús les dijo:

«Se me ha dado pleno poder en el cielo y en la tierra. Id y haced discípulos de todos los pueblos, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo; y enseñándoles a guardar todo lo que os he mandado. Y sabed que yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo.»

O bien, el evangelio de la misa de la vigilia:

Lectura del santo evangelio según san Juan

7,37-39: Manarán torrentes de agua viva

El último día, el más solemne de las fiestas, Jesús, en pie, gritaba:

- «El que tenga sed, que venga a mí; el que cree en mí, que beba. Como dice la Escritura: de sus entrañas manarán torrentes de agua viva.»

Decía esto refiriéndose al Espíritu que habían de recibir los que creyeran en él. Todavía no se había dado el Espíritu, porque Jesús no había sido glorificado.

Terminado el evangelio (puede haber una homilía o monición), y luego de un tiempo de silencio conveniente, se continúa con el rezo del Te Deum y la oración final.

Comentarios
por Eva (i) (201.232.81.---) - jue , 02-may-2013, 19:25:05

Gracias por apoyarnos con este valioso material espiritual. Bendiciones

puedes agregar un comentario
nombre:
email (opt):
comentario:
Ip: 54.198.147.221
Copia este código antispam en el casillero:
Buscador simple (o avanzado)
El buscador «simple» permite buscar con rapidez una expresión entre los campos predefinidos de la base de datos. Por ejemplo, en la biblioteca será en título, autor e info, en el santoral en el nombre de santo, en el devocionario, en el título y el texto de la oración, etc. En cada caso, para saber en qué campos busca el buscador simple, basta con desplegar el buscador avanzado, y se mostrarán los campos predefinidos. Pero si quiere hacer una búsqueda simple debe cerrar ese panel que se despliega, porque al abrirlo pasa automáticamente al modo avanzado.
 
Además de elegir en qué campos buscar, hay una diferencia fundamental entre la búsqueda simple y la avanzada, que puede dar resultados completamente distintos: la búsqueda simple busca la expresión literal que se haya puesto en el cuadro, mientras que la búsqueda avanzada descompone la expresión y busca cada una de las palabras (de más de tres letras) que contenga. Por supuesto, esto retorna muchos más resultados que en la primera forma. Por ejemplo, si se busca en la misma base de datos la expresión "Iglesia católica" con el buscador simple, encontrará muchos menos resultados que si se lo busca en el avanzado, porque este último dirá todos los registros donde está la palabra Iglesia, más todos los registros donde está la palabra católica, juntos o separados.
 
Una forma de limitar los resultados es agregarle un signo + adelante de la palabra, por ejemplo "Iglesia +católica", eso significa que buscará los registros donde estén las dos palabras, aunque pueden estar en cualquier orden.
La búsqueda no distingue mayúsculas y minúsculas, y no es sensible a los acentos (en el ejemplo: católica y Catolica dará los mismos resultados).
Archivo
Preguntas sobre la Biblia
Preguntas sobre liturgia
Modo de rezar la Liturgia de las Horas
Preguntas sobre los santos
© El Testigo Fiel - 2003-2016 - todos los contenidos del portal pueden reproducirse libremente, mencionando la fuente.
Sitio realizado por Abel Della Costa