Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
estoy registrado  |  ¿registrarme?
rápido, gratis y seguro
El Testigo Fiel
«Mira que estoy a la puerta y llamo, si alguno oye mi voz y me abre la puerta, entraré en su casa y cenaré con él, y él conmigo...»
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde 2003
San Deodato de Nevers, obispo
fecha: 19 de junio
†: c. 679 - país: Francia
otras formas del nombre: Dieudonné, Dié, Didier
canonización: C: León IX 1049
hagiografía: «Vidas de los santos de A. Butler», Herbert Thurston, SI
Elogio: En los montes Vosgos, en el territorio de Burgundia, en Austrasia, san Deodato, obispo de Nevers, que fundó el monasterio que después recibió su nombre.
Patronazgos: protector contra la peste, la desgracia, los malos espíritus, las tormentas, niebla, lluvia e inundaciones.

San Deodato, conocido en su tierra natal como Didier o Dié, fue muy venerado en Francia, y se registraron no menos de nueve traslaciones de sus reliquias, entre los años 1003 y 1851. Deodato llegó a ser obispo de Nevers alrededor del año 655 y, en 657, asistió al sínodo de Sens, junto con san Amando de Maestricht, san Eligió de Noyon, san Owen de Rouen, san Paladio de Auxerre y san Faro de Meaux. Tras de ocupar la sede episcopal durante varios años, renunció a ella y se trasladó a los Vosgos para llevar una vida de soledad y mortificación. Desde aquel momento, su historia queda a merced de las tradiciones inciertas que vinculan su nombre al de otros santos varones, muchos de los cuales, ni siquiera fueron sus contemporáneos. De acuerdo con sus biógrafos, fue obligado a abandonar el sitio que había elegido para vivir, a causa de la hostilidad de las gentes de la comarca; entonces se refugió en una isla, frente a Estrasburgo, donde ya se habían instalado otros solitarios. Todos reunidos llevaron vida comunitaria, dedicada a la oración y la penitencia. San Deodato llegó a ser el superior y, con la ayuda del rey Childerico, construyó una iglesia.

Aquella comunidad fue el núcleo del que surgió, posteriormente, la abadía de Ebersheim. San Deodato, que sólo anhelaba entregarse a la contemplación, decidió apartarse de aquella existencia activa, para buscar un sitio donde pudiese servir a Dios sin otras preocupaciones. Sin embargo, a donde quiera que iba, se encontraba con la oposición y aun la persecución de los habitantes del lugar. A fin de cuentas, regresó a su primitivo retiro de los Vosgos y ahí, en el sitio llamado Valle de Galilea, conocido ahora como Valle de Saint Dié, se estableció definitivamente. No tardaron en acudir los discípulos y Deodato fundó para ellos un monasterio que fue llamado «Jointures», porque se hallaba en el punto donde se juntaban los ríos Rothbach y Meurthe. La comunidad adoptó la regla de san Columbano. No lejos de Jointures (el actual Saint Dié) estaba Moyenmoutier, donde otro obispo retirado, san Idulfo de Trier, gobernaba a otro grupo de ermitaños. Los dos santos se hicieron amigos y periódicamente visitaban sus respectivos monasterios. Fue san Idulfo quien acudió desde Moyenmoutier para administrar los últimos sacramentos a san Deodato, y éste le encomendó a aquél su comunidad. A su muerte, san Deodato era muy anciano y durante muchos años compartió el trabajo de dirigir su comunidad con largas horas de meditación en una celda vecina al monasterio.

La extensa biografía escrita en el siglo décimo e impresa en el Acta Sanctorum, junio, vol. IV, no tiene valor histórico. El papel desempeñado por Deodato en la fundación de Jointures, es también de dudosa autenticidad. Véase a Duchesne, Fastes Episcopaux, vol. II, p. 484.
Cuadro: Consagración de san Deodato, cuadro de hacia 1620 por Claude Bassot, en el Musée Pierre-Noël de Saint-Dié-des-Vosges, Francia.

fuente: «Vidas de los santos de A. Butler», Herbert Thurston, SI
accedida 1278 veces
ingreso o última modificación relevante: ant 2012
Estas biografías de santo son propiedad de El Testigo Fiel. Incluso cuando figura una fuente, esta ha sido tratada sólo como fuente, es decir que el sitio no copia completa y servilmente nada, sino que siempre se corrige y adapta. Por favor, al citar esta hagiografía, referirla con el nombre del sitio (El Testigo Fiel) y el siguiente enlace: http://www.eltestigofiel.orgindex.php?idu=sn_2069
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Yahoo
Enviar por email
puedes agregar un comentario
nombre:
email (opt):
comentario:
Ip: 54.144.23.12
Copia este código antispam en el casillero:
© El Testigo Fiel - 2003-2016 - todos los contenidos del portal pueden reproducirse libremente, mencionando la fuente.
Sitio realizado por Abel Della Costa