Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
El Testigo Fiel
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde el 20 de junio de 2003 ~
rápido, gratis y seguro
conservar sesión
  • Por sobre todo, los miembros registrados dan forma y sentido a este sitio, para que no sea solamente un portal de servicios sino una verdadera comunidad de formación, reflexión y amistad en la Fe.
  • Además tienes ventajas concretas en cuanto al funcionamiento:
    • Tienes reserva del nombre, de modo que ningún invitado puede quedarse con tu identidad.
    • En los foros, puedes variar diversas opciones de presentación (color de fondo, cantidad de mensajes por página, etc.), así como recibir mail avisándote cuando respondan a cuestiones de tu interés.
    • También puedes llevar un control sobre los mensajes que leíste y los que no, o marcarlos para releer.
    • Puedes utilizar todas las funciones de la Concordancia Bíblica on-line.
registrarme
«Mira que estoy a la puerta y llamo,
si alguno oye mi voz y me abre la puerta,
entraré en su casa y cenaré con él, y él conmigo...»
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde el 20 de junio de 2003 ~
La Biblia
Buscar en la Biblia
¿buscas una cita?
(por ej.: Gn 3,14-22)
¿una palabra o expresión?
(por ej.: misericordia)
¿en qué libro buscas?
(si está en la cita, no necesitas elegirlo)
¿en cuál traducción?
¿comparas con otra?
no mostrar nº de vers.
mostrar referencias marginales
referencias vinculadas
Juan 20,19-31 Biblia de Jerusalén (2ª)
20,
19:
Al atardecer de aquel día, el primero de la semana, estando cerradas, por miedo a los judíos, las puertas del lugar donde se encontraban los discípulos, se presentó Jesús en medio de ellos y les dijo: "La paz con vosotros."
20,
20:
Dicho esto, les mostró las manos y el costado. Los discípulos se alegraron de ver al Señor.
20,
21:
Jesús les dijo otra vez: "La paz con vosotros. Como el Padre me envió, también yo os envío."
20,
22:
Dicho esto, sopló sobre ellos y les dijo: "Recibid el Espíritu Santo.
20,
23:
A quienes perdonéis los pecados, les quedan perdonados; a quienes se los retengáis, les quedan retenidos."
20,
24:
Tomás, uno de los Doce, llamado el Mellizo, no estaba con ellos cuando vino Jesús. Los otros discípulos le decían: "Hemos visto al Señor."
20,
25:
Pero él les contestó: "Si no veo en sus manos la señal de los clavos y no meto mi dedo en el agujero de los clavos y no meto mi mano en su costado, no creeré."
20,
26:
Ocho días después, estaban otra vez sus discípulos dentro y Tomás con ellos. Se presentó Jesús en medio estando las puertas cerradas, y dijo: "La paz con vosotros."
20,
27:
Luego dice a Tomás: "Acerca aquí tu dedo y mira mis manos; trae tu mano y métela en mi costado, y no seas incrédulo sino creyente."
20,
28:
Tomás le contestó: "Señor mío y Dios mío."
20,
29:
Dícele Jesús: "Porque me has visto has creído. Dichosos los que no han visto y han creído."
20,
30:
Jesús realizó en presencia de los discípulos otras muchas señales que no están escritas en este libro.
20,
31:
Estas han sido escritas para que creáis que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios, y para que creyendo tengáis vida en su nombre.
Notas (de Biblia de Jerusalén (2ª)):

=>20:19 Saludo ordinario de los judíos, ver Jc 19,20; 2S 2,28; Lc 10,5. -Este saludo se repite en el v. Jn 20,21, indicio quizá de una inserción más tardía de los vv. Jn 20,20-21a, bajo la influencia del relato paralelo de Lc.

=>20:22 El soplo de Jesús simboliza al Espíritu (en hebreo: soplo) principio de vida, Jn 6,63. Igual verbo raro que en Gn 2,7; ver Sb 15,11 : Cristo resucitado da a los discípulos el Espíritu que realiza como una re-creación de la humanidad. Poseyendo desde ahora este principio de vida, el hombre ha pasado de la muerte a la vida, Jn 5,24, y no morirá jamás, Jn 8,51. Es el principio de una escatología ya realizada. Para Pablo (al menos en sus primeras cartas), esta re-creación de la humanidad no se producirá hasta la vuelta de Cristo, 1Co 15,45, que cita a Gn 2,7.

=>20:24 Esta segunda aparición de Cristo a los discípulos es literariamente un calco de la primera. Cristo reprocha en ella a Tomás el no haber creído en el testimonio de los otros discípulos y haber exigido «ver» para creer, vv. Jn 20,24 y Jn 20,29. Como Jn 4,48+ (ver v. Jn 20,25 b) este relato se dirige a los cristianos de la segunda generación.

=>20:27 Juan, al fin de su evangelio, vuelve una vez más su mirada de creyente hacia la llaga del costado, ver Jn 19,34+.

=>20:29 Sobre el testimonio de los Apóstoles, ver Hch 1,8+.

© El Testigo Fiel - 2003-2020 - todos los contenidos del portal pueden reproducirse libremente, mencionando la fuente.
Sitio realizado por Abel Della Costa - Versión de PHP: 7.2.34