Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
estoy registrado  |  ¿registrarme?
rápido, gratis y seguro
El Testigo Fiel
«Mira que estoy a la puerta y llamo, si alguno oye mi voz y me abre la puerta, entraré en su casa y cenaré con él, y él conmigo...»
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde 2003

¿De dónde provienen las hagiografías que se encuentran en el santoral de El Testigo Fiel?

11 de octubre de 2011

El santoral de ETF es un santoral hagiográfico de tipo «crítico», es decir que se trata de que las hagiografías se ciñan a las historias documentadas más que a las leyendas o meras alabanzas (panegíricos) del santo. Sin embargo, hagiografías de esa clase no es nada fácil de conseguir. Cualquiera tiene la experiencia de que al navegar por las diversas biografías que hay en la red, muy pocos ponen de dónde han sacado los datos, que es un elemento fundamental para cualquiera que pretenda tener una información documentada.

Por ese motivo, puesto que hemos hecho una opción por tener un santoral crítico, es muy reducida la cantidad de fuentes de los que podemos disponer.

Para los santos antiguos y medievales, y muchos de los modernos (todos los posibles), nos dirigimos primero a la «Vidas de los Santos de Butler», de los Dres. Herbert Thurston, S.I. y Donald Attwater, de la década del 50, traducido al español y editado en México en 1966 por el P. Wifredo Guinea, S.I. Se llama «Butler», porque es la revisión (en realidad la hechura completamente nueva) de uno de los santorales más famosos de la historia, debido al sacerdote jesuita Alban Butler, del siglo XVIII; pero la obra no es ya aquella de Butler sino una nueva.

«El Butler», como se suele llamar a esa obra, es uno de los mejores santorales de difusión para el gran público, porque sus biografías son concisas, mantiene el interés de las narraciones, y a la vez utiliza las fuentes críticamente, sin dejarse llevar con facilidad hacia las leyendas y habladurías. Lamentablemente, aunque no es tan antiguo, está hecho sobre la base del Martirologio Romano anterior, así que no se puede usar sin más, sino que hay que adaptar una por una las hagiografías, además de que sólo trata algunos de los santos de cada día.

Cuando no es posible usar el Butler, utilizamos hagiografías tomadas de la italiana Enciclopedia dei Santi, que en general las transcribe el sitio Santi e Beati, o hagiografías del autor de ese sitio, el Sr. Antonio Borrelli. En general esas hagiografías no citan fuentes ni traen bibliografía, pero suelen tener la impronta del Butler, es decir que no repiten leyendas por repetirlas, sino que distinguen adecuadamente la fantasía y la historia.

Para algunos santos usamos fuentes específicas, por ejemeplo para los santos y beatos franciscanos, si no están en el Butler (que es casi siempre la fuente principal de nuestro santoral), acudimos a "Un santo al giorno", un santoral propio del calendario franciscano, con buenos datos, auqnue un poco más dado a callar ñps asèctos "negativos" que pudiera tener la historia del santo (por ejemplo, los conflictos con las autoridades eclesiásticas, tan frecuentes en la vida de los santos, a pesar de ellos).

Para los mártires de los grupos de Vietnam, Corea, Nazismo, Comunismo, China, Japón, Guerra Civil española, etc. usamos en muchos casos la escueta información que proporciona el «Año Cristiano» de BAC. No son propiamente hagiografías, porque se trata más bien de unas breves pinceladas biográficas, pero puesto que mayoría de ellos se nos perderían en la marea de los grupos a los que pertenecen, tener al menos algunos pocos datos y una imagen, cuando es posible, ayuda a que su representación personal nos sea más real y tangible.

En el caso de los santos bíblicos y fiestas litúrgicas, las «hagiografías» (que no son exactamente tales) son preparadas en nuestro sitio, y por tanto son exclusivas de aquí, con material exegético propio. En las páginas correspòndientes se citan siempre las fuentes y bibliografía disponible. En algunos casos, aunque pocos, se recurre directamente a los Acta Sanctorum, la magna obra de los Bolandistas, de donde se toman y sintetizan datos, aunque es una tarea que entraña muchas dificultades, y sólo nso es posible hacerla en señalados casos.

Hay por supuesto muchas más fuentes a las que acudimos ocasionalmente, siempre señalando la procedencia de la información, Lo fundamental es que se procura que cada día no sea meramente copiar-pegar, sino ofrecer información contrastada y de calidad, de modo de evitar reproducir tonterías, inexactitudes o crasos inventos, como se encuentran abundantemente en esta red que es como el mundo.

En cuanto a las imágenes, muy raramente -salvo algún caso especialmente notable, como cuando la imagen proviene de un cuadro "de autor"- mencionamos la procedencia. La mayoría las tomamos de santibeati.it, que tiene una buena colección de estampas.

puedes agregar un comentario
nombre:
email (opt):
comentario:
Ip: 54.198.190.185
Copia este código antispam en el casillero:
Buscador simple (o avanzado)
El buscador «simple» permite buscar con rapidez una expresión entre los campos predefinidos de la base de datos. Por ejemplo, en la biblioteca será en título, autor e info, en el santoral en el nombre de santo, en el devocionario, en el título y el texto de la oración, etc. En cada caso, para saber en qué campos busca el buscador simple, basta con desplegar el buscador avanzado, y se mostrarán los campos predefinidos. Pero si quiere hacer una búsqueda simple debe cerrar ese panel que se despliega, porque al abrirlo pasa automáticamente al modo avanzado.
 
Además de elegir en qué campos buscar, hay una diferencia fundamental entre la búsqueda simple y la avanzada, que puede dar resultados completamente distintos: la búsqueda simple busca la expresión literal que se haya puesto en el cuadro, mientras que la búsqueda avanzada descompone la expresión y busca cada una de las palabras (de más de tres letras) que contenga. Por supuesto, esto retorna muchos más resultados que en la primera forma. Por ejemplo, si se busca en la misma base de datos la expresión "Iglesia católica" con el buscador simple, encontrará muchos menos resultados que si se lo busca en el avanzado, porque este último dirá todos los registros donde está la palabra Iglesia, más todos los registros donde está la palabra católica, juntos o separados.
 
Una forma de limitar los resultados es agregarle un signo + adelante de la palabra, por ejemplo "Iglesia +católica", eso significa que buscará los registros donde estén las dos palabras, aunque pueden estar en cualquier orden.
La búsqueda no distingue mayúsculas y minúsculas, y no es sensible a los acentos (en el ejemplo: católica y Catolica dará los mismos resultados).
© El Testigo Fiel - 2003-2016 - todos los contenidos del portal pueden reproducirse libremente, mencionando la fuente.
Sitio realizado por Abel Della Costa