Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
El Testigo Fiel
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde el 20 de junio de 2003 ~
rápido, gratis y seguro
conservar sesión
  • Por sobre todo, los miembros registrados dan forma y sentido a este sitio, para que no sea solamente un portal de servicios sino una verdadera comunidad de formación, reflexión y amistad en la Fe.
  • Además tienes ventajas concretas en cuanto al funcionamiento:
    • Tienes reserva del nombre, de modo que ningún invitado puede quedarse con tu identidad.
    • En los foros, puedes variar diversas opciones de presentación (color de fondo, cantidad de mensajes por página, etc.), así como recibir mail avisándote cuando respondan a cuestiones de tu interés.
    • También puedes llevar un control sobre los mensajes que leíste y los que no, o marcarlos para releer.
    • Puedes utilizar todas las funciones de la Concordancia Bíblica on-line.
registrarme
«Mira que estoy a la puerta y llamo,
si alguno oye mi voz y me abre la puerta,
entraré en su casa y cenaré con él, y él conmigo...»
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde el 20 de junio de 2003 ~
San Geroldo, eremita
fecha: 19 de abril
n.: c. 900 - †: c. 978 - país: Austria
canonización: culto local
Elogio: En Friesen, lugar de los Alpes de Baviera, san Geroldo, eremita, de quien se cuenta que llevó una vida de penitencia en la región de Vorarlberg.

Leyenda de san Geroldo

San Geroldo está dejando su ducado de Sajonia, camina con un burro, vestido con sayo de ermitaño.

Llegado a Bregenz el burro se empaca, el ángel se le aparece a San Geroldo y le insta a seguir adelante.

 

Aquí el burro se aplasta al suelo y no quiere continuar. San Geroldo reconoce el lugar elegido por Dios.

San Geroldo comienza a construir en este desierto áspero e inhóspito la vivienda.

 

Un oso salvaje le pide que le ayude. San Geroldo con un palo aleja los perros de caza. En agradecimiento, el oso le ayuda a construir la celda.

El conde Otto von Jagdberg, que oyó hablar de él, visita a san Geroldo con su esposa Benedicta, y le dona un gran territorio.

 

San Geroldo conforta las almas con su predicación, y con alimentos y bebidas el cuerpo de los que lo visotan, y cura a los que sufren.

San Geroldo es visitado por sus dos hijos, a quienes insta al desprecio del mundo, y a dejar el pecado para siempre.

 

A San Geroldo y a sus dos hijos se les confía un territorio en Einsiedeln, y el monasterio de Nuestra Señora.

San Geroldo murió aquí en beatitud, y es sepultado en la tierra por sus hijos con devoción y lágrimas.

Este hermoso «comic» en grabados policromados de hacia, posiblemente, el 1400 o poco más, expone a grandes trazos lo poco que se conoce sobre el santo. Tomado de la página promocional del monasterio de «Propstei St. Gerold», en St. Gerold, Austria, como lugar de retiro y recogimiento.


accedido 1963 veces
ingreso o última modificación relevante: ant 2012
Estas biografías de santo son propiedad de El Testigo Fiel. Incluso cuando figura una fuente, esta ha sido tratada sólo como fuente, es decir que el sitio no copia completa y servilmente nada, sino que siempre se corrige y adapta. Por favor, al citar esta hagiografía, referirla con el nombre del sitio (El Testigo Fiel) y el siguiente enlace: https://www.eltestigofiel.org/index.php?idu=sn_1294
puedes agregar un comentario
nombre:
email (opt):
comentario:
Ip: 18.204.2.146
Copia este código antispam en el casillero:
© El Testigo Fiel - 2003-2021 - todos los contenidos del portal pueden reproducirse libremente, mencionando la fuente.
Sitio realizado por Abel Della Costa - Versión de PHP: 7.2.34