Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
El Testigo Fiel
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde el 20 de junio de 2003 ~
rápido, gratis y seguro
conservar sesión
  • Por sobre todo, los miembros registrados dan forma y sentido a este sitio, para que no sea solamente un portal de servicios sino una verdadera comunidad de formación, reflexión y amistad en la Fe.
  • Además tienes ventajas concretas en cuanto al funcionamiento:
    • Tienes reserva del nombre, de modo que ningún invitado puede quedarse con tu identidad.
    • En los foros, puedes variar diversas opciones de presentación (color de fondo, cantidad de mensajes por página, etc.), así como recibir mail avisándote cuando respondan a cuestiones de tu interés.
    • También puedes llevar un control sobre los mensajes que leíste y los que no, o marcarlos para releer.
    • Puedes utilizar todas las funciones de la Concordancia Bíblica on-line.
registrarme
«Mira que estoy a la puerta y llamo,
si alguno oye mi voz y me abre la puerta,
entraré en su casa y cenaré con él, y él conmigo...»
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde el 20 de junio de 2003 ~
La Biblia
Buscar en la Biblia
¿buscas una cita?
(por ej.: Gn 3,14-22)
¿una palabra o expresión?
(por ej.: misericordia)
¿en qué libro buscas?
(si está en la cita, no necesitas elegirlo)
¿en cuál traducción?
¿comparas con otra?
no mostrar nº de vers.
mostrar referencias marginales
referencias vinculadas
Lucas 24,35-48 Biblia de Jerusalén (2ª)
24,
35:
Ellos, por su parte, contaron lo que había pasado en el camino y cómo le habían conocido en la fracción del pan.
24,
36:
Estaban hablando de estas cosas, cuando él se presentó en medio de ellos y les dijo: "La paz con vosotros."
24,
37:
Sobresaltados y asustados, creían ver un espíritu.
24,
38:
Pero él les dijo: "¿Por qué os turbáis, y por qué se suscitan dudas en vuestro corazón?
24,
39:
Mirad mis manos y mis pies; soy yo mismo. Palpadme y ved que un espíritu no tiene carne y huesos como veis que yo tengo."
24,
40:
Y, diciendo esto, los mostró las manos y los pies.
24,
41:
Como ellos no acabasen de creerlo a causa de la alegría y estuviesen asombrados, les dijo: "¿Tenéis aquí algo de comer?"
24,
42:
Ellos le ofrecieron parte de un pez asado.
24,
43:
Lo tomó y comió delante de ellos.
24,
44:
Después les dijo: "Estas son aquellas palabras mías que os hablé cuando todavía estaba con vosotros: "Es necesario que se cumpla todo lo que está escrito en la Ley de Moisés, en los Profetas y en los Salmos acerca de mí.""
24,
45:
Y, entonces, abrió sus inteligencias para que comprendieran las Escrituras,
24,
46:
y les dijo: "Así está escrito que el Cristo padeciera y resucitara de entre los muertos al tercer día
24,
47:
y se predicara en su nombre la conversión para perdón de los pecados a todas las naciones, empezando desde Jerusalén.
24,
48:
Vosotros sois testigos de estas cosas.
Notas (de Biblia de Jerusalén (2ª)):

=>24:35 Lucas, al emplear aquí este término técnico que repetirá en los Hechos, Hch 2,42+, piensa sin duda en la Eucaristía.

=>24:40 (a) Debe mantenerse este v. a pesar de su omisión por buenos testigos.

=>24:40 (b) Como Lucas escribía para griegos y éstos consideraban absurda la idea de la resurrección, insiste en la realidad física del cuerpo de Jesús resucitado, ver v. Lc 24,43.

=>24:44 Todo parece ocurrir el mismo día, el día de la Resurrección. Hch 1,1-8 supone por el contrario un período de cuarenta días.

© El Testigo Fiel - 2003-2020 - todos los contenidos del portal pueden reproducirse libremente, mencionando la fuente.
Sitio realizado por Abel Della Costa - Versión de PHP: 7.2.34