estoy registrado  |  ¿registrarme?
rápido, gratis y seguro
suscribir a actualizaciones automáticas de esta sección
0
Noticias
apuntar mi email al Boletín semanal de noticias por email
(puedes cancelar tu suscripción cuando lo desees)
El archivo solicitado no existe,
quizás fue eliminado, o cambiado a otra sección.

Buscador simple (o avanzado)
El buscador «simple» permite buscar con rapidez una expresión entre los campos predefinidos de la base de datos. Por ejemplo, en la biblioteca será en título, autor e info, en el santoral en el nombre de santo, en el devocionario, en el título y el texto de la oración, etc. En cada caso, para saber en qué campos busca el buscador simple, basta con desplegar el buscador avanzado, y se mostrarán los campos predefinidos. Pero si quiere hacer una búsqueda simple debe cerrar ese panel que se despliega, porque al abrirlo pasa automáticamente al modo avanzado.
 
Además de elegir en qué campos buscar, hay una diferencia fundamental entre la búsqueda simple y la avanzada, que puede dar resultados completamente distintos: la búsqueda simple busca la expresión literal que se haya puesto en el cuadro, mientras que la búsqueda avanzada descompone la expresión y busca cada una de las palabras (de más de tres letras) que contenga. Por supuesto, esto retorna muchos más resultados que en la primera forma. Por ejemplo, si se busca en la misma base de datos la expresión "Iglesia católica" con el buscador simple, encontrará muchos menos resultados que si se lo busca en el avanzado, porque este último dirá todos los registros donde está la palabra Iglesia, más todos los registros donde está la palabra católica, juntos o separados.
 
Una forma de limitar los resultados es agregarle un signo + adelante de la palabra, por ejemplo "Iglesia +católica", eso significa que buscará los registros donde estén las dos palabras, aunque pueden estar en cualquier orden.
La búsqueda no distingue mayúsculas y minúsculas, y no es sensible a los acentos (en el ejemplo: católica y Catolica dará los mismos resultados).
sección: Andrea
  El Papa
Texto completo del discurso, en el que SS. recoge la ... no leida
Se realizó esta mañana la beatificación de Pablo VI, en ... (1 coms.) no leida
Homilía completa del Papa en la misa de beatificación de ... no leida
Qué bello, entonces, poder ya contemplar, según otra imagen muy ... no leida
Palabras del Papa en el Angelus del domingo ... no leida
  Noticias ecuménicas
El genocidio armenio, punto de fricción en la visita del ... no leida
  Familia
Es imposible imaginar que hoy los estados no puedan disponer ... no leida
“Señor de los Milagros, protege a la familia peruana” ... no leida
Fueron presentadas las relaciones y las enmiendas de los diez ... no leida
«No veo problemas graves de ruptura (en el Sínodo)», aseguró ... no leida
  Mundo
Brugger atribuye a Pani una defensa de la práctica matrimonial ... no leida
Por primera vez después de su renuncia a la Sede ... no leida
Religiosos y religiosas que han consagrado su vida en este ... no leida
Tras el Consistorio sobre Oriente Medio celebrado este lunes en ... no leida
Reflexión de un misionero acerca del mensaje papal sobre la ... no leida
Una de cada cinco niñas en la India sufre violencia ... no leida
El juez consideró válidas y creíbles las acusaciones de las ... no leida
Vuelven a la agenda política de los gobiernos de Paquistán ... no leida
  América y España
Decir grandes cosas, cosas nuevas, cosas de gran trascendencia, con ... (2 coms.) no leida
El Papa abre los actos del V Centenario del nacimiento ... no leida
  Espiritualidad y Cultura
Este sábado, a las 20.15 horas, a cargo del grupo ... no leida
Santo Tomás de Aquino en la Summa Theologica: “Comer espiritualmente ... (1 coms.) no leida
La Virgen de Schoenstatt, una virgen joven, guapa y sencilla, ... no leida
Soldados franceses compusieron esta famosa canción creyendo que el duque ... no leida
Una imagen...
   
en Mundo

Benedicto XVI: No evangelizamos para ganar fieles, sino para transmitir nuestra alegría

25 de oct de 2014
Por primera vez después de su renuncia a la Sede de Pedro, el Papa emérito Benedicto XVI ha hecho público un mensaje


Quisiera en primer lugar expresar mi cordial agradecimiento al Rector Magnífico y a las autoridades académicas de la Pontificia Universidad Urbaniana, a los oficiales mayores, y a los representantes de los estudiantes por su propuesta de titular en mi nombre el Aula Magna reestructurada. Quisiera agradecer de modo particular al Gran Canciller de la Universidad, el Cardenal Fernando Filoni, por haber acogido esta iniciativa. Es motivo de gran alegría para mí poder estar siempre así presente en el trabajo de la Pontificia Universidad Urbaniana.

En el curso de las diversas visitas que he podido hacer como Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, siempre me ha impresionado la atmosfera de la universalidad que se respira en esta universidad, en la cual jóvenes provenientes prácticamente de todos los países de la tierra se preparan para el servicio al Evangelio en el mundo de hoy. También hoy veo interiormente ante mí, en este aula, una comunidad formada por muchos jóvenes que nos hacen percibir de modo vivo la estupenda realidad de la Iglesia Católica.

Católica: Esta definición de la Iglesia, que pertenece a la profesión de fe desde los tiempos antiguos, lleva consigo algo del Pentecostés. Nos recuerda que la Iglesia de Jesucristo no miró a un solo pueblo o a una sola cultura, sino que estaba destinada a la entera humanidad. Las ultimas palabras que Jesús dice a sus discípulos fueron: Id y haced discípulos a todos los pueblos. Y en el momento del Pentecostés los apóstoles hablaron en todas las lenguas, manifestando por la fuerza del Espíritu Santo, toda la amplitud de su fe.

Desde entonces la Iglesia ha crecido realmente en todos los continentes. Vuestra presencia, queridos estudiantes, refleja el rostro universal de la Iglesia. El profeta Zacarías anunció un reino mesiánico que habría ido de mar a mar y sería un reino de paz. Y en efecto, allá donde es celebrada la Eucaristía y los hombres, a partir del Señor, se convierten entre ellos un solo cuerpo, se hace presente algo de aquella paz que Jesucristo había prometido dar a sus discípulos. Vosotros, queridos amigos, sed cooperadores de esta paz que, en un mundo rasgado y violento, hace cada vez más urgente edificar y custodiar. Por eso es tan importante el trabajo de vuestra universidad, en la cual queréis aprender a conocer más de cerca de Jesucristo para poder convertiros en sus testigos.

El Señor Resucitado encargó a sus discípulos, y a través de ellos a los discípulos de todos los tiempos, que llevaran su palabra hasta los confines de la tierra y que hicieran a los hombres sus discípulos. El Concilio Vaticano II, retomando en el decreto Ad Gentes una tradición constante, sacó a la luz las profundas razones de esta tarea misionera y la confió con fuerza renovada a la Iglesia de hoy.

¿Pero todavía sirve? Se preguntan muchos hoy dentro y fuera de la Iglesia ¿de verdad la misión sigue siendo algo de actualidad? ¿No sería más apropiado encontrarse en el diálogo entre las religiones y servir junto las causa de la paz en el mundo? La contra-pregunta es: ¿El diálogo puede sustituir a la misión? Hoy muchos, en efecto, son de la idea de que las religiones deberían respetarse y, en el diálogo entre ellos, hacerse una fuerza común de paz. En este modo de pensar, la mayoría de las veces se presupone que las distintas religiones sean una variante de una única y misma realidad, que religión sea un género común que asume formas diferentes según las diferentes culturas, pero que expresa una misma realidad. La cuestión de la verdad, esa que en un principio movió a los cristianos más que a nadie, viene puesta entre paréntesis. Se presupone que la auténtica verdad de Dios, en un último análisis es alcanzable y que en su mayoría se pueda hacer presente lo que no se puede explicar con las palabras y la variedad de los símbolos. Esta renuncia a la verdad parece real y útil para la paz entre las religiones del mundo. Y aún así sigue siendo letal para la fe.

En efecto, la fe pierde su carácter vinculante y su seriedad si todo se reduce a símbolos en el fondo intercambiables, capaces de posponer solo de lejos al inaccesible misterio divino.

Queridos amigos, veis que la cuestión de la misión nos pone no solamente frente a las preguntas fundamentales de la fe, sino también frente a la pregunta de qué es el hombre. En el ámbito de un breve saludo, evidentemente no puedo intentar analizar de modo exhaustivo esta problemática que hoy se refiere a todos nosotros. Quisiera al menos hacer mención a la dirección que debería invocar nuestro pensamiento. Lo hago desde dos puntos de partida.

PRIMER PUNTO DE PARTIDA

1. La opinión común es que las religiones estén por así decirlo, una junto a otra, como los continentes y los países en el mapa geográfico. Todavía esto no es exacto. Las religiones están en movimiento a nivel histórico, así como están en movimiento los pueblos y las culturas. Existen religiones que esperan. Las religiones tribales son de este tipo: tienen su momento histórico y todavía están esperando un encuentro mayor que les lleve a la plenitud.

Nosotros como cristianos, estamos convencidos que, en el silencio, estas esperan el encuentro con Jesucristo, la luz que viene de Él, que sola puede conducirles completamente a su verdad. Y Cristo les espera. El encuentro con Él no es la irrupción de un extraño que destruye su propia cultura o su historia. Es, en cambio, el ingreso en algo más grande, hacia el que están en camino. Por eso, este encuentro es siempre, al mismo tiempo, purificación y maduración. Por otro lado, el encuentro es siempre recíproco. Cristo espera su historia, su sabiduría, su visión de las cosas.

Hoy vemos cada vez más nítido otro aspecto: mientras en los países de su gran historia, el cristianismo se convirtió en algo cansado y algunas ramas del gran árbol nacido del grano de mostaza del Evangelio se secan y caen a la tierra, del encuentro con Cristo de las religiones en espera brota nueva vida. Donde antes solo había cansancio, se manifiestan y llevan alegría las nuevas dimensiones de la fe.

2. La religiones en sí mismas no son un fenómeno unitario. En ellas siempre van distintas dimensiones. Por un lado está la grandeza del sobresalir, más allá del mundo, hacia Dios eterno. Pero por otro lado, en esta se encuentran elementos surgidos de la historia de los hombres y de la práctica de las religiones. Donde pueden volver sin lugar a dudas cosas hermosas y nobles, pero también bajas y destructivas, allí donde el egoísmo del hombre se ha apoderado de la religión y, en lugar de estar en apertura, la ha transformado en un encerrarse en el propio espacio.

Por eso, la religión nunca es un simple fenómeno solo positivo o solo negativo: en ella los dos aspectos se mezclan. En sus inicios, la misión cristina percibió de modo muy fuerte sobretodo los elementos negativos de las religiones paganas que encontró. Por esta razón, el anuncio cristiano fue en un primer momento estrechamente critico con las religiones. Solo superando sus tradiciones que en parte consideraba también demoníacas, la fe pudo desarrollar su fuerza renovadora. En base a elementos de este tipo, el teólogo evangélico Karl Barth puso en contraposición religión y fe, juzgando la primera en modo absolutamente negativo como comportamiento arbitrario del hombre que trata, a partir de sí mismo, de apoderarse de Dios. Dietrich Bonhoeffer retomó esta impostación pronunciándose a favor de un cristianismo sin religión. Se trata sin duda de una visión unilateral que no puede aceptarse. Y todavía es correcto afirmar que cada religión, para permanecer en el sitio debido, al mismo tiempo debe también ser siempre crítica de la religión. Claramente esto vale, desde sus orígenes y en base a su naturaleza, para la fe cristiana, que, por un lado mira con gran respeto a la profunda espera y la profunda riqueza de las religiones, pero, por otro lado, ve en modo crítico también lo que es negativo. Sin decir que la fe cristiana debe siempre desarrollar de nuevo esta fuerza crítica respecto a su propia historia religiosa.

Para nosotros los cristianos, Jesucristo es el Logos de Dios, la luz que nos ayuda a distinguir entre la naturaleza de las religiones y su distorsión.

3. En nuestro tiempo se hace cada vez más fuerte la voz de los que quieren convencernos de que la religión como tal está superada. Solo la razón crítica debería orientar el actuar del hombre. Detrás de símiles concepciones está la convicción de que con el pensamiento positivista la razón en toda su pureza se ha apoderado del dominio. En realidad, también este modo de pensar y de vivir está históricamente condicionado y ligado a determinadas culturas históricas. Considerarlo como el único válido disminuiría al hombre, sustrayéndole dimensiones esenciales de su existencia. El hombre se hace más pequeño, no más grande, cuando no hay espacio para un ethos que, en base a su naturaleza auténtica retorna más allá del pragmatismo, cuando no hay espacio para la mirada dirigida a Dios. El lugar de la razón positivista está en los grandes campos de acción de la técnica y de la economía, y todavía esta no llega a todo lo humano. Así, nos toca a nosotros que creamos abrir de nuevo las puertas que, más allá de la mera técnica y el puro pragmatismo, conducen a toda la grandeza de nuestra existencia, al encuentro con Dios vivo.

SEGUNDO PUNTO DE PARTIDA

1. Estas reflexiones, quizá un poco difíciles, deberían mostrar que hoy, en un modo profundamente mutuo, sigue siendo razonable el deber de comunicar a los otros el Evangelio de Jesucristo.

Todavía hay un segundo modo, más simple, para justificar hoy esta tarea. La alegría exige ser comunicada. El amor exige ser comunicado. La verdad exige ser comunicada. Quien ha recibido una gran alegría, no puede guardársela solo para sí mismo, debe transmitirla. Lo mismo vale para el don del amor, para el don del reconocimiento de la verdad que se manifiesta.

Cuando Andrés encontró a Cristo, no pudo hacer otra cosa que decirle a su hermano: «Hemos encontrado al Mesías». Y Felipe, al cual se le donó el mismo encuentro, no pudo hacer otra cosa que decir a Bartolomé que había encontrado a aquél sobre el cual habían escrito Moisés y los profetas. No anunciamos a Jesucristo para que nuestra comunidad tenga el máximo de miembros posibles, y mucho menos por el poder. Hablamos de Él porque sentimos el deber de transmitir la alegría que nos ha sido donada.

Seremos anunciadores creíbles de Jesucristo cuando lo encontremos realmente en lo profundo de nuestra existencia, cuando, a través del encuentro con Él, nos sea donada la gran experiencia de la verdad, del amor y de la alegría.

2. Forma parte de la naturaleza de la religión la profunda tensión entre la ofrenda mística de Dios, en la que se nos entrega totalmente a Él, y la responsabilidad para el prójimo y para el mundo por Él creado. Marta y María son siempre inseparables, también si, de vez en cuando, el acento puede recaer sobre la una o la otra. El punto de encuentro entre los dos polos es el amor con el cual tocamos al mismo tiempo a Dios y a sus Criaturas. ‘Hemos conocido y creído al amor’: esta frase expresa la auténtica naturaleza del cristianismo. El amor, que se realiza y se refleja de muchas maneras en los santos de todos los tiempos, es la auténtica prueba de la verdad del cristianismo.

 

en Espiritualidad y Cultura

La iglesia de San Juan de la Cruz organiza un concierto de música sacra por el V centenario de Santa Teresa

Este sábado, a las 20.15 horas, a cargo del grupo “Vocal XXI”

VALENCIA, 24 OCT. (AVAN).-La iglesia de San Juan de la Cruz de Valencia, que rige la orden de los Carmelitas descalzos, ha organizado para mañana, sábado, un concierto de música sacra con motivo del V centenario de su fundadora, Santa Teresa de Jesús (Ávila, 1515-Alba de Tormes, 1582) que se celebra a nivel nacional.
 
El concierto tendrá lugar a las 20.15 horas y correrá a cargo del grupo “Vocal Siglo XXI” que interpretará obras de Palestrina y Bach, entre otros compositores, según han indicado hoy a la agencia AVAN fuentes de la organización.
 
“El grupo “Vocal Siglo XXI” fue fundado en Madrid el año 2001 por el músico de origen angolés Manuel Dimbwadyo García y “entre otros galardones obtuvo el primer premio a la mejor interpretación de autor sudamericano en el I Certamen de Coros de la Comunidad de Madrid”, han añadido.
 
Igualmente, la parroquia ha organizado numerosas celebraciones con motivo del V Centenario de Santa Teresa. Así, el próximo 20 de diciembre se celebrará un concierto de Navidad a cargo del grupo NEOVOCALIS y, el 26 de marzo, otro concierto del grupo “Vocal Siglo XXI”.
 
Además, todos los últimos sábados de cada mes la iglesia permanecerá abierta ininterrumpidamente de 10 a 19 horas y se habilitará una capilla “como rincón de oración”. (AVAN)

en Mundo

«Para los greco-católicos rumanos, segundas nupcias hasta 1873»

25 de oct de 2014
Brugger atribuye a Pani una defensa de la práctica matrimonial griega de “oikonomia”, según la cual los matrimonios fracasados pueden ser disueltos y los cónyuges tienen el permiso de volver a casarse, o de contraer nuevas nupcias

Una imagen del Concilio de Trento
El artículo del padre Giancarlo Pani, que fue publicado en la revista “La Civiltà Cattolica” y resumido por Vatican Insider antes del Sínodo, estaba dedicado a la excepción que decició el Concilio de Trento en 1563 para establecer no condenar la práctica de las segundas nupcias y permitir a los católicos de rito griego mantenerla. Obviamente, el texto provocó discusión y fue criticado no por un historiador, sino por un moralista, el estadounidense E. Christian Brugger, profesor en el seminario teológico Saint John Vianney de Denver. Una respuesta clara y argumentada que fue publicada por el sitio de Sandro Magister.
 
 
 
 
 
Brugger atribuye a Pani una defensa de la práctica matrimonial griega de “oikonomia”, según la cual los matrimonios fracasados pueden ser disueltos y los cónyuges tienen el permiso de volver a casarse, o de contraer nuevas nupcias declaradas válidas por la Iglesia después de un período de penitencia, y su intención de aplicarla incluso en la Iglesia católica aprovechando «ni más ni menos que la autoridad del Concilio de Trento». Vatican Insider pidió al padre Pani una respuesta a estas críticas.
 
 
 
«Sí, he leído la respuesta del profesor Brugger a mi artículo. Pero al leerla me dio la impresión de que su texto no tenía que ver directamente con lo que yo escribí. Tal vez el autor ya tenía listo un texto más amplio sobre la indisolubilidad del matrimonio, rico de citas y de diferentes reflexiones. El artículo en “La Civiltà Cattolica” le habría ofrecido simplemente un pretexto para exponerlo».
 
 
 
¿Por qué afirma esto?

 
 
En el artículo de Brugger, efectivamente, se me atribuyen afirmaciones, interpretaciones, intenciones, instrumentalizaciones, herejías y tantas otras cosas, pero no me pertenecen. Creo que su larga requisitoria no sea en mi contra, sino justamente en contra de una decisión del Concilio de Trento. Se me acusa de no ofrecer ningún argumento para sostener mis tesis. ¡Pero yo no quería sostener ninguna tesis! Escribí un breve ensayo de carácter histórico, recordando un hecho histórico particular que se verificó en 1563. Ofrecí instrumentos, hechos, discusiones, documentación. Y también cité puntualmente en nota al pie las Actas del Concilio. Pretendía dar a conocer un pedazo de historia conciliar que fue olvidado desde el final del Tridentino hasta la publicación de las Actas de la última sesión, en 1932, es decir durante 370 años.
 
 
 
Pero, estará de acuerdo en que su artículo ofrecía un argumento a quienes pretenden abrir a los sacramentos a los divorciados…
 
 
 
Mire usted, no era mi intención defender la práctima matrimonial griega de la “oikonomia”, ni esperaba que esta tradición tolerante pudiera abrirse brecha en la Iglesia católica. Pero la historia es historia y no se puede cancelar. Se me acusa de la falsedad de una interpretación: me parece, en cambio, que llevé a cabo simplemente una investigación histórica, documentando en notas cada referencia a los documentos originales del Concilio y alejándome de cualquier tipo de interpretación. No se puede prescindir de los hechos documentados. Pero no soy yo quien decide cuál es el peso que hay que dar a estos hechos; esta es una tarea de los obispos y de los pastores.
 
 
 
El teólogo Brugger reconoce que resumió «bastante bien» los hechos de 1563…

 
 
Y yo lo agradezco por haberlo reconocido; era exactamente lo que pretendía hacer, recordando una página un tanto “embarazosa” del Concilio de Trento: justamente en la sesión en la que se decreta la indisolubilidad del matrimonio, se hace una expepción.
 
 
 
 
 
¿Ha habido otros casos de excepciones?

 
 
Sí, claro. Por ejemplo en la Iglesia rumana. El Código de Derecho canónico rumano dice: “Secundum matrimonium vocatur legitimum” (Cfr Iohannes D. Dan, Pravila Magna eiusque auctoritates in Ecclesia romena “indreptarea Legii” a. 1652, Romae, Urbanianum, 1944, 105-106). La Iglòesia greco-católica rumana tiene en la disciplina canónica la disolución del vínculo matrimonial mediante la “oikonomia”, incluso tras la unión con Roma de 1700. Esta disciplina permaneció vigor hasta 1872-1873, cuando se hizo la primera codificación del derecho de la Iglesia greco-católica rumana, misma que, en el Concilio de Alba Iulia, introduce la doctrina de la indisolubilidad del matrimonio.
 
 
 
¿Qué es lo que no volvería a escribir de su artículo sobre el Concilio de Trento?
 
 
 
A decir verdad, lo reescribiría tal y como lo escribí. Si hubo algo inexacto o que alterara la historia o de mi propia cosecha o falso y que no se encuentre en los documentos conciliares, estaría dispuesto a reconocerlo y, eventualmente, precisarlo. Pero el mismo Brugger no señaló ninguna inexactitud histórica. En mi artículo se insiste en varias ocasiones en que los padres conciliares no querían poner en discusión de ninguna manera la indisolubilidad del matrimonio, o aprobar el divorcio (se lee en las pp. 25, 26, 30 y 31 de mi artículo), sin embargo hacen una excepción.
¿Cómo fue definida la indisolubilidad por el Concilio de trento?

 
 
Hay que recordar que el Concilio no habla de indisolubilidad “absoluta” del matrimonio, sino de una enseñanza de la Iglesia, según la doctrina del Evangelio y la tradición apostólica; y la Iglesia no yerra al pronunciarla. Todavía más: no se dice cómo se propone. Es decir si inmutablemente o absolutamente, o cuál doctrina revelada, o si fue deducido con la razón. Los padres no aceptan la aclaración del cardenal de Lorena, Charles de Guisa, de que la indisolubilidad sea “per scripturas”, puesto que de la revelación no está claro. En resumen, el canon 7° sobre el matrimonio condena a quienes creen que la Iglesia se equivoca al definir indisoluble el matrimonio, etc. Por lo tanto, quien sostenga que la Iglesia yerra en la definición cae en la sanción. Los griegos, en cambio, no lo afirman, por lo que no caen en la condena

en Familia

El Papa: «La cadena perpetua es una pena de muerte oculta»

25 de oct de 2014
Es imposible imaginar que hoy los estados no puedan disponer de otro medio que no sea la pena capital para defender del agresor injusto la vida de las demás personas

Definió la cadena perpetua como una pena de muerte oculta y subrayó que en el Vaticano, efectivamente, ya no existe. Denunció todas las formas de tortura, como una «pasión» perversa del ser del hombre, y, en particular, en los «campos de concentración» modernos, en los centros ilegales de acogida, en los hospitales psiquiátricos y en las comisarías. Atacó, además, las «ejecuciones extrajudiciales» que ocultan los estados.
 
 
 
Francisco subrayó que ya no se habla de penas alternativas a la prisión y criticó las condiciones inhumanas en las que viven los prisioneros (cada cárcel nueva ya tiene todas las celdas ocupadas antes de que se inaugure) y planteó sus dudas con respecto a la detención preventiva, sobre todo cuando es usada por las autoridades públicas como abuso de poder. El Papa criticó nuevamente la corrupción y el tráfico de seres humanos, recordando que se trata de crímenes que no podrían suceder sin la colaboración de los poderes públicos. Papa Francisco recibió a una delegación de la Asociación internacional de derecho penal y pronunció un discurso denso y lleno de contenidos, como una lección magistral, en la que, sin citar casos individuales, consideró abusos y problemas de muchos rincones del mundo.
 
 
 
 
 
En la sociedad de hoy «no se buscan solo chivos expiatorios que paguen con su libertad y con su vida por todos los males sociales, como era típico en las sociedades primitivas, sino que además de esto a veces se verifica la tendencia de construir deliberadamente enemigos», indicó Jorge Mario Bergoglio: «Los mecanismos para formar estas imágenes son los mismos que, en su época, permitieron la expansión de las ideas racistas».
 
 
 
 
 
El Papa afrontó sobre todo el problema de los «sistemas penales fuera de control». «Se ha debilitado la concepción del derecho penal como última “ratio”, como último recurso de la sanción, limitado a los hechos más graves en contra de intereses individuales y colectivos más dignos de protección. También se ha debilitado el debate sobre la sustitución de la cárcel con otras sanciones penales alternativas», denunció el Pontífice argentino. Los juristas, en este contexto, deben «contener estas tendencias», a pesar de la «presión de los medios de comunicación de masa, de algunos políticos sin escrúpulos y de las pulsiones de la venganza que campean en la sociedad».
 
 
 
 
 
Papa Francisco afrontó también la cuestión de la pena de muerte. «Es imposible imaginar que hoy los estados no puedan disponer de otro medio que no sea la pena capital para defender del agresor injusto la vida de las demás personas», afirmó. Después insistió en que también existe pena de muerte cuando se dan las llamadas ejecuciones extrajudiciales o extralegales, que son «homicidios deliberados cometidos por algunos estados y sus agentes, y que a menudo pasan como enfrentamientos con delincuentes o son presentados como consecuencias no deseadas del uso razonable, necesario y proporcional de la fuerza para aplicar la ley». La pena de muerte, «ilegalmente y en diferentes grados, se aplica en todo el planeta», exclamó. Al respecto, el Papa indicó que la cadena perpetua «en el Vaticano, desde hace poco tiempo, en el Código penal, ya no existe. La cadena perpetua es una pena de muerte oculta».
 
 
 
 
 
El Papa denunció todas las diferentes causas de encarcelación inhumana («Estas no son fábulas», dijo). La detención preventiva, explicó el Papa que vivió durante la dictadura argentina, puede ser una «forma contemporánea de pena ilegal oculta, más allá de una aparente legalidad». Y también está el drama de los «detenidos sin condena» y las «deplorables condiciones que se verifican en diferentes partes del planeta», que, a veces, no son más que el «resultado del ejercicio arbitrario y despiadado del poder sobre las personas privadas de su libertad». Según el Papa, «cada cárcel nueva ya tiene ocupada su capacidad antes de que sea inaugurada».
 
 
 
Después habló de las condiciones de los encarcelados, entre ellos los presos sin condena y los condenados sin juicio afirmando que la prisión preventiva, cuando se usa de forma abusiva constituye otra forma contemporánea de pena ilícita oculta, más allá de la legalidad. También se refirió a las condiciones deplorables de los penitenciarios en buena parte del planeta, que si a veces se deben a la carencia de infraestructuras, otras son el resultado del ''ejercicio arbitrario y despiadado del poder sobre las personas privadas de libertad''. Francisco habló también de la tortura y de otros tratos inhumanos y degradantes, afirmando que en nuestros días las torturas se administran no sólo como un medio para lograr un fin particular, tales como la confesión o denuncia -practicas características de la doctrina de la seguridad nacional - sino que constituyen un dolor añadido a los males propios de la detención. La misma doctrina penal- señaló- tiene una importante responsabilidad en esto por haber permitido en ciertos casos, la legitimación de la tortura en determinadas condiciones, abriendo el camino para abusos posteriores.
No olvidó el Papa la aplicación de sanciones penales a los niños y ancianos condenando su uso en ambos casos, ni tampoco algunas formas de criminalidad que hieren gravemente la dignidad de la persona y el bien común, entre ellas la trata de personas y la esclavitud, ''reconocida como crimen contra la humanidad y crimen de guerra tanto por el derecho internacional como en tantas legislaciones nacionales''. Entre estas formas de criminalidad citó también la pobreza absoluta en que viven más de mil millones de personas y la corrupción. ''La escandalosa concentración de la riqueza global -dijo- es posible a causa de la connivencia de los responsables de la cosa pública con los poderes fuertes. La corrupción, es en si misma un proceso de muerte... y un mal más grande que el pecado. Un mal que más perdonar hay que curar''.
 
 
 
«El respeto de la dignidad humana no solo debe servir como límite a la arbitrariedad y a los excesos de los agentes del estado, sino como criterio de orientación para perseguir y reprimir las conductas que representen los más graves ataques de la dignidad y de la integridad de la persona humana», concluyó el Papa.

en Noticias ecuménicas

Francisco y Bartolomeo I firmarán una histórica declaración conjunta para unir a católicos y ortodoxos

22 de oct de 2014
El genocidio armenio, punto de fricción en la visita del Papa a Turquía (28-30 de noviembre)

El Papa Francisco participará junto a Bartolomeo I, líder espiritual de la Iglesia Ortodoxa cristiana, en una oración ecuménica durante su viaje a Turquía del 28 al 30 de noviembre, en el que visitará Ankara y Estambul.
 
El portavoz de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, el padre Federico Lombardi, ha confirmado que "acogiendo la invitación del presidente de la República de Turquía, de su santidad Bartolomeo I, y del presidente de la Conferencia Episcopal" el Papa realizará un viaje apostólico de tres días a Turquía.
 
El programa incluye una visita al mausoleo de Mustafa Kemal Atatürk, líder de la Guerra de Independencia Turca y el fundador y primer presidente de la República de Turquía. Además se reunirá con el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, el primer ministro, Ahmet Davutoglu y la Dirección General de Asuntos Religiosos de Turquía o Diyanet, como se la conoce en el país.
 
También visitará la Mezquita Azul y el Museo de Santa Sofía en Estambul, que fue una antigua basílica patriarcal ortodoxa, posteriormente reconvertida en mezquita y actualmente en museo.
 
El Papa Francisco será el cuarto pontífice que realiza una visita oficial a Turquía, después de sus predecesores Pablo VI, Juan Pablo II y Benedicto XVI.
 
Al recibir en 2004 a Osman Durak, como embajador de Turquía ante la Santa Sede, Juan Pablo II abogó por una adecuada separación entre la Iglesia y el Estado para que los ciudadanos, independientemente de su religión, puedan ofrecer su contribución a la sociedad.
 
Por su parte, Benedicto XVI visitó la Mezquita Azul de Estambul en 2006 y fue poco después de su lección en la Universidad de Ratisbona, que creó polémica sobre la violencia y el Islam.
 
Para Francisco, será el sexto viaje apostólico, después del de Brasil, Tierra Santa, Corea, Albania y Estrasburgo (Francia). Además, antes de visitar Turquía, el Papa viajará a Estrasburgo el próximo 25 de noviembre para dirigir un discurso al pleno del Parlamento Europeo en sesión solemne.
 


Además, el 12 de abril de 2015, Francisco celebrará una misa por el centenario del genocidio armenio en la Basílica de San Pedro, según anunció el arzobispo de Buenos Aires, el cardenal Mario Poli. La Iglesia turca quiere canonizar a varias víctimas del exterminio en el 2015, año del centenario del genocidio.
 
Por su parte, la República de Turquía niega la deportación forzosa y exterminio de un número indeterminado de civiles armenios, calculado aproximadamente entre un millón y medio y dos millones de personas, por el gobierno de los Jóvenes Turcos en el Imperio otomano, desde 1915 hasta 1923.
 
Turquía es un país con un 99,8% de musulmanes, con prevalencia sunita. La Constitución reconoce la libertad de culto para los individuos, aunque existen limitaciones en el sector político y educativo para quienes practican otras religiones. En los últimos años la idea de laicidad del Estado ha ido perdiendo terreno delante del islam. La Constitución reconoce la libertad de culto.
 
En 1949 Turquía se afilió al Consejo de Europa, a la OTAN en 1952; posteriormente a la OCDE, OCSE y G-20. En 1995 logró un acuerdo de unión aduanara con Europa y en 2005 comenzó a negociar su adhesión a la Unión Europea.
 


Este es el programa del viaje
 

Viernes 28 de noviembre de 2014 ›
 ‹
9.00 Salida en avión desde el Aeropuerto de Roma Fiumicino
13.00 Llegada al Aeropuerto Esemboğa de Ankara
Acogida oficial
Visita al Mausoleo de Atatürk
Palacio Presidencial
Ceremonia de bienvenida ›
 ‹
Visita de cortesía al Presidente de la República ›
 ‹
Encuentro con las autoridades ›
 ‹
Audiencia con el Primer Ministro ›
 ‹
Visita al Presidente de Asuntos Religiosos de Turquía (Diyanet) ›
 ‹

Sábado 29 de noviembre de 2014 ›
 ‹
9.30 Salida en avión desde el Aeropuerto Esemboğa de Ankara
10.30 Llegada al Aeropuerto Internacional Atatürk de Estambul
Visita al Museo de Santa Sofía
Visita a la Mezquita Sultan Ahmed ›
 ‹
Santa Misa en la Catedral católica del Espíritu Santo

 
Oración Ecuménica en la iglesia patriarcal de San Jorge
Encuentro privado con S.S. Bartolomé I en el Palacio patriarcal ›
 ‹

Domingo 30 de noviembre de 2014 ›
 ‹
Santa Misa privada en la Delegación Apostólica ›
 ‹
Divina Liturgia en la iglesia patriarcal de San Jorge

 
Bendición ecuménica y firma de una Declaración conjunta
Almuerzo del Santo Padre con SS. Bartolomé I en el Patriarcado Ecuménico
16.45 ›
 ‹
Ceremonia de despedida en el Aeropuerto Internacional Atatürk de Estambul
 
17.00 Salida en avión desde el Aeropuerto Internacional Atatürk de Estambul
18.40 Llegada al Aeropuerto de Roma Ciampino ›
 

Si deseas comunicarte con el sitio, puedes escribir a etf.direccion@gmail.com