estoy registrado  |  ¿registrarme?
rápido, gratis y seguro
0
<< volver
 
elegir la hora
Oficio de difuntos, conmemoración
Oficio de difuntos
Oficio de Lecturas - Primer Salmo
Salmo 39,2-14.17-18 - I: Acción de gracias y petición de auxilio
Ant: De tierra me formaste y me revestiste de carne; Señor, Redentor mío, resucítame en el último día.
Tú no quieres sacrificios ni ofrendas, pero me has preparado un cuerpo (Hb 10,5)
Yo esperaba con ansia al Señor;
él se inclinó y escuchó mi grito:

me levantó de la fosa fatal,
de la charca fangosa;
afianzó mis pies sobre roca,
y aseguró mis pasos;

me puso en la boca un cántico nuevo,
un himno a nuestro Dios.
Muchos, al verlo, quedaron sobrecogidos
y confiaron en el Señor.

Dichoso el hombre que ha puesto
su confianza en el Señor,
y no acude a los idólatras,
que se extravían con engaños.

Cuántas maravillas has hecho,
Señor, Dios mío,
cuántos planes en favor nuestro;
nadie se te puede comparar.
Intento proclamarlas, decirlas,
pero superan todo número.

Tú no quieres sacrificios ni ofrendas,
y, en cambio, me abriste el oído;
no pides sacrificio expiatorio,
entonces yo digo: «Aquí estoy
-como está escrito en mi libro-
para hacer tu voluntad.»

Dios mío, lo quiero,
y llevo tu ley en las entrañas.

Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo
como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos. Amén.
Ant: De tierra me formaste y me revestiste de carne; Señor, Redentor mío, resucítame en el último día.
Si deseas comunicarte con el sitio, puedes escribir a etf.direccion@gmail.com