Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
El Testigo Fiel
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde el 20 de junio de 2003 ~
rápido, gratis y seguro
conservar sesión
  • Por sobre todo, los miembros registrados dan forma y sentido a este sitio, para que no sea solamente un portal de servicios sino una verdadera comunidad de formación, reflexión y amistad en la Fe.
  • Además tienes ventajas concretas en cuanto al funcionamiento:
    • Tienes reserva del nombre, de modo que ningún invitado puede quedarse con tu identidad.
    • En los foros, puedes variar diversas opciones de presentación (color de fondo, cantidad de mensajes por página, etc.), así como recibir mail avisándote cuando respondan a cuestiones de tu interés.
    • También puedes llevar un control sobre los mensajes que leíste y los que no, o marcarlos para releer.
    • Puedes utilizar todas las funciones de la Concordancia Bíblica on-line.
registrarme
«Mira que estoy a la puerta y llamo,
si alguno oye mi voz y me abre la puerta,
entraré en su casa y cenaré con él, y él conmigo...»
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde el 20 de junio de 2003 ~
San Marcelo, mártir
fecha: 4 de septiembre
†: s. III-IV - país: Francia
canonización: pre-congregación
hagiografía: «Vidas de los santos de A. Butler», Herbert Thurston, SI
Elogio: En Châlons-sur-Saone, en la Galia Lugdunense, san Marcelo, mártir.
refieren a este santo: San Valeriano

La matanza de los mártires de Lyon, con el obispo san Potino a la cabeza, tuvo lugar durante la persecución de Marco Aurelio, en el año 177. Fue entonces cuando Marcelo, un sacerdote, recibió un aviso del cielo, como dice su «passio», y consiguió escapar a la muerte y refugiarse en Châlons-sur-Saone. Allí recibió hospedaje por parte de un pagano, pero, en cuanto Marcelo vio que su benefactor quemaba incienso ante las imágenes de Marte, Mercurio y Minerva, se propuso demostrarle su error y, tras una serie de pláticas, le convirtió al cristianismo.

Cierto día, Marcelo emprendió un viaje hacia el norte y en el camino se encontró con la comitiva del gobernador Prisco, quien le invitó a un banquete en su casa. Marcelo aceptó el convite y se trasladó a la casa del gobernador; pero al caer en la cuenta de que Prisco y sus invitados se disponían a realizar algunos ritos religiosos paganos, se disculpó de tomar parte en la celebración, porque él era cristiano. Semejante declaración causó estupor entre los presentes que, indignados, se precipitaron sobre el sacerdote para matarle ahí mismo, mediante el feroz procedimiento de atarle a dos troncos de árboles jóvenes doblados y mantenidos en tensión para que, al soltarlos, desmembraran al mártir. El gobernador ordenó a Marcelo que hiciese un acto de adoración ante una estatua de Saturno y como el sacerdote se negó rotundamente, Prisco mandó que le mataran sin recurrir al procedimiento de los arbolillos jóvenes, porque era demasiado rápido. En consecuencia, se llevaron a Marcelo a las orillas del río Saóne, lo enterraron hasta el pecho en la tierra apretada y ahí le dejaron, inmovilizado y abandonado a su suerte. A los tres días, murió de hambre y sed.

Es difícil definir hasta dónde se puede tener confianza a las dos series de actas (impresas en Acta Sanctorum, sep., vol. II) que relatan el martirio de san Marcelo. En el siglo dieciocho, los bolandistas se inclinaban a defender esas actas de las críticas lanzadas por Tillemont. En la segunda serie, vinculado al de Marcelo se encuentra el nombre de san valeriano, mártir también, que el Martirologio inscribe el 15 de septiembre; y una inscripción en la iglesia de Bagnols (Gard) reúne dos porciones de reliquias de los dos santos. Es indudable que el culto de san Marcelo es muy antiguo, y san Gregorio de Tours lo atestigua en forma indirecta. Sin embargo, la cuestión de la fecha no es tan cierta como lo es la antigüedad del culto, y aunque la Passio lo ubica en la época de lso mártires de Lyon, parece que podría ser en el siglo siguiente, o aun el IV.

fuente: «Vidas de los santos de A. Butler», Herbert Thurston, SI
accedido 2620 veces
ingreso o última modificación relevante: ant 2012
Estas biografías de santo son propiedad de El Testigo Fiel. Incluso cuando figura una fuente, esta ha sido tratada sólo como fuente, es decir que el sitio no copia completa y servilmente nada, sino que siempre se corrige y adapta. Por favor, al citar esta hagiografía, referirla con el nombre del sitio (El Testigo Fiel) y el siguiente enlace: https://www.eltestigofiel.org/index.php?idu=sn_3181
puedes agregar un comentario
nombre:
email (opt):
comentario:
Ip: 3.236.132.132
Copia este código antispam en el casillero:
© El Testigo Fiel - 2003-2020 - todos los contenidos del portal pueden reproducirse libremente, mencionando la fuente.
Sitio realizado por Abel Della Costa - Versión de PHP: 7.2.32