estoy registrado  |  ¿registrarme?
rápido, gratis y seguro
suscribir a actualizaciones automáticas de esta sección
0
Noticias
apuntar mi email al Boletín semanal de noticias por email
(puedes cancelar tu suscripción cuando lo desees)
El archivo solicitado no existe,
quizás fue eliminado, o cambiado a otra sección.

Buscador simple (o avanzado)
El buscador «simple» permite buscar con rapidez una expresión entre los campos predefinidos de la base de datos. Por ejemplo, en la biblioteca será en título, autor e info, en el santoral en el nombre de santo, en el devocionario, en el título y el texto de la oración, etc. En cada caso, para saber en qué campos busca el buscador simple, basta con desplegar el buscador avanzado, y se mostrarán los campos predefinidos. Pero si quiere hacer una búsqueda simple debe cerrar ese panel que se despliega, porque al abrirlo pasa automáticamente al modo avanzado.
 
Además de elegir en qué campos buscar, hay una diferencia fundamental entre la búsqueda simple y la avanzada, que puede dar resultados completamente distintos: la búsqueda simple busca la expresión literal que se haya puesto en el cuadro, mientras que la búsqueda avanzada descompone la expresión y busca cada una de las palabras (de más de tres letras) que contenga. Por supuesto, esto retorna muchos más resultados que en la primera forma. Por ejemplo, si se busca en la misma base de datos la expresión "Iglesia católica" con el buscador simple, encontrará muchos menos resultados que si se lo busca en el avanzado, porque este último dirá todos los registros donde está la palabra Iglesia, más todos los registros donde está la palabra católica, juntos o separados.
 
Una forma de limitar los resultados es agregarle un signo + adelante de la palabra, por ejemplo "Iglesia +católica", eso significa que buscará los registros donde estén las dos palabras, aunque pueden estar en cualquier orden.
La búsqueda no distingue mayúsculas y minúsculas, y no es sensible a los acentos (en el ejemplo: católica y Catolica dará los mismos resultados).
sección: Andrea
  El Papa
«frutos de paz, sincero diálogo entre las religiones y concordia ... no leida
El Santo Padre dirigió esta mañana un discurso a los ... no leida
Texto completo de la audiencia de hoy, con la mirada ... no leida
Francisco responde a las preguntas de los periodistas tras su ... no leida
Francisco encomienda al purpurado africano de 69 años la guía ... no leida
La reunión de los Prefectos de las Congregaciones y de ... no leida
El Papa Francisco quiso enviar a todos los ciudadanos europeos ... no leida
Desde hoy, día de Cristo Rey, la Iglesia tiene seis ... no leida
Homilía en la misa de Cristo Rey, que fue también ... no leida
Palabras del Papa en el Ángelus de hoy, domingo, por ... no leida
  Noticias ecuménicas
El primer día lo pasará con las autoridades políticas y ... no leida
  Familia
Un premio para visibilizar la violencia sexual como arma de ... no leida
Ecos de la marcha realizada en Madrid el sábado 22 ... no leida
MANIFIESTO de la convocatoria de una MANIFESTACIÓN en defensa de ... no leida
“No es verdad que los tribunales eclesiásticos hagan ganancias con ... no leida
Carta dominical del Arzobispo de Oviedo ... no leida
Documental Abrazos, sobre el drama de la inmigración ... no leida
  Mundo
El Patriarca maronita Béchara Boutros Raї: «En Medio Oriente, en ... no leida
¡Construir la paz es difícil, pero vivir sin la paz ... no leida
Las cárceles, los sufrimientos, los tormentos, los gemidos, la sangre ... no leida
No podemos entender esta escalada de las autoridades israelíes contra ... no leida
  América y España
El cardenal Cañizares abre el domingo en la diócesis de ... no leida
El próximo sábado 29 de noviembre se realizará la Misión ... no leida
  Espiritualidad y Cultura
El mundo –recordó– está más atento a los testigos que ... no leida
«proteger la intimidad de la persona, es decir custodiar la ... no leida
16-11/14 - Catholic Stuff
Una nueva serie online para evangelizar en ambiente de jóvenes ... no leida
Una imagen...
   
en América y España

Misión juvenil en Buenos Aires

27 de nov de 2014
El próximo sábado 29 de noviembre se realizará la Misión Arquidiocesana de Jovenes, en esta ocasión, en el radio parroquial de San Pablo Apóstol.

El próximo sábado 29 de noviembre se realizará la Misión Arquidiocesana de Jovenes, en esta ocasión, en el radio parroquial de San Pablo Apóstol, ubicada en la avenida Alvarez Thomas 795, del barrio de Chacarita. Será desde las 9.30 hasta las 19, terminando a esa hora con una misa de envío para los grupos misioneros de la arquidiócesis, que presidirá el cardenal Mario Poli. 

Durante la jornada misionera, habrá visitas a las casas, una misión por las calles en diversos puntos del barrio de Chacarita -incluyendo la estación Lacroze y la feria barrial-, visitas a los sanatorios y bendiciones de comercios. 

Por la tarde, se realizarán talleres para niños y adultos en dos colegios de la zona, a cargo del grupo Buenos Aires para una Nueva Evangelización (Banuev) y "Sagrado Teatro". A las 18 se hará una procesión por el barrio hasta la plaza San Miguel Garicoits (ubicada en Alvarez Thomas y Virrey Loreto), donde se celebrará la misa de envío para los grupos misioneros. 

Si llueve, la misa se hará en la iglesia San Pablo. Durante la procesión programada, monseñor Alejandro Giorgi, obispo auxiliar de Buenos Aires y vicario episcopal de Belgrano, bendecirá un mural del Sagrado Corazón realizado en el asentamiento de la calle Fraga. 

Más de 250 jóvenes ya se han inscripto para participar de la misión. Sigue abierta la inscripción para todos los grupos misioneros y grupos de jóvenes de la arquidiócesis a partir de los 14 años. La organización del encuentro está a cargo de la Pastoral de Juventud y el Centro Arquidiocesano de Grupos Misioneros. 

Para inscribirse ingresar al siguiente enlace.

en Noticias ecuménicas

El viaje del Papa a la frontera del Califato

28 de nov de 2014
El primer día lo pasará con las autoridades políticas y con los líderes islámicos. Después, el abrazo con Bartolomeo, nueva etapa hacia la unidad

Francisco parte dentro de pocas horas para su sexto viaje internacional y visitará las ciudades de Ankara y Estambul. Es la cuarta vez que un Papa visita Turquía, después de los viajes de Pablo VI (1967), Juan Pablo II (1979) y Benedicto XVI (2006). Hace ocho años, cuando Papa Ratzinger llegó al país, todavía no se habían enfriado las polémicas por el discurso pronunciado en Regensburg: Benedicto dijo palabras de gran amistad hacia el islam, pero, sobre todo, hizo un gesto significativo (transmitido en mundovisión)al detenerse a rezar al lado del muftí dentro de la Mezquita Azul de Estambul. Ahora, lo que caracteriza la visita papal es más bien la emergencia que representa el autoproclamado Califato, que persigue y mata tanto a musulmanes como a las personas que pertenecen a las minorías religiosas, sobre todo cristianos y yazidíes. Es un conflicto trágico, que surgió dentro de la guerra en Siria y en el que han prevalecido fuerzas fundamentalistas y terroristas, mismas que hasta hace pocos meses recibían financiamiento de los que pretendían utilizarlas para hacer caer el régimen de Assad. Francisco llega, pues, a la frontera de esta guerra, a un país que podría desempeñar un papel mucho mayor y más activo para favorecer soluciones practicables.


La condena del uso instrumental de la religión, del abuso del nombre de Dios para justificar masacres por parte de los terroristas, serán centrales durante el primer día del viaje apostólico. Francisco ya dijo que existe el derecho de intervenir para detener al agresor injusto, pero también recordó que no se puede hacer sin el consenso de las instituciones internacionales. Turquía, que está afrontando la emergencia de los prófugos y desplazados (y por cuyas fronteras han atravesado muchos mercenarios que llegan de Europa a Siria para combatir al lado del Estado Islámico), escuchará una invitación para jugar un mayor papel, tomando en cuenta su vocación de «puente» entre dos continentes, entre el Occidente y el Oriente.


También caracterizarán la primera etapa de la visita, en la capital Ankara, los temas de política interna. El presidente Erdogan, que recibirá a Papa Francisco dentro del faraónico palacio recién construido, es el líder del Partido islámico conservador (que lleva en el poder 12 años). Turquía sigue dirigiendo su mirada hacia Europa y hacia la posible entrada a la Unión Europea, pero en los últimos años se han verificado algunas limitaciones a la libertad religiosa y a la libertad de expresión. La igualdad de derechos de todas las minorías religiosas, efectiva y no sobre el papel, son un objetivo fundamental.


La parte más importante del viaje apostólico, su verdadera motivación, es el abrazo ecuménico con Bartolomeo, que se verificará a pocos meses del abrazo en Jerusalén (en mayo de este año).El obispo de Roma, sucesor del apóstol Pedro, y el de Constantinopla, sucesor del apóstol Andrés, están cada vez más cerca. El Papa participará el sábado por la tarde en la oración ecuménica en la Iglesia de San Jorge al Phanar, sede del Patriarcado. Y volverá el domingo por la mañana, para asistir a la Divina liturgia en la fiesta de San Andrés. Pronunciará dos discursos y firmará, con Bartolomeo, una declaración conjunta.


Tanto en los encuentros como en los discursos, ambos líderes religiosos han demostrado una evidente tendencia hacia la unidad, entendida no como el fruto de estrategias humanas, sino como un don que debe ser reconocido. «La visita del Obispo de Roma al Patriarcado ecuménico y el nuevo encuentro entre el Patriarca Bartolomeo y mi persona -dijo Francisco el pasado 24 de octubre- serán signos del profundo vínculo que une las sedes de Roma y Constantinopla, y del deseo de superar, en el amor y en la verdad, los obstáculos que todavía nos separan». Cada paso hacia la unidad es un signo muy significativo, y no solo para las Iglesias cristianas, sino para todo el mundo y para la paz.

en Mundo

«El fundamentalismo ha sido forjado con armas y dinero de Occidente»

23 de nov de 2014
El Patriarca maronita Béchara Boutros Raї: «En Medio Oriente, en 1400 años, hemos construido una convivencia con el Islam. Que Europa asuma las propias responsabilidades y que no se deje arrastrar ciegamente a las guerras»

«Me esperaba otro papel por parte de Europa, que ha sido arrastrada a ciegas a la guerre en Irak y ahora en Siria. Es triste constatar que el fundamentalismo ha sido forjado con armas y dinero occidentales, y que los enemigos de hoy eran los aliados de ayer». El cardenal Béchara Boutros Ra?, Patriarca maronita de Antioquía y de todo Medio Oriente, se ecnuentra en Milán para inaugurar la misión para los fieles de rito maronita: el arzobispo Angelo Scola puso a disposición la parroquia de Santa María de la Salud para este objetivo. La entrevista con Vatican Insider fue una ocasión para que uno de los protagonistas más lúcidos de la vida de las Iglesias en la región reflexionara profundamente sobre la situación del Medio Oriente.

El Estado Islámico, con su autoprocalmado Califato, quiere la guerra de religión: ¿nos encontramos en la última batalla entre el islam y el cristianismo?

No hay que caer en simplificaciones. Los fundamentalistas del Estado Islámico combaten contra todos los que no son como ellos: en Mosul y en Nínive persiguieron también a los musulmanes sunitas y chiitas, y a la minoría de los yazidíes. La suya es una ideología o quién sabe qué cosa. Son un movimiento ultrafundamentalista, son los llamados “takfiri”, es decir los musulmanes que acusan a otros musulmanes de infidelidad. Pero el Gran Muftí libanés me dijo: «No podemos llamarlos “takfiri”, porque no tienen fe y combaten contra todos». Es cierto que también los cristianos han sido sus víctimas, pero el mayor número de muertos ha sido entre los musulmanes sunitas y chiitas, y entre los yazidíes.

Papa Francisco está por viajar a Turquía, muy cerca de la zona del conflicto. ¿Qué espera usted de su visita?

Espero que sea una ocasión para pedir que Turquía colabore en la solución de la guerra en Siria. Desgraciadamente los mercenarios fundamentalistas de Al Nusra, Al Qaeda y del Estado Islámico entran a siria por la frontera turca. Papa Francisco sabe hablar con claridad y creo que hará un llamado para la paz en Medio Oriente.

¿Qué le parece la actitud del Occidente frente a la crisis del Medio Oriente?

Me esperaba otro papel por parte de Europa, que fue arrastrada a ciegas primeroa la guerra en Irak y ahora en Siria. Pedimos a la comunidad internacional: basta de guerra en Irak y en Siria, basta con la tragedia de los palestinos. Estoy convencido de que el conflicto entre israelíes y palestinos es el gran foco que debe ser resuelto si se quiere la paz en la región. Y la solución solo puede ser la de los dos estados. ¿Por qué no se hace? Sin estado palestino la guerra no tendrá fin. Y después está el conflicto arábigo-israelí, con las zonas ocupadas en Siria y en Líbano. Hasta que no se apliquen las resoluciones de la ONU no habrá paz. Hay que acabar con la guerra en Siria: el Papa habló claramente del comercio de las armas. Europa debe ayudar a la reconciliación, debe favorecer la recomposición del conflicto entre musulmanes sunitas y chiitas, y ayudar al islam a separar la religión del estado.

¿Qué piden los cristianos? 

Sobre todo, qué no piden. ¡No piden ningún protectorado! No pedimos ser protegidos por Occidente. Los fundamentalistas nos acusan de ser descendientes de los cruzados, pero nosotros vivíamos allí siglos antes de la llegada del islam. Los cristianos del Medio Oriente, en 1400 años de vida común con los musulmanes, han transmitido valores y cultura. El Occidente inudó con armas y dinero, destruye lo que hemos creado y, en los hechos, hace que aumente el fundamentalismo. Es triste constatar, viendo lo que ha sucedido en las últimas décadas, que los enemigos de hoy eran los aliados de ayer. A los cristianos no les sirven llamados para que dejen Medio Oriente; les sirven políticas de inversión para el desarrollo, para poder dar trabajo.

¿Hay voces en el mundo musulmán que se elevan en contra del Estado Islámico?

Muchos musulmanes están en su contra, pero no osan declararlo. Sin embargo hay algunas voces de condena. El 2 y el 4 de diciembre, en la Universidad de al-Azhar, en El Cairo, se llevará a cabo un encuentro entre musulmanes (y también fueron invitados cristianos) para denunciar el fundamentalismo del Califato.

¿Cuáles consecuencias tienen estos conflictos en la situación de su país?

Un tercio de la población libanesa, según la ONU, vive en la pobreza. En el Líbano viven un millón y medio de prófugos palestinos y un millón y medio de prófugos sirios. La mitad de la población son prófugos. Muchos de ellos, para poder sobrevivir, aceptan ser pagados menos por ptrabajar. Un país con solo 10 mil kilómetros cuadrados tiene posibilidades limitadas. Pero el Líbano, a pesar de las dificultades (somos un estado sin presidente por el momento, debido a los conflictos entre sunitas y chiitas que refleja lo que está sucediendo en la región), sigue siendo un modelo de convivencia para el Medio Oriente, pero también para el Occidente. Un modelo en el que los musulmanes han renunciado a la superposición entre la religión y la política, y en el que los cristianos han renuciado a ese laicismo que acaba dejando a un lado a Dios y a la religión.

Entrevista por Andrés Tornielli

en El Papa

Francisco a los consagrados: No tener miedo de dejar los «odres viejos»

27 de nov de 2014
El Santo Padre dirigió esta mañana un discurso a los participantes en la Asamblea Plenaria de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica.

El Santo Padre recibió esta mañana a los participantes en la Asamblea Plenaria de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica. La asamblea, que tuvo como tema elegido: “Vino nuevo en odres nuevos” reflexionó sobre la actualidad de la vida consagrada en la Iglesia, cincuenta años después de los documentos conciliares “Lumen gentium” y “Perfectae caritatis”. 

El papa Francisco basó su discurso en los múltiples significados del lema del encuentro. 

“En la parcela de la viña del Señor representada por los que eligieron imitar a Cristo más de cerca mediante la profesión de los consejos evangélicos, maduró la uva nueva y se exprimió el vino nuevo- observó el Pontífice- En estos días se propusieron discernir la calidad y el sabor del “vino nuevo” cosechado en la larga temporada de la renovación, y al mismo tiempo evaluar si los odres que lo contienen, representados por las formas institucionales presentes hoy en día en la vida consagrada, son adecuados para contener este “vino nuevo” y favorecer su plena madurez. 

Como les recordé otras veces no debemos tener miedo de dejar los “odres viejos”: es decir, de renovar los hábitos y las estructuras que, en la vida de la Iglesia y, por tanto, también en la vida consagrada ya no responden a lo que Dios nos pide hoy para que su Reino avance en el mundo: las estructuras que nos dan falsa protección y condicionan el dinamismo de la caridad y los hábitos que nos alejan del rebaño al que fuimos enviados y nos impiden escuchar el grito de los que esperan la Buena Nueva de Jesucristo”. 

“No se escondan -prosiguió- los puntos débiles que puede tener la vida consagrada en nuestros días como la resistencia de algunos sectores al cambio, la menor fuerza de atracción, el importante número de abandonos, la fragilidad de algunas rutas de formación, el afán por las tareas institucionales y ministeriales a expensas de la vida espiritual, la difícil integración de la diversidad cultural y generacional, el problemático equilibrio en el ejercicio de la autoridad y en el uso de bienes”. 

“Me preocupa también la pobreza. San Ignacio decía que la pobreza es la madre y también el muro de la vida consagrada. Y es madre también porque da vida y como muro protege de la mundanidad. Sigan queriendo escuchar las señales del Espíritu que abre nuevos horizontes y empuja a nuevos caminos, siempre partiendo de la regla suprema del Evangelio e inspirados por la audacia creativa de sus fundadores y fundadoras”. 

El Papa enumeró después los criterios de orientación a seguir en la “ardua tarea de evaluar el vino nuevo y comprobar la calidad de los odres”, citando entre ellos, la originalidad evangélica de las opciones, la fidelidad carismática, la primacía del servicio, la atención a los más pequeños y frágiles y el respeto por la dignidad de cada persona. 

Antes de finalizar, animó a los presentes a seguir trabajando con generosidad e ingenio en la viña del Señor, “para cosechar el vino bueno que revitaliza la vida de la Iglesia y alegra los corazones de tantos hermanos y hermanas necesitados de su atención” y subrayó que “tampoco la sustitución de los odres viejos por los nuevos es automática sino que requiere el compromiso y la capacidad para proporcionar el espacio idóneo para recibir y hacer fructificar los dones con que el Espíritu sigue embelleciendo a la Iglesia su esposa”. 

“No se olviden -concluyó- de proseguir el camino de renovación iniciado y en gran medida, realizado en los últimos cincuenta años, examinando toda novedad a la luz de la Palabra de Dios y escuchando las necesidades de la Iglesia y del mundo contemporáneo y utilizando todos los medios que la Iglesia pone a su disposición para avanzar en el camino de su santidad personal y comunitaria. 

Y entre estos medios el más importante es la oración. Digan a los nuevos miembros, que rezar no es perder tiempo, que adorar a Dios y alabarlo no es perder tiempo. Si nosotros, los consagrados, no nos detenemos cada día ante Dios en la gratuidad de la oración, el vino se volverá vinagre”. 

en El Papa

Esperanza y aliento del Papa a Europa

25 de nov de 2014
El Papa Francisco quiso enviar a todos los ciudadanos europeos un mensaje de esperanza y de aliento, por el bien de toda la humanidad y fue recibido con grandes aplausos en sesión solemne del Parlamento Europeo.

«Al dirigirme hoy a ustedes desde mi vocación de Pastor, deseo enviar a todos los ciudadanos europeos un mensaje de esperanza y de aliento. Un mensaje de esperanza basado en la confianza de que las dificultades puedan convertirse en fuertes promotoras de unidad, para vencer todos los miedos que Europa – junto a todo el mundo – está atravesando. Esperanza en el Señor, que transforma el mal en bien y la muerte en vida».

Con su gratitud por la invitación a tomar la palabra, dirigiéndose a los más de quinientos millones de ciudadanos, de los 28 Estados miembros, el Papa Bergoglio pronunció un denso discurso reflexionando sobre los diversos desafíos que afronta el continente europeo en este momento histórico. Para construir una Europa que «no gire entorno a la economía», sino a la «sacralidad de la persona humana», de los «valores inalienables»; que abrace «con valentía su pasado», con su «patrimonio cristiano», y mire con «confianza al futuro», viviendo el «presente con esperanza»; que abandone la idea de una Europa atemorizada y replegada en sí misma. Para impulsar una Europa transmisora de ciencia, arte, música, valores humanos y no olvide la fe: «La Europa que contempla el cielo y persigue ideales», que «mira, defiende y tutela al hombre», que «camina sobre la tierra segura y firme, precioso punto de referencia para toda la humanidad».

Tras evocar a San Juan Pablo II, que visitó el Parlamento en 1988, el Papa Bergoglio hizo hincapié en la centralidad de la persona humana, derechos humanos, la tutela de la dignidad de la vida humana en todas sus etapas, derechos y deberes, dignidad trascendente del hombre.

Ante una Europa que parece cansada y anciana, ya no fértil, recordó los grandes ideales y los peligros de los tecnicismos burocráticos de sus instituciones, de los estilos de vida egoístas, de una opulencia insostenible, indiferente respecto al mundo circunstante, y sobre todo a los más pobres:

«El ser humano corre el riesgo de ser reducido a un mero engranaje de un mecanismo que lo trata como un simple bien de consumo para ser utilizado, de modo que – lamentablemente lo percibimos a menudo –, cuando la vida ya no sirve a dicho mecanismo se la descarta sin tantos reparos, como en el caso de los enfermos terminales, de los ancianos abandonados y sin atenciones, o de los niños asesinados antes de nacer».

«Cuando prevalece la absolutización de la técnica», que termina por causar «una confusión entre los fines y los medios».

¿Cómo devolver la esperanza al futuro, de manera que, partiendo de las jóvenes generaciones, se encuentre la confianza para perseguir el gran ideal de una Europa unida y en paz, creativa y emprendedora, respetuosa de los derechos y consciente de los propios deberes? Para responder a esta pregunta, el Papa Francisco recordó uno célebre fresco de Rafael, que se encuentra en el Vaticano.... imagen que describe bien a Europa en su historia hecha de un permanente encuentro entre el cielo y la tierra, donde el cielo indica la apertura a lo trascendente, a Dios, que ha caracterizado desde siempre al hombre europeo, y la tierra representa su capacidad práctica y concreta de afrontar las situaciones y los problemas.

«El futuro de Europa depende del redescubrimiento del nexo vital e inseparable entre estos dos elementos. Una Europa que no es capaz de abrirse a la dimensión trascendente de la vida es una Europa que corre el riesgo de perder lentamente la propia alma y también aquel «espíritu humanista» que, sin embargo, ama y defiende».

Reiterando la disponibilidad de la Santa Sede y de la Iglesia católica, a través de la Comisión de las Conferencias Episcopales Europeas – Comece – el Obispo de Roma se refirió al olvido de Dios, que engendra la violencia:

«No podemos olvidar aquí las numerosas injusticias y persecuciones que sufren cotidianamente las minorías religiosas y particularmente cristianas, en diversas partes del mundo. Comunidades y personas que son objeto de crueles violencias: expulsadas de sus propias casas y patrias; vendidas como esclavas; asesinadas, decapitadas, crucificadas y quemadas vivas, bajo el vergonzoso y cómplice silencio de tantos».

«Unidad en la diversidad», con el lema de la Unión Europea, el Papa señaló que considera que Europa es una familia de pueblos, alentando a «valorar todas las tradiciones»; «tomando conciencia de su historia y de sus raíces». También la importancia de los principios de solidaridad y subsidiariedad. Y de mantener viva la democracia en Europa, evitando «maneras globalizantes» de diluir la realidad: «los purismos angélicos, los totalitarismos de lo relativo, los fundamentalismos ahistóricos, los eticismos sin bondad, los intelectualismos sin sabiduría».

También destacó el Santo Padre la importancia de la familia, célula fundamental y elemento precioso de toda sociedad y de las instituciones educativas: las escuelas y universidades.

Para luego reiterar asimismo la necesidad de impulsar la ecología, la custodia de la creación, de la naturaleza, de la que debemos ser «custodios» y «no dueños». Recordando el sector agrícola «llamado a dar sustento y alimento al hombre. No se puede tolerar que millones de personas en el mundo mueran de hambre, mientras toneladas de restos de alimentos se desechan cada día de nuestras mesas. Además, el respeto por la naturaleza nos recuerda que el hombre mismo es parte fundamental de ella. Junto a una ecología ambiental, se necesita una ecología humana, hecha del respeto de la persona, que hoy he querido recordar dirigiéndome a ustedes».

«Es igualmente necesario afrontar juntos la cuestión migratoria», enfatizó el Papa Francisco: «No se puede tolerar que el mar Mediterráneo se convierta en un gran cementerio. En las barcazas que llegan cotidianamente a las costas europeas hay hombres y mujeres que necesitan acogida y ayuda. La ausencia de un apoyo recíproco dentro de la Unión Europea corre el riesgo de incentivar soluciones particularistas del problema, que no tienen en cuenta la dignidad humana de los inmigrantes, favoreciendo el trabajo esclavo y continuas tensiones sociales».

Si deseas comunicarte con el sitio, puedes escribir a etf.direccion@gmail.com