Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
estoy registrado  |  ¿registrarme?
rápido, gratis y seguro
El Testigo Fiel
«Mira que estoy a la puerta y llamo, si alguno oye mi voz y me abre la puerta, entraré en su casa y cenaré con él, y él conmigo...»
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde 2003

Somos una comunidad religiosa que por constituciones tenemos el Oficio divino completo: laudes, vísperas, hora intermedia y oficio de lecturas. Somos de vida apostólica. En las noches rezamos el oficio de lecturas y en principio rezabamos los 3 salmos y las dos lecturas. Después del responsorio breve de la segunda lectura recitábamos la antifona del cántico y el cántico de completas y luego Reina del cielo. Últimamente algunas hermanas han decidido rezar primero los 3 salmos del oficio de lecturas las dos lecturas y luego los salmos de completas. ¿Cuál sería la forma correcta y litúrgica y el sentido de esto?

pregunta realizada por Ingrid PoJoy
19 de octubre de 2016

El "Ordinario de la Liturgia de las Horas" explica el modo correcto de unir las distintas horas con la misa, y de unir el Oficio de Lecturas a cualquier otra hora (ya que es la única que propiamente se puede unir a las demás).

El tema lo trata  en su nº 99, y dice: 

Si se celebra el Oficio de lectura inmediatamente antes de otra Hora del Oficio, se puede adelantar al comienzo de toda la celebración el himno correspondiente de esta Hora; después, al fin del oficio de lecturas, se omite la oración y la conclusión, y en la Hora siguiente se omite la invocación inicial y el Gloria al Padre.

Como puede ver, la unión de las dos horas no supone eliminar prácticamente nada de las dos. 

Del modo como lo hacéis habitualmente no parece muy correcto, en realidad las Completas no las estáis rezando. Piense que los salmos son el alma del oficio divino, el núcleo desde donde se desarrolla toda la hora, y si se elimina precisamente el salmo... ¡ya no hay hora!

Por otro lado, en cuanto a tiempo, rezarlo correctamente no supone demasiado más, ya que la salmodia de Completas es sólo un salmo, a lo sumo 2 más breves los domingos después de IVísperas y los miércoles, más la lectura breve, que apenas supone tiempo.

Si queréis ahorrar tiempo pero respetando el carácter de las horas, podéis aprovechar que en el Oficio de Lecturas prácticamente siempre se utiliza un salmo partido en tres (o dos salmos, uno de los cuales está partido en dos); en ese caso vale lo que indica el ordinario en su núm 115:

Cuando a consecuencia de su extensión se puede dividir un salmo en varias partes dentro de una misma Hora, a cada una de las partes se le añade su propia antífona para lograr una mayor variedad, sobre todo en la celebración con canto, y para captar mejor la riqueza de¡ salmo: es lícito, sin embargo, recitar el salmo íntegro sin interrupción, utilizando sólo la primera antífona. (el subrayado es mío)

Al quitar las antífonas y glorias intermedios, el salmo recobra su unidad poética y se recita, a mi entender, mejor.

Aunque el documento no lo dice explícitamente, creo que es correcto deducir que el pequeño examen de conciencia antes de Completas conviene hacerlo al inicio de todo, para evitar cortar la recitación de las dos horas unidas con un momento tan íntimo de meditación.

Comentarios
por Ingrid PoJoy (143.0.107.---) - mié , 19-oct-2016, 13:15:06

Muchas gracias por aclarar. Un dato importante de mi pregunta es que el oficio de lecturas que rezamos en la noche es el del día siguiente. Esto cambia supongo en algo la respuesta .

por Abel (81.203.151.---) - mié , 19-oct-2016, 14:18:12

Claro, en ese caso no corresponde unirlo a las Completas, que sólo pueden ser las del día.

por Ingrid PoJoy (190.5.144.---) - vie , 21-oct-2016, 03:02:27

Muchas gracias de verdad. Esto ha sido de mucha ayuda.

puedes agregar un comentario
nombre:
email (opt):
comentario:
Ip: 54.198.216.180
Copia este código antispam en el casillero:
Buscador simple (o avanzado)
El buscador «simple» permite buscar con rapidez una expresión entre los campos predefinidos de la base de datos. Por ejemplo, en la biblioteca será en título, autor e info, en el santoral en el nombre de santo, en el devocionario, en el título y el texto de la oración, etc. En cada caso, para saber en qué campos busca el buscador simple, basta con desplegar el buscador avanzado, y se mostrarán los campos predefinidos. Pero si quiere hacer una búsqueda simple debe cerrar ese panel que se despliega, porque al abrirlo pasa automáticamente al modo avanzado.
 
Además de elegir en qué campos buscar, hay una diferencia fundamental entre la búsqueda simple y la avanzada, que puede dar resultados completamente distintos: la búsqueda simple busca la expresión literal que se haya puesto en el cuadro, mientras que la búsqueda avanzada descompone la expresión y busca cada una de las palabras (de más de tres letras) que contenga. Por supuesto, esto retorna muchos más resultados que en la primera forma. Por ejemplo, si se busca en la misma base de datos la expresión "Iglesia católica" con el buscador simple, encontrará muchos menos resultados que si se lo busca en el avanzado, porque este último dirá todos los registros donde está la palabra Iglesia, más todos los registros donde está la palabra católica, juntos o separados.
 
Una forma de limitar los resultados es agregarle un signo + adelante de la palabra, por ejemplo "Iglesia +católica", eso significa que buscará los registros donde estén las dos palabras, aunque pueden estar en cualquier orden.
La búsqueda no distingue mayúsculas y minúsculas, y no es sensible a los acentos (en el ejemplo: católica y Catolica dará los mismos resultados).
Archivo
Preguntas sobre la Biblia
Preguntas sobre liturgia
Acerca de las horas litúrgicas
Preguntas sobre los santos
© El Testigo Fiel - 2003-2016 - todos los contenidos del portal pueden reproducirse libremente, mencionando la fuente.
Sitio realizado por Abel Della Costa