Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
estoy registrado  |  ¿registrarme?
rápido, gratis y seguro
El Testigo Fiel
«Mira que estoy a la puerta y llamo, si alguno oye mi voz y me abre la puerta, entraré en su casa y cenaré con él, y él conmigo...»
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde 2003
Iglesia en el Mundo
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Yahoo
Enviar por email

Los mártires argelinos sabían que se arriesgaban, pero permanecieron al lado de la gente

01 de oct de 2018
El testimonio de sor Augusta Tescari, la religiosa postuladora de la orden trapense. Los 19 monjes, asesinados durante la guerra civil, serán beatificados el 8 de diciembre en Orán.

La beatificación que se llevará a cabo en el santuario de Nuestra Señora de Santa Cruz en Orán, Argelia, el próximo 8 de diciembre, será para 19 mártires, asesinados en diferentes momentos y lugares a lo largo de la sangrienta guerra civil argelina, pero cuyo común denominador es una serie sorprendente de factores. Todos ellos eran religiosos (pertenecían a ocho diferentes Congregaciones), en una tierra casi por completo musulmana en la que no es posible llevar a cabo conversiones, y ofrecían su testimonio con sencillez, viviendo integrados entre la gente y, cuando la situación empeoró y sus mismas vidas corrían peligro, decidieron permanecer en medio de su pueblo. Siguen siendo un poderoso símbolo de pasión desinteresada por la paz, de comunión y de diálogo profundo, de convivencia pacífica. Es significativo, pues, que accedan al primer escalón de la santificación representados en el ícono de la beatificación con un musulmán: Muhamed Bouchikhi, el joven chofer argelino de monseñor Pierre Claverie, obispo de Orán, asesinado con él el primero de agosto de 1996. Entre los 19, destacan las figuras de los siete monjes trapenses de Tibhirine, cuya historia fue narrada con gran destreza en la película “Hombres de Dios”. Fueron secuestrados entre el 26 y el 27 de marzo de 1996 y sus cuerpos fueron encontrados dos meses después. Sor Augusta Tescari es la monja trapense que desde hace 20 años se ocupa de las causas de santificación como postuladora general de su orden.

Sor Augusta, ¿cuál fue el camino que llevó a la beatificación de los 19 mártires?

Fue un camino tan complejo cuanto maravilloso, con el que surgió una voluntad de compartir y de comunión profunda. El 7 de mayo de 2000 hubo en el Coliseo una ceremonia de conmemoración dedicada a los mártires del siglo XX. En esa ocasión se leyó una parte del testamento de Christian de Chergé, el prior de Tibhirine. Estaban presentes las familias y los amigos de los monjes. Se dirigieron inmediatamente después a monseñor Tessier, en esa época arzobispo de Argel, para sugerirle que introdujera la causa de beatificación. Tessier aceptó inmediatamente la invitación y envió una petición a las ocho Congregaciones involucradas (trapenses, Dominicos, Maristas, Pequeñas Hermanas de la Asunción, Monjas Agustinianas Misioneras, Padres Blancos, Hermanas de Nuestra Señora de los Apóstoles, Pequeñas Hermanas del Sagrado Corazón, ndr.). En la petición había condiciones bien precisas: que se hiciera una causa común para todos y que se trabajara en colaboración. Todos aceptaron y, a partir de 2002, comenzaron los encuentros con los diferentes responsables de las congregaciones. La dirección del proceso fue encomendada al hermano marista Giovanni Bigotto. Nos encontrábamos varias veces al año y las sesiones eran verdaderamente complejas, no era fácil encontrar un acuerdo, no porque hubiera diferencias, sino porque las dificultades eran muchas: algunas Congregaciones todavía estaban presentes en Argelia y temían repercusiones; otras temían que las reacciones habrían comprometido las buenas relaciones con la población. Es decir: no era para nada fácil. Pero considero importante subrayar cómo, al final, prevaleció una profunda comunión que nos permitió encontrar en 2005 un pleno acuerdo, gracias a la gran amistad que, mientras tanto, se había creado entre nosotros.

¿Qué sentido tiene esta beatificación para la Iglesia universal, para los cristianos inmersos en mundos musulmanes, para el mundo tan dividido?

Antes que nada, considero muy significativo que los 19 fueran religiosos. Estudiando durante años las biografías de todos estos mártires, comprendimos cuánto compartían por amor desinteresado el compromiso y cómo querían permanecer en Argelia hasta el final para no traicionar a la gente. Yo creo que todos ellos son un símbolo poderoso que demuestra que nuestra fraternidad va mucho más allá de la religión, de la condición social, del sexo; somos fundamentalmente hermanos y hermanas. Que junto con estos 19 haya sido asesinado un musulmán de 22 años, que estaba perfectamente consciente de los riesgos que corría por ser asistente del obispo y que nunca lo abandonó, demuestra con mayor decisión lo que dije antes. No hay que olvidar que los 19 son una pequeña parte de los 200 mil exterminados por una guerra civil espantosa que provocó masacres de niños, mujeres y hombres. Esperemos que el único Dios que adoramos haya recibido a nuestros 19 mártires y a los pobres 200 mil muertos inocentes. Para nosotros la beatificación también tiene este significado.

Hablando sobre sus siete hermanos, la beatificación, antes que de la muerte, es un reconocimiento de una vida de comunión…

Conocí la vida de los 19 y quedé muy sorprendida por la humanidad de todos ellos: espléndidas personas, humanísimas, con defectos y capacidades para superarlos. Hombres y mujeres comprometidos en su apostolado, en la vida contemplativa, pero siempre auténticos y apasionados. Vivían en condiciones duras en Argelia, pero permanecían y cultivaban su amistad con el pueblo y el sentido del deber, sentían el deseo de no irse en los momentos de peligro. Mis siete hermanos provenían de diferentes monasterios y llegaron a Tibhirine porque allí ya no había vocaciones. Tenían personalidades muy fuertes y decidieron poner al servicio de una presencia muy significativa: la población entera los consideraba como amigos y defensores en el momento de la guerra. Estaban en medio, incluso físicamente, de los avances del ejército o de los rebeldes, y los civiles buscaban protección con ellos. Compartían por completo el trabajo en los campos con los habitantes, y las ganancias en una forma de cooperativismo muy avanzada. Estaba el ambulatorio de Fray Luke, médico, en el que, como decía él mismo, «se curaba hasta el diablo», es decir que se acogía a todo el mundo, sin distinciones. Supe que también había pequeñas disputas, relacionadas con el canto o con otros argumentos. Pero es maravilloso que frente a la perspectiva de la muerte cada uno haya hecho un proceso de discernimiento y que hayan aceptado permanecer juntos sabiendo perfectamente todo lo que se arriesgaban. Esa dramática espera los unió de tal manera que se convirtió en un símbolo: la prueba de que no solo individualmente, sino en comunidad, es posible llegar al martirio y, sobre todo, de que es posible alcanzar la plenitud humana juntos.

¿Ha vuelto a abrir el monasterio de Tibhirine?

En realidad, nunca ha sido cerrado. Siempre ha habido un sacerdote de Argel que se ocupaba de los locales y de los huertos, además de la memoria de los monjes. La gente del lugar le ha preguntado repetidamente si se reconstruye una comunidad trapense, pero no es posible: para ir al monasterio se necesita un permiso con una escolta de policía. Sin embargo, por ahora viven en el monasterio cuatro miembros de la comunidad de Chemin Neuf, que perpetúan la memoria de los monjes y mantienen vivo el vínculo con la población.

fuente: Vatican Insider
puedes agregar un comentario
nombre:
email (opt):
comentario:
Ip: 3.80.177.176
Copia este código antispam en el casillero:
Buscador simple (o avanzado)
El buscador «simple» permite buscar con rapidez una expresión entre los campos predefinidos de la base de datos. Por ejemplo, en la biblioteca será en título, autor e info, en el santoral en el nombre de santo, en el devocionario, en el título y el texto de la oración, etc. En cada caso, para saber en qué campos busca el buscador simple, basta con desplegar el buscador avanzado, y se mostrarán los campos predefinidos. Pero si quiere hacer una búsqueda simple debe cerrar ese panel que se despliega, porque al abrirlo pasa automáticamente al modo avanzado.
 
Además de elegir en qué campos buscar, hay una diferencia fundamental entre la búsqueda simple y la avanzada, que puede dar resultados completamente distintos: la búsqueda simple busca la expresión literal que se haya puesto en el cuadro, mientras que la búsqueda avanzada descompone la expresión y busca cada una de las palabras (de más de tres letras) que contenga. Por supuesto, esto retorna muchos más resultados que en la primera forma. Por ejemplo, si se busca en la misma base de datos la expresión "Iglesia católica" con el buscador simple, encontrará muchos menos resultados que si se lo busca en el avanzado, porque este último dirá todos los registros donde está la palabra Iglesia, más todos los registros donde está la palabra católica, juntos o separados.
 
Una forma de limitar los resultados es agregarle un signo + adelante de la palabra, por ejemplo "Iglesia +católica", eso significa que buscará los registros donde estén las dos palabras, aunque pueden estar en cualquier orden.
La búsqueda no distingue mayúsculas y minúsculas, y no es sensible a los acentos (en el ejemplo: católica y Catolica dará los mismos resultados).
Noticias de los últimos 15 días
Roma
Con el Padre Nuestro Jesús tomó una decisión audaz, porque ... no leida
En el Adviento emprender un camino de conversión, pero también ... no leida
¿Por qué no empezar los días con un ‘heme aquí ... no leida
Agradecimientos del Papa Francisco a los donantes del árbol de ... no leida
Durante la misa matutina en la Casa Santa Marta, el ... no leida
Durante la Audiencia General del miércoles en el Aula Pablo ... no leida
Tal como lo dijo el Señor Jesús, en el corazón ... no leida
Iglesia en el Mundo
Sacerdotes, consgradas, laicos consagrados y laicas culminan ocho años de ... no leida
Beatificación de los mártires de Argelia: el prefecto de las ... no leida
América y España
Andalucía vivió el domingo una jornada electoral histórica, que puede ... (1 coms.) no leida
En el mensaje de Adviento, la Conferencia Episcopal del país ... no leida
Espiritualidad y Cultura
Hace dos años me impresionó mucho pasearme por una famosa ... no leida
© El Testigo Fiel - 2003-2018 - todos los contenidos del portal pueden reproducirse libremente, mencionando la fuente.
Sitio realizado por Abel Della Costa - 5.4.45