Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
El Testigo Fiel
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde el 20 de junio de 2003 ~
rápido, gratis y seguro
conservar sesión
  • Por sobre todo, los miembros registrados dan forma y sentido a este sitio, para que no sea solamente un portal de servicios sino una verdadera comunidad de formación, reflexión y amistad en la Fe.
  • Además tienes ventajas concretas en cuanto al funcionamiento:
    • Tienes reserva del nombre, de modo que ningún invitado puede quedarse con tu identidad.
    • En los foros, puedes variar diversas opciones de presentación (color de fondo, cantidad de mensajes por página, etc.), así como recibir mail avisándote cuando respondan a cuestiones de tu interés.
    • También puedes llevar un control sobre los mensajes que leíste y los que no, o marcarlos para releer.
    • Puedes utilizar todas las funciones de la Concordancia Bíblica on-line.
registrarme
«Mira que estoy a la puerta y llamo,
si alguno oye mi voz y me abre la puerta,
entraré en su casa y cenaré con él, y él conmigo...»
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde el 20 de junio de 2003 ~
La Biblia
Buscar en la Biblia
¿buscas una cita?
(por ej.: Gn 3,14-22)
¿una palabra o expresión?
(por ej.: misericordia)
¿en qué libro buscas?
(si está en la cita, no necesitas elegirlo)
¿en cuál traducción?
¿comparas con otra?
no mostrar nº de vers.
mostrar referencias marginales
referencias vinculadas
Mateo 5, 17-37 Biblia de Jerusalén (2ª)
5,
17:
"No penséis que he venido a abolir la Ley y los Profetas. No he venido a abolir, sino a dar cumplimiento.
5,
18:
Sí, os lo aseguro: el cielo y la tierra pasarán antes que pase una i o una tilde de la Ley sin que todo suceda.
5,
19:
Por tanto, el que traspase uno de estos mandamientos más pequeños y así lo enseñe a los hombres, será el más pequeño en el Reino de los Cielos; en cambio, el que los observe y los enseñe, ése será grande en el Reino de los Cielos.
5,
20:
"Porque os digo que, si vuestra justicia no es mayor que la de los escribas y fariseos, no entraréis en el Reino de los Cielos.
5,
21:
"Habéis oído que se dijo a los antepasados: 'No matarás;' y aquel que mate será reo ante el tribunal.
5,
22:
Pues yo os digo: Todo aquel que se encolerice contra su hermano, será reo ante el tribunal; pero el que llame a su hermano "imbécil", será reo ante el Sanedrín; y el que le llame "renegado", será reo de la gehenna de fuego.
5,
23:
Si, pues, al presentar tu ofrenda en el altar te acuerdas entonces de que un hermano tuyo tiene algo contra ti,
5,
24:
deja tu ofrenda allí, delante del altar, y vete primero a reconciliarte con tu hermano; luego vuelves y presentas tu ofrenda.
5,
25:
Ponte enseguida a buenas con tu adversario mientras vas con él por el camino; no sea que tu adversario te entregue al juez y el juez al guardia, y te metan en la cárcel.
5,
26:
Yo te aseguro: no saldrás de allí hasta que no hayas pagado el último céntimo.
5,
27:
"Habéis oído que se dijo: 'No cometerás adulterio.'
5,
28:
Pues yo os digo: Todo el que mira a una mujer deseándola, ya cometió adulterio con ella en su corazón.
5,
29:
Si, pues, tu ojo derecho te es ocasión de pecado, sácatelo y arrójalo de ti; más te conviene que se pierda uno de tus miembros, que no que todo tu cuerpo sea arrojado a la gehenna.
5,
30:
Y si tu mano derecha te es ocasión de pecado, córtatela y arrójala de ti; más te conviene que se pierda uno de tus miembros, que no que todo tu cuerpo vaya a la gehenna.
5,
31:
"También se dijo: 'El que repudie a su mujer, que le dé acta de divorcio.'
5,
32:
Pues yo os digo: Todo el que repudia a su mujer, excepto el caso de fornicación, la hace ser adúltera; y el que se case con una repudiada, comete adulterio.
5,
33:
"Habéis oído también que se dijo a los antepasados: 'No perjurarás, sino que cumplirás al Señor tus juramentos.'
5,
34:
Pues yo digo que no juréis en modo alguno: ni por el 'Cielo', porque es 'el trono de Dios,'
5,
35:
ni por 'la Tierra,' porque es 'el escabel de sus pies;' ni por 'Jerusalén', porque es 'la ciudad del gran rey.'
5,
36:
Ni tampoco jures por tu cabeza, porque ni a uno solo de tus cabellos puedes hacerlo blanco o negro.
5,
37:
Sea vuestro lenguaje: "Sí, sí"; "no, no": que lo que pasa de aquí viene del Maligno.
Notas (de Biblia de Jerusalén (2ª)):

=>5:17 Jesús no viene ni a destruir la Ley, Dt 4,8+ (y toda la economía antigua) ni a consagrarla como intangible, sino a darle con su enseñanza y su modo de actuar una forma nueva y definitiva, en la que por fin se realiza en plenitud aquello hacia lo que la Ley conducía. Esto es así en particular de la «Justicia», v. Mt 5,20, ver Mt 3,15; Lv 19,15; Rm 1,16+, justicia «perfecta», v. Mt 5,42, de la que las sentencias de los vv. Mt 5,21-48 dan varios ejemplos relevantes. El precepto antiguo se hace interior y llega hasta el deseo y el motivo secretos, ver Mt 12,34; Mt 23,25-28. Por tanto, ningún detalle de la Ley debe ser omitido mientras no haya sido así llevado a su cumplimiento, vv. Mt 5,18-19; ver Mt 13,52. No se trata tanto de aligeramiento como de profundización, Mt 11,28. El amor, en el que ya se resumía la Ley antigua, Mt 7,12; Mt 22,34-40p, pasa a ser el mandamiento nuevo e inagotable de Jesús, Jn 13,34, y cumple toda la Ley, Rm 13,8-10; Ga 5,14; ver Col 3,14+.

=>5:18 (a) Lit.: «en verdad (Amén) os digo... ». Introduciendo algunos de sus dichos con Amén, término hebreo que significa «en verdad», Sal 41,14+ ; Rm 1,25+, Jesús subraya su autoridad: Mt 6,2, Mt 6,5, Mt 6,16, etc. ; Jn 1,51, etc. La palabra hebrea, que en su origen significaba «firmeza» evolucionó en dos direcciones: la de «verdad» y la de «fidelidad».

=>5:18 (b) Se trata de los rasgos más pequeños del alfabeto hebreo.

=>5:21 Por la enseñanza tradicional, dada oralmente, sobre todo en las sinagogas.

=>5:22 (a) El término Raqa, traducido del arameo, significa: cabeza vacía, sin seso.

=>5:22 (b) Aquí, el Gran Sanedrín, que tenía su sede en Jerusalén, por oposición a los simples «tribunales», vv. Mt 5,21-22, distribuidos por el país.

=>5:22 (c) Al sentido originario del término griego: «insensato», el uso judío añadía un matiz mucho más grave de impiedad religiosa.

=>5:37 Esta fórmula que aparentemente se entiende bien, ver 2Co 1,17; St 5,12, puede explicarse de diversas maneras: 1º Veracidad: si es sí, decid sí; si es no, decid no. 2º Sinceridad: que el sí (o el no) de la boca corresponda al sí (o al no) del corazón. 3º Solemnidad: la repetición del sí o del no sería una forma solemne de afirmación o de negación que debe bastar y dispensar de recurrir a un juramento, comprometiendo a la divinidad.

© El Testigo Fiel - 2003-2020 - todos los contenidos del portal pueden reproducirse libremente, mencionando la fuente.
Sitio realizado por Abel Della Costa - Versión de PHP: 7.2.34