Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
El Testigo Fiel
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde el 20 de junio de 2003 ~
rápido, gratis y seguro
conservar sesión
  • Por sobre todo, los miembros registrados dan forma y sentido a este sitio, para que no sea solamente un portal de servicios sino una verdadera comunidad de formación, reflexión y amistad en la Fe.
  • Además tienes ventajas concretas en cuanto al funcionamiento:
    • Tienes reserva del nombre, de modo que ningún invitado puede quedarse con tu identidad.
    • En los foros, puedes variar diversas opciones de presentación (color de fondo, cantidad de mensajes por página, etc.), así como recibir mail avisándote cuando respondan a cuestiones de tu interés.
    • También puedes llevar un control sobre los mensajes que leíste y los que no, o marcarlos para releer.
    • Puedes utilizar todas las funciones de la Concordancia Bíblica on-line.
registrarme
«Mira que estoy a la puerta y llamo,
si alguno oye mi voz y me abre la puerta,
entraré en su casa y cenaré con él, y él conmigo...»
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde el 20 de junio de 2003 ~
San Waldeberto, abad
fecha: 2 de mayo
†: 665/670 - país: Francia
otras formas del nombre: Valdeberto, Walberto, Gauberto
canonización: culto local
hagiografía: «Vidas de los santos de A. Butler», Herbert Thurston, SI
Elogio: En el monasterio de Luxeuil, en Burgundia, san Waldeberto, abad.

Entre los sucesores de san Columbano en el monasterio de Luxeuil, el más famoso durante su vida y el más venerado después de muerto, fue el tercer abad, llamado Waldeberto. Esto se debe, en parte, a que su largo gobierno coincidió con el período más glorioso de la historia de la abadía y en parte, a los numerosos milagros que se atribuyeron al santo. El pueblo conservó, como reliquias extraordinariamente milagrosas, todos los objetos que san Waldeberto había tocado, en particular la taza de madera en que bebía. En el siglo X, un monje de Luxeuil, llamado Anso, escribió todo un libro sobre los milagros del santo.

Waldeberto era un noble franco. Siendo todavía joven, se presentó con uniforme militar en la abadía de Luxeuil y pidió ser admitido en ella al abad san Eustacio. Sus armas y el uniforme, que cambió por el hábito, estuvieron muchos siglos colgados del techo de la iglesia abacial. Era tal el fervor de Waldeberto, que sus superiores le concedieron sin dificultad el permiso de llevar vida de solitario, a cinco kilómetros de la abadía. A la muerte de San Eustacio, como san Galo se rehusase a sucederle en el cargo, los monjes eligieron abad a san Waldeberto, quien gobernó sabiamente durante cuarenta años. El fue quien sustituyó la regla de san Columbano por la de san Benito y obtuvo, para Luxeuil, del papa Juan IV, el privilegio de la exención de la autoridad episcopal, del que ya gozaban las abadías de Lérins y Agaunum. San Waldeberto regaló a la abadía toda su herencia, en tanto que otros muchos bienhechores la enriquecieron bajo su gobierno. En realidad, todos los dones eran insuficientes para mantener a los numerosos candidatos que pedían la admisión en Luxeuil, de donde partían constantemente grupos nutridos de monjes a fundar otros monasterios en diferentes regiones de Francia. San Waldeberto gobernó también varios conventos de religiosas y ayudó a santa Salberga a fundar el famoso convento de Laon. El santo abad murió hacia el año 665.

El abad Anso escribió un relato de la vida y milagros de San Waldeberto unos tres siglos después de la muerte del santo; dicho relato se halla en Mabillon y Acta Sanctorum, mayo, vol. I. Ver también J. B. Clerc, Ermitage et vie de S. Calbert (1861); H. Baumont, Etude historique sur Luxeuil (1896); J. Poinsotte, Les Abbés de Luxeuil (1900).
Un pueblo en Francia, al lado de Luxeuil, lleva el nombre del santo, Saint-Valbert, donde se conserva una ermita (imagen) supuestamente del siglo VII, que no ha sido destruida en la Revolución.

fuente: «Vidas de los santos de A. Butler», Herbert Thurston, SI
accedido 2709 veces
ingreso o última modificación relevante: ant 2012
Estas biografías de santo son propiedad de El Testigo Fiel. Incluso cuando figura una fuente, esta ha sido tratada sólo como fuente, es decir que el sitio no copia completa y servilmente nada, sino que siempre se corrige y adapta. Por favor, al citar esta hagiografía, referirla con el nombre del sitio (El Testigo Fiel) y el siguiente enlace: https://www.eltestigofiel.org/index.php?idu=sn_1467
puedes agregar un comentario
nombre:
email (opt):
comentario:
Ip: 18.210.12.229
Copia este código antispam en el casillero:
© El Testigo Fiel - 2003-2021 - todos los contenidos del portal pueden reproducirse libremente, mencionando la fuente.
Sitio realizado por Abel Della Costa - Versión de PHP: 7.2.34