Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
El Testigo Fiel
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde el 20 de junio de 2003 ~
rápido, gratis y seguro
conservar sesión
  • Por sobre todo, los miembros registrados dan forma y sentido a este sitio, para que no sea solamente un portal de servicios sino una verdadera comunidad de formación, reflexión y amistad en la Fe.
  • Además tienes ventajas concretas en cuanto al funcionamiento:
    • Tienes reserva del nombre, de modo que ningún invitado puede quedarse con tu identidad.
    • En los foros, puedes variar diversas opciones de presentación (color de fondo, cantidad de mensajes por página, etc.), así como recibir mail avisándote cuando respondan a cuestiones de tu interés.
    • También puedes llevar un control sobre los mensajes que leíste y los que no, o marcarlos para releer.
    • Puedes utilizar todas las funciones de la Concordancia Bíblica on-line.
registrarme
«Mira que estoy a la puerta y llamo,
si alguno oye mi voz y me abre la puerta,
entraré en su casa y cenaré con él, y él conmigo...»
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde el 20 de junio de 2003 ~
Foros: Zona Café

Buscador simple (o avanzado)
El buscador «simple» permite buscar con rapidez una expresión entre los campos predefinidos de la base de datos. Por ejemplo, en la biblioteca será en título, autor e info, en el santoral en el nombre de santo, en el devocionario, en el título y el texto de la oración, etc. En cada caso, para saber en qué campos busca el buscador simple, basta con desplegar el buscador avanzado, y se mostrarán los campos predefinidos. Pero si quiere hacer una búsqueda simple debe cerrar ese panel que se despliega, porque al abrirlo pasa automáticamente al modo avanzado.

Además de elegir en qué campos buscar, hay una diferencia fundamental entre la búsqueda simple y la avanzada, que puede dar resultados completamente distintos: la búsqueda simple busca la expresión literal que se haya puesto en el cuadro, mientras que la búsqueda avanzada descompone la expresión y busca cada una de las palabras (de más de tres letras) que contenga. Por supuesto, esto retorna muchos más resultados que en la primera forma. Por ejemplo, si se busca en la misma base de datos la expresión "Iglesia católica" con el buscador simple, encontrará muchos menos resultados que si se lo busca en el avanzado, porque este último dirá todos los registros donde está la palabra Iglesia, más todos los registros donde está la palabra católica, juntos o separados.

Una forma de limitar los resultados es agregarle un signo + adelante de la palabra, por ejemplo "Iglesia +católica", eso significa que buscará los registros donde estén las dos palabras, aunque pueden estar en cualquier orden.
La búsqueda admite el uso de comillas normales para buscar palabras y expresiones literales.
La búsqueda no distingue mayúsculas y minúsculas, y no es sensible a los acentos (en el ejemplo: católica y Catolica dará los mismos resultados).
Temas:
mensajes por página:
Una nueva sección (1)
por Abel (30-abr-2020)
Felices Pascuas (2)
por Maite (12-abr-2020 - último: 12-abr-2020, 15:54:30)
Es bueno y necesario reír. "Yo los gatos y la policía" (1)
por Maite (30-mar-2020)
Feliz cumpleaños Abel (6)
por Maite (24-ene-2019 - último: 24-ene-2020, 15:12:23)
Cómo pasa el tiempo (2)
por Maite (21-jun-2019 - último: 21-jun-2019, 12:43:42)
Se fue Ciro (6)
por Maite (09-jun-2019 - último: 12-jun-2019, 19:19:54)
Para animarnos Hoy (4)
por Samuelv (11-jul-2018 - último: 30-mar-2019, 23:11:47)
Feliz 2019 (3)
por Maite (31-dic-2018 - último: 01-ene-2019, 18:48:14)
Un perro guardián destroza el osito de peluche de Elvis Presley (15)
por Andrea (04-ago-2006 - último: 29-dic-2018, 20:41:48)
Feliz Navidad a toda la gente maravillosa de ETF (4)
por Maite (25-dic-2018 - último: 25-dic-2018, 22:44:33)
Felicidades, Maite (3)
por Abel (02-nov-2018 - último: 04-nov-2018, 09:40:10)
Aviso de una casualidad (25)
por Gerard (24-oct-2010 - último: 03-ago-2018, 15:51:17)
Intenciones de oración (25)
por Maite (25-abr-2005 - último: 03-ago-2018, 14:56:08)
Agradecer a Dios Cuando Despertamos (4)
por Analorenza (26-jul-2018 - último: 02-ago-2018, 12:33:57)
Citas bíblicas de motivación (3)
por Lennita (16-jul-2018 - último: 19-jul-2018, 13:03:10)
Para los enamorados (1)
por Paolla (10-jul-2018)
Poema Bonito Para Un Cumpleaños (1)
por Arena (10-jul-2018)
Frases Con mucha Fe y Esperanza, Para Cumpleaños (1)
por Germano (18-jun-2018)
Palabras Para Recordar El Amor De Dios (2)
por dulcineaR (i) (07-jun-2018 - último: 07-jun-2018, 12:28:42)
Un cuento mientras tomamos un café (7)
por Maite (15-mar-2018 - último: 07-jun-2018, 12:25:59)
Frases para dios (8)
por carlamayra (01-abr-2018 - último: 07-jun-2018, 00:01:43)
El Reno de Papa Noël (1)
por Maite (12-may-2018)
Frases Con Palabras Bonitas (1)
por Alegria (i) (26-abr-2018)
Consulta sobre la Liturgia de las horas (11)
por Maria Silvia (i) (19-abr-2017 - último: 29-ene-2018, 16:44:52)
Feliz Pascua de Resurrección (4)
por Jorge (Kanbei) (16-abr-2017 - último: 16-abr-2017, 22:48:23)
Feliz Cumple Abel! (6)
por Ecazes (24-ene-2017 - último: 30-ene-2017, 13:38:19)
Feliz cumple. Elena!!!! (7)
por Abel (17-ene-2017 - último: 24-ene-2017, 18:35:11)
Feliz 2017 (5)
por Maite (31-dic-2016 - último: 01-ene-2017, 21:12:24)
Feliz Navidad (8)
por Maite (24-dic-2016 - último: 29-dic-2016, 21:51:35)
consejos (11)
por Ecazes (28-dic-2016 - último: 29-dic-2016, 21:10:56)
Feliz cumple, Maite! (7)
por Abel (02-nov-2016 - último: 20-dic-2016, 12:31:53)
Una canción que me gustó (7)
por Ecazes (19-dic-2016 - último: 20-dic-2016, 12:30:50)
30 de noviembre, San Hectitor (4)
por Abel (30-nov-2016 - último: 19-dic-2016, 20:31:46)
La libertad nos deja solos (7)
por Ecazes (29-oct-2016 - último: 02-nov-2016, 11:16:57)
Sobre la Liturgia de las Horas (2)
por Ikari (26-oct-2016 - último: 26-oct-2016, 08:39:10)
Felicidades por el rediseño (7)
por Carlos JBS (30-ago-2016 - último: 11-sep-2016, 11:23:36)
Feliz Cumple ETF (9)
por Ecazes (20-jun-2016 - último: 18-jul-2016, 03:47:55)
Feliz Día del Padre (2)
por Ecazes (19-jun-2016 - último: 21-jun-2016, 03:11:20)
Oraciones (4)
por Carlos JBS (08-may-2016 - último: 06-jun-2016, 15:24:47)
Feliz Cumple, Laura (6)
por Abel (16-may-2016 - último: 30-may-2016, 20:46:43)
VIDEO homenaje a Dios (10)
por Carlos JBS (11-abr-2007 - último: 22-may-2016, 20:53:32)
Feliz Cumple Ma (6)
por Ecazes (02-may-2016 - último: 08-may-2016, 01:32:30)
Oraciones por MaCarmen (13)
por Abel (24-dic-2015 - último: 07-may-2016, 22:22:22)
A los que descargaron los Cuentos Jasídicos (3)
por Abel (09-feb-2014 - último: 26-abr-2016, 09:44:31)
Ideas para funcionalidades en el foro (6)
por Ecazes (09-feb-2016 - último: 07-mar-2016, 15:58:40)
Feliz cumpleaños Abel!! (7)
por Andrea (24-ene-2016 - último: 29-ene-2016, 15:58:04)
Año nuevo (5)
por Maite (31-dic-2015 - último: 07-ene-2016, 04:45:51)
Feliz Navidad (7)
por Maite (24-dic-2015 - último: 31-dic-2015, 21:04:12)
Dispositivos para leer (8)
por FranciscoMarconi (03-dic-2015 - último: 04-dic-2015, 09:36:32)
"El Reino" de E. Carriere. (11)
por Fabiana (i) (30-nov-2015 - último: 03-dic-2015, 19:17:52)
Un favor sobre un villancico (6)
por Abel (19-nov-2015 - último: 03-dic-2015, 18:25:44)
Adviento con AIN (5)
por Laura (28-nov-2015 - último: 29-nov-2015, 02:34:27)
Un beso a Andrea (6)
por Abel (16-nov-2015 - último: 25-nov-2015, 03:30:23)
Muy feliz cumpleaños, Maite!!! (8)
por Abel (02-nov-2015 - último: 10-nov-2015, 13:27:38)
Si alguien sabe... (3)
por Laura (06-nov-2015 - último: 06-nov-2015, 23:57:14)
Copiar no es robar (3)
por Ecazes (06-oct-2015 - último: 07-oct-2015, 15:41:00)
ULTIMOS MENSAJES DE MARIA (25)
por Salvador Sal. (03-jun-2005 - último: 04-ago-2015, 10:50:26)
El Paraíso estaba en España, aunque puede que estuviese en America (3)
por Maite (23-jun-2015 - último: 04-jul-2015, 20:06:26)
El testamento de María (de Colm Tóibín) (28)
por isidro13 (26-abr-2015 - último: 04-jun-2015, 15:22:14)
Feliz cumpleaños, Laura (7)
por Abel (16-may-2015 - último: 26-may-2015, 23:33:23)
Feliz Pascua!!! (8)
por Abel (05-abr-2015 - último: 12-may-2015, 13:32:04)
Feliz día, Maricruz (5)
por Abel (03-may-2015 - último: 05-may-2015, 22:08:04)
San Jorge (2)
por Ecazes (23-abr-2015 - último: 23-abr-2015, 17:09:28)
Aniversario de Eduardo (8)
por Abel (06-jun-2014 - último: 23-abr-2015, 14:53:49)
P. Jordi, Q.E.P.D. (9)
por ETF (26-feb-2015 - último: 06-mar-2015, 02:11:42)
Felicidades Abel (15)
por Maricruz (24-ene-2015 - último: 03-feb-2015, 15:01:46)
Feliz cumple, Ecazes! (9)
por Abel (17-ene-2015 - último: 25-ene-2015, 12:52:54)
petición al Webmaster... (11)
por Ecazes (10-ene-2015 - último: 22-ene-2015, 03:47:37)
Feliz 2015 (6)
por Maite (01-ene-2015 - último: 06-ene-2015, 14:11:48)
un link (2)
por Laura (i) (18-dic-2014 - último: 05-ene-2015, 14:28:41)
Feliz Navidad a todos, trolls incluídos (3)
por Maite (23-dic-2014 - último: 05-ene-2015, 14:17:20)
Para Hectitor (4)
por Abel (30-nov-2014 - último: 18-dic-2014, 19:31:59)
Feliz cumple, Andrea!!!! (5)
por Abel (16-nov-2014 - último: 23-nov-2014, 13:03:10)
Feliz cumple, Maite (7)
por Abel (02-nov-2014 - último: 23-nov-2014, 13:02:12)
Feliz Cumple ETF (9)
por Ecazes (20-jun-2014 - último: 25-jun-2014, 02:23:41)
Felices Pascuas de Resurrección (3)
por Andrea (21-abr-2014 - último: 23-abr-2014, 15:46:27)
Imágenes de portada (5)
por Andrea (16-abr-2014 - último: 18-abr-2014, 12:40:41)
... no morirá para siempre (10)
por Ecazes (19-mar-2014 - último: 25-mar-2014, 17:24:24)
Un cambio en el editor de los foros (2)
por Abel (12-mar-2014 - último: 13-mar-2014, 18:21:57)
Página12 a full con B XVI (2)
por Laura (i) (12-feb-2014 - último: 18-feb-2014, 10:06:40)
kiero saber el significado de mi nombre (71)
por Misraim (11-sep-2005 - último: 05-feb-2014, 12:49:51)
Feliz Cumple Abel 2014 !!!! (8)
por Andrea (24-ene-2014 - último: 04-feb-2014, 02:37:51)
Feliz Cumpleaños Abel !! (11)
por Andrea (24-ene-2013 - último: 24-ene-2014, 11:58:09)
Feliz cumple, Ecazes!!!! (7)
por Abel (17-ene-2014 - último: 23-ene-2014, 14:05:20)
2014 (3)
por Ecazes (31-dic-2013 - último: 12-ene-2014, 16:49:16)
Feliz Navidad 2013 (4)
por Andrea (26-dic-2013 - último: 06-ene-2014, 11:56:45)
Actualizando la portada... (4)
por Ecazes (19-dic-2013 - último: 22-dic-2013, 12:24:12)
Hermoso libro de/sobre Bergoglio (2)
por Abel (23-mar-2013 - último: 20-dic-2013, 00:24:24)
Felicidades Hectitor (6)
por Abel (30-nov-2013 - último: 11-dic-2013, 20:25:34)
Eh, Andrea!!!!! (7)
por Abel (16-nov-2013 - último: 29-nov-2013, 04:09:07)
id: 7557
permalink del tema entero: https://www.eltestigofiel.org/index.php?idu=fr_7557
Belleza tan antigua y tan nueva...
por: andrea (168.226.170.---) - 26-jun-2004, 04:04:59

 

Tal vez haya que pegarlo en Teología.No se que dirá el moderador, lo dejo a su criterio. Es un poco largo, los que me conocen saben que no hago uso ni abuso, pero bueno, de vez en cuando no pasa nada. A mi me gusyó, no se que les parecerá a ustedes. Un beso, Andrita.

...............................................................................

Miguel Ángel García Olmo

25/06/04 (Veritas)

LA BELLEZA DE LA LITURGIA CRISTIANA, SEGÚN UN ESPECIALISTA EN HUMANIDADES

In liturgia enim Deus ad populum suum loquitur?

Populus vero Deo respondet tum cantibus tum oratione.

[En efecto, en la liturgia Dios habla a su pueblo...

El pueblo responde a Dios con cánticos y oraciones] CONCILIO VATICANO II

Mi amigo Jean Lauand añade a su condición de filósofo medievalista el ser brasileño. Tal vez por ello sus artículos son de lectura amena y ágil. Y tal vez por ello, por la propensión estética que flota en aquel ambiente, vuelva él una y otra vez a abordar en sus escritos la inagotable relación existente entre belleza y Dios. De su vívida reflexión ni siquiera escapan las canciones de Paul McCartney o de Tom Jobim, ni los prodigiosos pies torcidos del añorado Garrincha, ni las expresiones populares de asombro que estallan en espontánea alabanza al Supremo Hacedor ("¡¡¡Oléééé...!!!" ―es decir: Wa-(a)llah, "¡Por Dios!" ). Mi afición a lo clásico hace que paladee especialmente los comentarios que Jean suele dedicar al Himno a Zeus de Píndaro:

"La escena descrita por Píndaro es clara: Zeus decide intervenir en el caos. Toda la confusión y la deformidad van entonces dando lugar a la armonía y al orden: kosmos. Y cuando, finalmente, el mundo alcanza su estado de perfección, Zeus ofrece un banquete para mostrar a los demás dioses, atónitos ante tanta belleza, su creación... Mas, para sorpresa general, uno de los inmortales pide la palabra y apunta a Zeus un grave e inesperado defecto: faltan criaturas que alaben y reconozcan la grandeza divina de ese mundo... ¡Pues el hombre es un ser que olvida. El hombre, que fue agraciado por la divinidad con la llama del espíritu, el hombre, al final, salió mal hecho, mal acabado: tiende al embotamiento, a la insensibilidad... al olvido!"

Con permiso del pensador y del poeta, hubo, sin embargo, un tiempo en el que las criaturas, trascendiendo las desdichas que acompañan la vida y su propia tendencia al embotamiento, sí supieron apreciar la radical belleza de la que está transido el mundo. Y entendían de Quién proviene la maravilla. Y, agradecidos, a la eterna Hermosura ofrendaron hermosura imperecedera. Arte sacro le llamaron. "Ktèma es aieí" ("tesoro para siempre" ) le digo yo, con las palabras del viejo Tucídides.

Dios y el Demonio en todas partes...

Dios está en nosotros. Es esta presencia interior

la que nos hace admirar lo bello.

Eugène DELACROIX

La belleza y el color de la imágenes estimulan

mi oración para dar gloria a Dios.

S. JUAN DAMASCENO

En días pasados, como si no hubiese acontecimientos a los que prestar mayor atención, unas vidrieras y unos frescos catedralicios representando escenas evangélicas concitaron la ira agreste del batallón de opinadores mediáticos que a diario consolidan el puesto disparando juicios y pareceres sobre cualquier novedad que se ofrezca, sea pública o privada, grave o trivial, religiosa o profana, general o especializada. El artista, varón de fe probada, se sintió tan abrumado que sólo pudo achacar la granizada que súbitamente descargaba sobre su persona y su obra a la labor tergiversadora del Diablo (y es que cabalmente "ho diábolos" significa en griego "el calumniador"; y mucho tuvo el revuelo de intento de desprestigiar a un hombre por ser amigo de Dios). La batahola de expertos en muralismo religioso surgidos de la nada impresionaba al más indolente, estridor insufrible que ni siquiera amortiguaba la certeza íntima de que semejantes dictaminadores, en condiciones normales, apenas si sabrían distinguir el lado de la epístola del del evangelio...

Mas tampoco perdamos, en situaciones así, la oportunidad de imitar las saludables virtudes de personajes como David...:

"Cuando el rey David llegó a Bajurim salió de allí un hombre del mismo clan que la casa de Saúl, llamado Semeí, hijo de Guerá. Iba maldiciendo mientras avanzaba. Tiraba piedras a David y a todos los servidores del rey, mientras toda la gente y todos los servidores se colocaban a derecha e izquierda. Semeí decía maldiciendo: "Vete, vete, hombre sanguinario y malvado. Yahveh te devuelva toda la sangre de la casa de Saúl, cuyo reino usurpaste. Así Yahveh ha entregado tu reino en manos de Absalón tu hijo. Has caído en tu propia maldad, porque eres un hombre sanguinario." Abisay, hijo de Sarvia, dijo al rey: "¿Por qué ha de maldecir este perro muerto a mi señor el rey? Voy ahora mismo y le corto la cabeza." Respondió el rey: "¿Qué tengo yo con vosotros, hijos de Sarvia? Deja que maldiga, pues si Yahveh le ha dicho: "Maldice a David" ¿quién le puede decir: "Por qué haces esto?" Y añadió David a Abisay y a todos sus siervos: "Mirad, mi hijo, salido de mis entrañas, busca mi muerte, pues ¿cuánto más ahora un benjaminita? Dejadle que maldiga, pues se lo ha mandado Yahveh. Acaso Yahveh mire mi aflicción y me devuelva Yahveh bien por las maldiciones de este día." Y David y sus hombres prosiguieron su camino, mientras Semeí marchaba por el flanco de la montaña, paralelo a él; iba maldiciendo, tirando piedras y arrojando polvo". (2 Samuel 16, 5-13)

Entre el alud de ásperas críticas a los frescos en cuestión, algunas daban la impresión de ir más allá del mero disgusto coyuntural o inducido: su reproche parecía extenderse a toda producción artística surgida del seno de la Iglesia actual. ?Aunque sólo sea por una cuestión de buen gusto, uno se ve abocado al ateísmo?, protestaba una novelista de moda cuyo postrer vínculo con la fe católica ?al fin roto? eran las manifestaciones estéticas. Todo fue puesto en tela de juicio por esta autora y por bastantes más. Era el momento de pasar factura a las cancioncillas inanes de las monjas, al desabrido rasgueo de guitarras y al estruendo de timbales y baterías destempladas en ciertas misas dominicales; cuando no a las voces sin ángel de las feligresas más dispuestas, con sus melodías y letras simplonas repetidas hasta la misma náusea (que incluso hemos visto ridiculizadas recientemente en alguna peliculilla de éxito. Ahora lo tienen fácil; ¿se habrían atrevido con el "Trahe me post te, Virgo Maria" de Francisco Guerrero...?). Del severo escrutinio tampoco se libraban los dudosos gustos plásticos de los católicos hodiernos: enojosas iconografías híbridas, templos anodinos con frustrada vocación de salones, naves cuajadas de elementos extraños donde la atención no encuentra asiento, chocantes celebraciones que se prodigan por todas partes... Las comparaciones con las grandes e incontables genialidades artísticas nacidas de la fe, el culto y la alabanza de generaciones pasadas de creyentes tampoco se hicieron esperar. Uno, de primeras, se indignaba: ?Pero ¿cómo se atreven? ¡Los mismos que se burlaban del latín y la música sacra, los que siempre despreciaron las inveteradas y profundamente bellas tradiciones de la Iglesia en favor de no se sabe qué apertura a la modernidad nos censuran ahora por los tristes resultados que ellos mismos contribuyeron a forzar!?. Mas luego, una vez mitigado el estupor del momento...: ?¿Habrá mandado Dios a estos columnistas y tertulianos que nos maldigan? ¿Qué nos pasa? ¿Acaso descuidamos la belleza que necesariamente debería emanar de un culto auténticamente divino? ¿Hemos cortado los cristianos de hoy el cordón que nos ligaba con una tradición ininterrumpida de embriagadoras maravillas brotadas del ansia de nuestros antepasados por rendir alabanza y expresar los misterios de la fe? ¿Realmente aún tenemos esa fe? Y si la tenemos, ¿por qué se seca el venero del deleite total??

Misterioso poder de las formas

Por un verso de Rimbaud se empieza a convertir Claudel,

y luego, por un verso de Claudel, se convierte James.

José Mª PEMÁN

Tengo que anotar aquí la importancia excepcional de J. S. Bach.

Las Pasiones y Cantatas: en el fondo la vida cristiana me ha venido

a través de esto.

Gabriel MARCEL

A veces me gusta pensar en la paradoja extraordinaria que supone el que las épocas tenidas por la Modernidad como las más opacas y oscurantistas de la Historia (períodos, claro, de fe colectiva e intensa en Jesucristo: Edad Media europea, Imperio español...) fueron las que alumbraron tal constelación de obras maestras del arte, la arquitectura, la música o la literatura religiosas (¡siglos de oro!) como nunca se vio ni se verá, hasta el punto de constituir lo mayor que ha dado la creatividad occidental desde Grecia y Roma. Qué distinto, por ejemplo, de la rapidez con que se ha eclipsado la redundante y átona producción estética de las un tiempo omnipotentes utopías modernas; ésas que ayer mismo fascinaban a las masas inflándolas de entusiasmo, mientras recorría Europa la pasión ardiente por hacer surgir al hombre nuevo supuestamente liberado de las ataduras serviles del cristianismo. ¿Quién podría citar algún artista del nazismo que todavía interese, más allá, si acaso, de Arno Breker o de Leni Riefenstahl...? ¿Y quién del "socialismo real", salvo quizás Maiakovski, Eisenstein ?expelidos por el mismo sistema que exaltaron?, Prokofiev...?. Sin embargo, los ríos de arte y belleza que manan prolíficos de la fe, la liturgia o el culto de alabanza a Dios no se apagan, su fuerza atractiva remonta los siglos y son capaces de conmover y hasta abatir los muros más sólidos e impenetrables que existen: los del corazón humano...

"Así era el desgraciado muchacho que el 25 de diciembre de 1886 fue a Notre-Dame de París para asistir a los oficios de Navidad. Entonces empezaba a escribir y me parecía que en las ceremonias católicas, consideradas con un diletantismo superior, encontraría un estimulante apropiado y la materia para algunos ejercicios decadentes. Con esta disposición de ánimo, apretujado y empujado por la muchedumbre, asistía, con un placer mediocre, a la Misa mayor. Después, como no tenía otra cosa que hacer, volví a las Vísperas. Los niños del coro vestidos de blanco y los alumnos del pequeño seminario de Saint-Nicholas-du-Cardonet que les acompañaban, estaban cantando lo que después supe que era el Magnificat. Yo estaba de pie entre la muchedumbre, cerca del segundo pilar a la entrada del coro, a la derecha del lado de la sacristía.

Entonces fue cuando se produjo el acontecimiento que ha dominado toda mi vida. En un instante mi corazón fue tocado y creí. Creí con tal fuerza de adhesión, con tal agitación de todo mi ser, con una convicción tan fuerte, con tal certidumbre que no dejaba lugar a ninguna clase de duda, que después, todos los libros, todos los razonamientos, todos los avatares de mi agitada vida, no han podido sacudir mi fe, ni, a decir verdad, tocarla. De repente tuve el sentimiento desgarrador de la inocencia, de la eterna infancia de Dios, de una verdadera revelación inefable. Al intentar, como he hecho muchas veces, reconstruir los minutos que siguieron a este instante extraordinario, encuentro los siguientes elementos que, sin embargo, formaban un único destello, una única arma, de la que la divina Providencia se servía para alcanzar y abrir finalmente el corazón de un pobre niño desesperado: ?¡Qué feliz es la gente que cree! ¿Si fuera verdad? ¡Es verdad! ¡Dios existe, está ahí! ¡Es alguien, es un ser tan personal como yo! ¡Me ama! ¡Me llama!?. Las lágrimas y los sollozos acudieron a mí y el canto tan tierno del Adeste aumentaba mi emoción".

Ahora bien, situándonos de nuevo en nuestro tiempo, estamos obligados a preguntarnos: ¿habría experimentado el poeta de 18 años que era Paul Claudel la misma revolución interior que marcó su vida y su obra si, en lugar del coro de niños y seminaristas cantando Vísperas solemnes, se hubiese encontrado en la nave de la iglesia a un grupo de fieles desconocidos entre sí entonando "Como brotes de olivo"... O a un entusiasta colectivo juvenil coreando el "Sabed que vendrá" sobre las notas del "Blowin´; in the Wind" de Bob Dylan y haciendo luego murmullo de los "Sonidos del Silencio" de Simon & Garfunkel para que sobre él se recite el Padrenuestro... O a una comunidad de base entrelazando las manos a los sones del "Sólo le pido a Dios", gran éxito de Ana Belén...? Qué duda cabe que para Dios nada hay imposible, pero ¿serán ésos los cauces más idóneos para que Su misericordia callada se manifieste, por ejemplo, a los alejados...?

Permítaseme insistir. ¿Se habría producido igualmente ?al menos de la forma tan impresionante en que sucedió? la conversión del filósofo García Morente si aquella noche en la radio hubiesen puesto "Pescador de hombres", en lugar de estar sonando "L´;enfance de Jésus", de Hector Berlioz...?

"Algo exquisito, suavísimo, de una delicadeza y ternura tales que nadie puede escucharlo con los ojos secos... Cuando terminó, cerré la radio para no perturbar el estado de deliciosa paz en que esa música me había sumergido. Y por mi mente empezaron a desfilar ?sin que yo pudiera ofrecerles resistencia? imágenes de la niñez de Nuestro Señor Jesucristo. Le vi, en la imaginación, caminando de la mano de la Santísima Virgen, o sentado en un banquillo y mirando con grandes ojos atónitos a San José y a María. Seguí representándome otros episodios de la vida del Señor: el perdón que concede a la mujer adúltera, la Magdalena lavando y secando los pies del Salvador, Jesús atado a la columna, el Cirineo ayudando al Señor a llevar la Cruz, las santas mujeres al pie de la Cruz... Y los brazos de Cristo crecían y crecían, y parecían abrazar a toda aquella humanidad doliente y cubrirla con la inmensidad de su amor, y la Cruz subía, subía hasta el cielo y llenaba el ámbito de todo y tras de ella subían muchos, muchos hombres y mujeres y niños; subían todos, ninguno se quedaba atrás; solo yo, clavado en el suelo, veía desaparecer en lo alto a Cristo rodeado por el enjambre inacabable de los que subían con Él; sólo yo me veía a mí mismo, en aquel paisaje ya desierto, arrodillado y con los ojos puestos en lo alto y viendo desvanecerse los últimos resplandores de aquella gloria infinita, que se alejaba de mí... ¿Y qué me había sucedido? Pues que la distancia entre mi pobre humanidad y ese Dios teórico de la filosofía me había resultado infranqueable. Demasiado lejos, demasiado ajeno, demasiado abstracto, demasiado geométrico e inhumano. Pero Cristo, pero Dios hecho hombre, Cristo sufriendo como yo, más que yo, muchísimo más que yo, a ése sí que le entiendo y ése sí que me entiende, a ése sí que puedo entregarle fielmente mi voluntad entera, tras de la vida. A ése sí que puedo pedirle, porque sé de cierto que sabe lo que es pedir y sé de cierto que da y dará siempre, puesto que se ha dado entero a nosotros los hombres. ¡A rezar, a rezar! Y puesto de rodillas empecé a balbucir el Padrenuestro. Y ¡horror! ¡Se me había olvidado!... Lo primero que haré mañana será comprarme un libro devoto y algún buen manual de doctrina cristiana. Aprenderé las oraciones; me instruiré lo mejor que pueda en las verdades dogmáticas, procurando recibirlas con la inocencia del niño, es decir, sin discutirlas ni sopesarlas por ahora. Ya tendré tiempo de sobra, cuando mi fe sea sólida y robusta y esté por encima de toda vacilación, para reedificar mi castillo filosófico sobre nuevas bases. Compraré también los Santos Evangelios y una vida de Jesús. ¡Jesús, Jesús! ¡Misericordia! Una figura blanca, una sonrisa, un ademán de amor, de perdón, de universal ternura. ¡Jesús!"

Cierto es que André Frossard, pongamos por caso, el converso más famoso del siglo XX, dejó muy claro en el relato de su fulminante conversión que ?la emoción artística no tuvo parte alguna en lo que va a seguir?. Pero uno no puede dejar de preguntarse qué habría sucedido si Frossard, en lugar de penetrar esa tarde en la seguramente mediocre capilla parisina cercana al Panteón ?"no era para entusiasmarse... fieles que rezan en la penumbra... vidrieras, debilitadas por la masa de la obra circundante... religiosas, con las cabezas cubiertas con un velo negro... una especie de plegaria a dos voces que se responde a sí misma de una orilla a otra de la nave para resolverse a intervalos regulares en la exclamación: ?gloria patri et filio, et spiritui sancto?, antes de proseguir el chorro alternado de su navegación apacible. No sé que se trata de salmos, no sé que estamos en maitines, y que estoy acunado por el leve balanceo de las horas canónicas... una gran cruz de metal labrado que lleva en su centro un disco de un blanco mate... nunca he visto una custodia habitada, ni creo que una hostia, e ignoro que estoy ante el Santísimo Sacramento, hacia el cual se elevan dos filas de cirios encendidos... mi mirada pasa de la sombra a la luz... Entonces se desencadena, bruscamente, la serie de prodigios cuya inexorable violencia va a desmantelar en un instante el ser absurdo que soy y va a traer al mundo, deslumbrado, el niño que jamás he sido..."? hubiese entrado a buscar a su amigo en una parroquia actual de nueva y rumbosa planta. En un templo moderno de referencia, si se quiere: la capilla de Ronchamp, de Le Corbusier, la catedral de Brasilia, obra de Niemeyer, o la que en Los Ángeles ha levantado Moneo...

Aprovecho de paso para preguntarme si el Cristo vanguardista encargado y pintado por Miquel Barceló en la catedral de Palma ?cuyos desproporcionados atributos viriles el pintor se ha avenido a reducir tras las reservas manifestadas por el cabildo? será capaz de suscitar en algún contemplador los poemas que otros cristos inspiraron a Salinas, Villamediana, Unamuno, Machado, Sánchez Mazas, Gerardo Diego... O de igualar el vértigo espiritual que produce la imponente visión daliniana del Cristo de San Juan de la Cruz.

Por plantearlo ya sin ambages: ¿ha perdido la fe religiosa de los católicos de hoy la potencia, la claridad, la asiduidad, la modestia y la absoluta confianza en Dios que sustentaba la creencia de nuestros antepasados, y eso a pesar de haber vivido éstos en un mundo harto más trabajoso, pobre y enseñoreado por la muerte que el nuestro? ¿Es ésa, en parte, la razón por la que la oración y el culto público carecen en nuestro tiempo de aquella honda emoción estética que los había caracterizado siempre?

Y, en fin, mi insignificante propuesta: si no podemos evitar ser hijos de nuestro tiempo, ni, por tanto, dejar de dudar a todas horas, deprimirnos, sufrir crisis de ansiedad, abandonar lo empezado, blindarnos de seguridades... y todo esto lo acusa la expresión plástica de nuestra fe, carente de nervio, recobremos entonces el pasado y sus momentos estelares. Rehabilitemos con naturalidad lo mejor de la religiosidad de los antiguos aprendiendo de ellos; en especial, de su abandono en la Providencia y su constancia en la oración. Y, en lo tocante al arte sacro, rescatémoslo de las dormidas vitrinas y auditorios seculares e integrémoslo de nuevo, sin historicismos, en el entorno del templo, en el diálogo cotidiano con Dios. Para hacernos agradables a Él por la indiscutible belleza, mientras nos sentimos parte de una inédita historia de amor sucedida fundamentalmente en el tiempo. Eso nos ayudará a ser humildes a la par que relanzará nuestra vida de fe aportándole desnudez, creatividad, y coherencia.

Epílogo de un día laborable

Cuando se es capaz de descubrir en las múltiples manifestaciones

de la belleza un rayo de la belleza suprema, entonces el arte se convierte

en un camino hacia Dios e impulsa al artista a conjugar su talento creativo

con el compromiso de una vida cada vez más conforme a la ley divina.

JUAN PABLO II

Es lunes, son las 10 y hace una noche de perros. Salgo de una iglesia en la que no suele haber más de cuatro venerables ancianas atendiendo a los cultos. Para colmo el templo es inmenso, neoclásico, con tres naves y una majestuosa cúpula, lo que hace más patente su profunda soledad habitual. Pero un día como hoy, qué extraño, no quedaba un hueco libre y la gente se acomodaba por los suelos y en los peldaños de acceso a las capillas. La media de edad rondaría los 25-35 años, en algunos casos surcados de piercings o sombreados de prietas barbas y pelo recogido en coleta. ¿Han tenido acaso una visión colectiva que les ha hecho venir y caer en adoración? No, qué va: es que hoy esta gran parroquia desierta, una vez concluido el culto divino, ha servido de escenario a una orquesta, un coro y unos solistas que han entonado el "Stabat Mater" de Pergolesi y el "Requiem" de Fauré. Y, de estar casi vacía, se ha colmado de gente. Y podría parecer rara esta afluencia, no ya sólo por el día, la hora y la lluvia, sino porque esta ciudad tiene a diario una oferta de ocio rica y actual. Pero uno ya se va acostumbrando a estos llenos: los he visto hasta cuando el repertorio sacro es más heavy e incluye oficios de tinieblas, misas parodia o motetes a seis voces de vieja polifonía española. Hoy, cuando el coro atacaba finalmente el "In paradisum" había ya bastantes ojos enrojecidos y otros tantos cuerpos eran presa del enésimo sobrecogimiento controlado. ¿Nostalgia de eternidad, difusa compasión por María ?quae moerebat et dolebat?, mera sensibilidad estética...? Sea lo que fuere, creo que los cristianos estamos tocando el violón por haber separado estos tesoros de la fe, capaces de atraer multitudes, de lo que les daba sentido: la oración, la contemplación, la celebración, la llamada a la conversión. Nos juzgarán por permitir que se vacíen las misas mientras se llenan los auditorios al reclamo del ?te decet hymnus? y el ?qui tollis peccata mundi?. ¿No debería la gran música sacra, con su exquisito poder de convocatoria, participar de la Nueva Evangelización? ¿No podría haber en cada capital un templo dedicado a reconciliar de nuevo liturgia, música y latín, y en el que el centro de atención no fuesen los ejecutantes sino la grandeza divina que inspira toda creación artística, máxime si es religiosa? ¿No haría el Espíritu Santo que muchos melómanos y personas con gusto acabaran redescubriendo el rostro bello de su Padre Dios tras las notas más emotivas de sus piezas preferidas... y que hasta santificaran las fiestas? ¿Y no habrá en cada diócesis un coro, un director o unos intérpretes que por amor a Cristo hicieran esto algunos domingos y fiestas señaladas, aceptando unos honorarios modestos?

Miguel Ángel García Olmo

Universidad Católica San Antonio

magolmo@nonpraevalebunt.net

id: 7558
permalink de este mensaje: https://www.eltestigofiel.org/index.php?idu=fr_7558
Re: Belleza tan antigua y tan nueva...
por: maricruz (221.89.37.---) - 26-jun-2004, 06:55:24

 

Gracias, Andrea por ponerlo, yo lo quise abrir y me pidieron el ID y password... en estos casos yo qué sé donde están, me retiro y hago mutis. Pero me quedé con las ganas de leerlo. Los temas de Liturgia me interesan.

Ya lo he leido, sin esfuerzo, porque lo que dice "cae de su peso", como decía mi madre.

Quizás habría tenido su verdadero lugar en el foro de arte..?

Dios es AMOR

id: 7559
permalink de este mensaje: https://www.eltestigofiel.org/index.php?idu=fr_7559
Re: Belleza tan antigua y tan nueva...
por: Toñi (212.21.252.---) - 26-jun-2004, 06:58:43

 

Mejor estaría en Arte... ya lo comentaremos aunque mi colega ha dicho ya mucho.

Maricruz, merece la pena que te registres, es gratis y de paso te suscribes. Es la única agencia de este tipo en español. Al no ser de pago las noticias las lees con un día de retraso pero merece la pena. No siempre se puede poner todo en noticias.

.

id: 7560
permalink de este mensaje: https://www.eltestigofiel.org/index.php?idu=fr_7560
Re: Belleza tan antigua y tan nueva...
por: maricruz (221.89.37.---) - 26-jun-2004, 07:25:45

 

La subscripción de Veritas ya la tengo desde que comenzó a editarse, solo que en la montaña de ID y passwords, siempre cuesta encontrar un password... habré de poner un archivo de passwords en el escritorio... porque si no me hago un lio... Es que los tenia guardados todos en las carpetas de correo y me desaparecieron hace poco más de un mes los que tenia en Outlook... cosas que pasan!

Un abrazo!

Dios es AMOR

id: 7562
permalink de este mensaje: https://www.eltestigofiel.org/index.php?idu=fr_7562
Re: Belleza tan antigua y tan nueva...
por: andrea (168.226.104.---) - 26-jun-2004, 15:38:58

 

Gracias a las dos. Yo pensé en teología por el tema de la Liturgia En la Santa Misa. La verdad que se lee de corrido. Un beso,Andrea.

id: 7582
permalink de este mensaje: https://www.eltestigofiel.org/index.php?idu=fr_7582
Re: Belleza tan antigua y tan nueva...
por: Maite (213.98.125.---) - 27-jun-2004, 17:37:15

 

Andrea, me lo he leído todo; y me ha parecido muy bonito.

y me trajo a la memoria; una pregunta. ¿La música en los templos?.

No me refiero, al tipo de música que se canta en las celebraciones liturgicas, que a veces. Dios nos asista.

No, me refiero a la moda, de usar los templos para dar conciertos.

Personalmente es algo, que me indigna, y me importa tres bledos, sin la música es sacra, clasica, o el fandango de Huelva, pienso que la música, tiene su sitio en las salas de concierto, y hasta en las plazas; y conste que la música, sobre todo la clasica, es una de las cosas que más amo, aunque tenga un oído fatal.

Pero el templo es la casa de Dios, y como soy hija de Dios la casa, de mi Padre, por lo tanto, es el lugar, donde yo puedo ir, siempre que quiera, o deberia poder ir, para que los dos podamos "hablar" tranqulamente. El que es el Todo, y yo, que soy la nada; y logicamente, no se puede orar, ni rezar, con música de fondo, sobre todo, cuando, esa música esta convertida en espectaculo, acompañado, de aplausos, y los que estan allí no estan para glorificar a Dios en primer lugar, sino para ejecutar una obra de arte, ofrecida a un público.

En algunos templos para más "cabreo" lo hacen dando el director y la orquesta o el coro, según el caso, la espalda al Sagrario, donde hay 1 Persona, que además es divina, y ser humano al mismo tiempo; porque resulta que también es Hombre.

Por eso, al leer tu articulo, he visto, que sería distinto, si esa misma música, se diese si en los templos, pero integrada en la liturgia; ofrecida en primer lugar. Al primer Espectador, y al Primer Artista. Dios, entonces lejos de impedir la oración, la misma música se convertiria en oración.

Los músicos no tendrian tal vez el aplauso del público, pero no les faltaria el aplauso de los ángeles

Maite

id: 7587
permalink de este mensaje: https://www.eltestigofiel.org/index.php?idu=fr_7587
Re: Belleza tan antigua y tan nueva...
por: Toñi (212.21.252.---) - 27-jun-2004, 17:59:04

 

Maite por menos de lo que tú pides les ponen a los obispos a caldo. La norma creo que es lo que tú dices. Cuando tenga un rato reviso el CIC

.

id: 7605
permalink de este mensaje: https://www.eltestigofiel.org/index.php?idu=fr_7605
Re: Belleza tan antigua y tan nueva...
por: maricruz (221.89.37.---) - 28-jun-2004, 00:02:25

 

Yo estoy de acuerdo con Maite.

Acepto el hacho como "costumbre de los tiempos que corren", pero "NO ME GUSTA", si de gustar se trata. Mucho mejor sería integrar la buena musica sacra que existe en la Liturgia y dejar esas cancioncillas que nos meten para que las canten en el parque.

Han confundido canciones "religiosas" con "música litúrgica" y así estamos.

Se me dirá, quizás que se ha hecho para dar participación a todos los fieles... Es una buena intención.

Pero la sabiduría de los tiempos pasados eso ya lo resolvió, haciendo que el coro de los fieles acomnpañe los cantos litúrgicos con versículos fáciles o aclamaciones fáciles de recordar y de cantar, destinando las partes principales a las personas preparadas para ello.

Me has hecho recordar, Maite, los años en que iba despistada, dejé de ir a misa cada domingo, pero me añoraba, claro. Un dia me decidí a entrar en una Iglesia en la Misa del Domingo, pero me sentí "expulsada" por unos atronadores altavoces en la puerta de la Iglesia, transmitiendo una execrable -para mi- partitura de guitarras y una canción de factura "moderna". Mi buena intención "no pudo" hacerme traspasar la puerta y ... pasé de largo. Y no era precisamente una vieja, tenia 21 años... Hube de volver a mis misas por la puerta pequeña, es decir, por las misas de cada dia en que asistian a lo sumo media docena de personas, en paz y recogimiento.

Un abtazo

Dios es AMOR

id: 7610
permalink de este mensaje: https://www.eltestigofiel.org/index.php?idu=fr_7610
Re: Belleza tan antigua y tan nueva...
por: andrea (168.226.106.---) - 28-jun-2004, 01:27:51

 

Querida MªCarmen:

>>>>No me refiero, al tipo de música que se canta en las celebraciones liturgicas, que a veces. Dios nos asista.

No, me refiero a la moda, de usar los templos para dar conciertos.

Tengo entendido que cuando esto ocurre se reserva el Santísimo en otra parte de la iglesia, lo más lógico es que la puerta del Sagrario quede abierta para que se sepa que allí no se encuentra "Nuestro Señor". Yo supongo y no he leídonada al respecto, que si se hace un concierto de música sacra, o barroca, con coro o sin él, se realizará una vez al año y en un horario en que lo fieles no tengan costumbre de ir a rezar. Personalmente no me cae mal se utilise el templo para conciertos de este estilo. Porque el hombre es un compuesto de alma y espíritu y la música clásica, coral, sacra o profama clasica es una manifestación del hombre que debe agradar a Dios si se hace con respeto y creo que los coros de este estilo no tienen otra intención oculta. Además los grandes órganos se encuentran en las catedrales importantes. Si mañana se interpretara la Misa De Bach o de Mozart o el Gloria de Vivaldi o el magníficat de Bach, por decir algunas, me encantaría que fuera en una catedral. Yo no creo que Dios se ofeniera por eso. Bastante tiene ya con "toma mi mano hermano" o "Pescador de hombres". El Panis Angelicum.!!!. Mira, estando en Roma, ya tarde entre a Santa Cecilia y me encontré a un coro interpretando Panis Angelicum. Se me caían las lágrimas. Mejor sorpresa no podia sino darme la Patrona de los cantantes. Me parece que el tema pasa por los órganos, por el lugar artístico, ya que muchas catedrales e iglesias menores son de un arte incomparable y todo el conjunto: Edificio, pintura, historia, y música tienen que ver. Claro no estaría aceptando un concierto rock, o música popular para mover el cuerpo, pero sí musica que eleve el alma. No se que dirás al respecto, pero respeto tu postura. Un Beso, Andrea.

id: 7618
permalink de este mensaje: https://www.eltestigofiel.org/index.php?idu=fr_7618
Re: Belleza tan antigua y tan nueva...
por: maricruz (221.89.37.---) - 28-jun-2004, 09:08:22

 

El problema no está en que se interpreten estas obras musicales en las Iglesias, sino que se haga como espectáculo.

Seria diferente que se hiciese como ofrenda lírica y los asistentes estuviesen unidos a ella, no como quien escucha un concierto para si mismos, sino uniéndose a esa ofrenda con su silencio y respeto, sin aplausos.

Hay ejemplo en algunos lugares. En la Basílica de la Virgen de Montserrat cada dia se canta la Salve y una pieza coral, naturalmente sacra, al mediodia y después de la Liturgia de Visperas. La gente que asiste, escucha, pero no aplaude. Ademças, frecuentemente, coros extranjeros que visitan la Basílica, hacen su ofrenda musical ante la Virgen, pero no en forma de concierto.

El problema es equiparar una Iglesia a una sala de conciertos. Habría de ser diferente. Encuentro muy bueno comentar entre todos este tema.

Dios es AMOR

id: 7626
permalink de este mensaje: https://www.eltestigofiel.org/index.php?idu=fr_7626
Re: Belleza tan antigua y tan nueva...
por: macarmen (212.89.31.---) - 28-jun-2004, 14:08:17

 

¿¿ Querida MªCarmen: ???

¡Si yo no he abierto la boca!

Pero ya que me "picais"... os doy mi opinión.

Creo que hay que poner las cosas en su sitio... Cuando ahora consideramos la música de Bach o de Morzart, o del Renacimiento "La música litúrgica por excelencia", nos olvidamos de que "eso en su tiempo era también moderno" ¡Y hasta criticado -en algunos casos- por ser excesivamente "antilitúrgico"... Y sin embargo ahora "nos extasia" y creemos que es "lo que se debería tocar en Misa. Bueno, pues de "todas las modernidades" han quedado las consideradas más bellas o más importantes según la Estética Musical o la Técnica. Y seguramente, en el año 2500, muchas de las "cancioncillas" que ahora bituperamos, serán consideradas como "el no va más de las "Eglogas musicales a Dios".... Y otras que a lo mejor nos parecen "aceptables" ni se conocerán... y otras cuya letra es efectivamente "discutible" para un acto religioso, pues a lo mejor pasan a ser canciones populares y nada más.

Sobre los "conciertos" en las Iglesias, -para empezar lo que se dijo arriba, que se suele trasladar previamente el Santísimo hacia un lugar "mas discreto"- creo que no son "detestables" como se plantean... ya que el Edificio llamado Iglesia, es "Templo de Dios", cuando está Dios en él... (En el Sagrario), y Asamblea de Creyentes, cuando somos los Creyentes los que nos reunimos... ¡aunque sea para escuchar un Concierto de Música Sacra!... de todas formas la Iglesias que es "sabia" y se las ve venir mucho antes que los "particulares", si lo permite, apoya y promueve.... ¡es por algo!.... Y es que se da la casualidad, de que "eso" no es ninguna novedad... pues la mitad de los Conciertos Sacros que se tocan ahoramismo, fueron creados para lo mismo... para ser "tocados en la Iglesia" y no precisamente para la Liturgia "de forma expresa".... A veces nos olvidamos, que en momentos de "Fiesta Litúrgica" (Santos Patrones, Dias especiales como el Jueves Santo, etc...)la Iglesia siempre tuvo en cuenta "la parte lúdica del día" buscando un "entretenimiento sano y catequético"... paralelo o a la par del popular.

Precisamente de ahí nacieron otro tipo de Representación no menos clásica como son los "Autosacramentales"... ¿Quién no ha visto alguna vez El Gran Teatro del Mundode D. Pedro Calderón de la Barca por ejemplo?

Yo creo que en estos tiempo, en esto como en otras cosas de la Iglesia, estamos dando la vuelta al péndulo.... quiero decir, que tras el Vaticano II, "nos fuimos de madre -en algunas cosas- en lo de todo vale".... y ahora empezamos a oscilar en la "dirección contraria".... "nada de lo posterior al Vaticano II es muy bueno..., o por lo menos es sospechoso" ¡Y ni lo uno ni lo otro!.

Un Abrazo

Mª Carmen

PD: A mí tambien me "encanta" la música Sacra... ( que por cierto, la mayoría de las veces la letra está escrita en la "lengua bernácula"... salvo que sean del Renacimiento o anterior, porque el Latín era la "lengua universal" para el mundo Cristiano y por lo tanto la entendía casi todo el mundo); pero también "disfruto" en Misa Alabando a Dios con canciones de "nuestro tiempo" que después de todo han sido creadas por Sacerdotes o Autores Católicos con la intención de "Alabar a Dios".

id: 7640
permalink de este mensaje: https://www.eltestigofiel.org/index.php?idu=fr_7640
Re: Belleza tan antigua y tan nueva...
por: andrea (168.226.101.---) - 28-jun-2004, 18:15:25

 

Jajajajaja, !Perdona Mª Carmen!! Era a Maite que le quería responder. Pero bueno, tal vez uná broma del cielo para que intervengas:-))

Es verdad lo que dices MªCarmen de los extremos antes y después del C.Vaticano II. Tal vez ustedes estén muy abrumados con conciertos en las Iglesias cosa que aquí no pasa o pasa cada añares. Mi marido me comentaba ayer que también el tema de ofrecer conciertos era por la acústica que ofrecen ciertas construccuiones, además del órgano.

Es verdad lo que dice Maite, que el Templo es la casa de Dios, pero si se toman los recudos de reservar al Santísimo y que la orquesta interpreste múisca clásica, no veo el problema, es más me parece bueno y pedagógico al punto de formar un poco más el óido al común d ela gente que tal vez no pueda núnca acseder a este tipo de música. Hace años que el Teatro Colón de Buenos Aires, uno d elos mejores del mundo, dicho por Pavaroti, y otros entendidos, que ponen entradas a precios populares para gente de menos recursos. Claro que hay que trasladarse hasta allí. Tampoco hay que cortarse las venas por este tema.

Encuentro más desafortunado el tema de la pérdida total de lo litúrgico en temas de canciones en La Misa. Canciones que son más propias de fogón o de campamentos y no de Misa. Canciones fuera del tiempo litúrgico que se vive o canciones como bien dijo Maricruz religiosas pero no litúrgicas.

Anoche mismo cantaron corazón Santo Tú reinarás, parecía un lamento Boliviano, estiraban las letras, le faltaba ritmo. Lo mismo pasa con Alabado sea el Santísmo, que me encanta, pero generlamente lo cantan mal, y hacen un enfásis exsagerado en los acentos.

Fué una gran pérdida que se perdieran los Autos Sacramentales, digo la costumbre, no recuerdo en qué época se prohibieron y luego ahí quedaron, no? Tal vez podrías traernos a la memoria bajo que Rey se prohibieron. Un Beso, Andrea.

id: 7642
permalink de este mensaje: https://www.eltestigofiel.org/index.php?idu=fr_7642
Re: Belleza tan antigua y tan nueva...
por: macarmen (212.89.31.---) - 28-jun-2004, 20:04:47

 

Que yo sepa los Autosacramentales han desaparecido sólo por la pérdida de la costumbre y de falta de autores....

Lo que sí hubo más o menos a finales de la Edad Media, fué que se "prohibieron los Autos en las Iglesias", pero por razones de que habían perdido el sentido "sacramental", y a veces o bien la obra, o bien los actores, o bien el público (sobretodo), no guardaban la compostura adecuada al lugar y hasta se caían en imposturas, por no decir alguna "blasfemia".... Pero no me acuerdo exactamente en tiempos de qué Rey ni de qué Papa.... De todas formas se conservaron algunos que la tradición popular había mantenido y mantiene dentro de los límites adecuados... como es "El Misterio de Elche" que ahora mismo no me acuerdo cuándo se celebra... pero creo que es Por la Anunciación...¿NO?.... O las "Pasiones de Semana Santa que se celebran en algunos pueblos de Cataluña... aunque ahora se "han puesto de moda" (no se si decir desgraciadamente o afortunadamente) por aquello del turismo y se están representando en otros sitios... Pero los "originales", los que tienen tradición medieval, se van representando entre el Consistorio y la Iglesia, a cuya entrada se suele representar "el tramo final" con la Crucifixión.

Yo me acuerdo de uno que había sobre la Virgen de la Luz patrona del Valle de Liebana.... era en verso, y un día en mi juventud quise hacerlo yo en mi Parroquia.... digamos que "mejor no recordarlo"... Ahí se vió que a veces es mejor no meterse en lo que nos queda grande...Lo digo por mí, no por los chavales que fueron geniales.

Un Abrazo

Mª Carmen

id: 7645
permalink de este mensaje: https://www.eltestigofiel.org/index.php?idu=fr_7645
Re: Belleza tan antigua y tan nueva...
por: maricruz (221.89.37.---) - 29-jun-2004, 01:46:18

 

Hace poco en algún lugar leí cuando se dispuso que no se hiciesen representaciones o bailes dentro de las Iglesias. No estoy segura si fue en Trento, a causa de los abusos (en aquel tiempo los asistentes no eran "público", ya que era participativo en buena parte, como lo muestran restos como las Pasiones de algunos pueblos, en que todo el personal eran la gente del pueblo mismo, no actores.

Si encuentro el decreto ya lo pondré aquí.

Los autos, Pasiones, etc.l tenian una finalidad catequética y celebrativa, no de "espectáculo". Creo que este es el punto donde existe o no problema. Cuando algo que debe ser "vivido" se convierte en "espectáculo" para todos los públicos, la Iglesia deja de ser usada para su finalidad específica.

Un abrazo

Mari Cruz

Dios es AMOR

id: 7791
permalink de este mensaje: https://www.eltestigofiel.org/index.php?idu=fr_7791
Re: Belleza tan antigua y tan nueva...
por: Abel (81.203.130.---) - 05-jul-2004, 15:33:35

 

Qué estupendamente bueno que es el texto que pusiste, Andrea.

Hay mucho para extraer y pensar de allí, pero me pareció particularmente buena la frase:

«Uno, de primeras, se indignaba: ?Pero ¿cómo se atreven? ¡Los mismos que se burlaban del latín y la música sacra, los que siempre despreciaron las inveteradas y profundamente bellas tradiciones de la Iglesia en favor de no se sabe qué apertura a la modernidad nos censuran ahora por los tristes resultados que ellos mismos contribuyeron a forzar!?. Mas luego, una vez mitigado el estupor del momento...: ?¿Habrá mandado Dios a estos columnistas y tertulianos que nos maldigan? ¿Qué nos pasa? ¿Acaso descuidamos la belleza que necesariamente debería emanar de un culto auténticamente divino? ¿Hemos cortado los cristianos de hoy el cordón que nos ligaba con una tradición ininterrumpida de embriagadoras maravillas brotadas del ansia de nuestros antepasados por rendir alabanza y expresar los misterios de la fe? ¿Realmente aún tenemos esa fe? Y si la tenemos, ¿por qué se seca el venero del deleite total??»

Lo que pienso al respecto es que por un lado es cierto que nosotros como creyentes somos responsables por la pérdida del sentido de lo sacro en el arte sacro. Por el otro, nosotros somos parte de una humanidad que ha perdido -voluntariamente- toda clase de grandeza. Y una humanidad sin grandeza no puede celebrar la grandeza de Dios.

Creo que habría que sacar la cosecuencia que saca el Rey David (de paso: ¡qué cita!!!!):

«Dejadle que maldiga, pues se lo ha mandado Yahveh. Acaso Yahveh mire mi aflicción y me devuelva Yahveh bien por las maldiciones de este día." »

No pretendo con esto que debemos conformarnos con la liturgia estúpidamente celebrada porque "total como pertenecemos a una época carente de grandeza no nos da para más...", no se trata de conformismo sino de ascesis: sufrir la liturgia estúpidamente celebrada, por parte de aquellos que sabemos que hay otra cosa (y no por nuestros méritos, sino porque nos fue graciosamente dado el saberlo), es también una forma de oración. Incómoda, es verdad, una oración en la que participamos de una manera particular del momento en que Jesús menea la cabeza desde la cruz, harto de dolor, transido de inutilidad: "perdónalos, no saben lo que hacen"... y de repente ese dolor deja de ser dolor inútil, y se vuelve redentor.

Comparto, por supuesto, la exigencia implícita en el artículo: quien ve que esto que el autor dice es cierto, tiene que sumarse a la presión para re-crear la sacralidad en el arte. Sólo que la contracara de eso, lo de destinal y enviado por Yahvé que tiene ese estar sumergidos en la vacuidad y la estupidez no es algo que se deba pasar por alto.

Un abrazo

Abel

Si me olvido de ti, Jerusalén, que de mí se olvide mi diestra

Nuevo mensaje en el foro Zona Café
título:
autor:
Copia este código antispam en el casillero:
© El Testigo Fiel - 2003-2020 - todos los contenidos del portal pueden reproducirse libremente, mencionando la fuente.
Sitio realizado por Abel Della Costa - Versión de PHP: 7.2.30