Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
estoy registrado  |  ¿registrarme?
rápido, gratis y seguro
El Testigo Fiel
«Mira que estoy a la puerta y llamo, si alguno oye mi voz y me abre la puerta, entraré en su casa y cenaré con él, y él conmigo...»
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde 2003
Beata Ulrica Nisch, virgen
fecha: 8 de mayo
n.: 1882 - †: 1913 - país: Alemania
canonización: B: Juan Pablo II 1 nov 1987
hagiografía: Santi e Beati
Elogio: En el lugar llamado Hegne, en la región de Baden, en Alemania, beata Ulrica (Francisca) Nisch, virgen, religiosa de la Congregación de Hermanas de la Caridad de la Santa Cruz, quien, como infatigable sierva del Señor, vivió siempre entregada a los trabajos más humildes, principalmente en la labor de ayudante de cocina.

Francisca Nisch nació en Oberdorf-Mittelbiberach el 18 de septiembre de 1882, en Alemania; el padre, trabajador de las caballerizas del castillo, la madre, doméstica en la hostería. Fue la primera de once hijos. Por la extrema pobreza de la familia, fue llevada de la abuela y de una tía, que le dieron una profunda formación religiosa, unida a sentimientos de bondad y cordialidad. Terminada la escuela tuvo que ayudar a sostener la familia, por lo que trabajó de doméstica en diversas casas. En el 1903, con 21 años, contrajo una grave forma de erisipela, y es internada en el hospital de Rorschach, donde conoció a las Hermanas de la Caridad de la Santa Cruz de Ingebohl; su frecuentación la hace madurar en la vocación religiosa, hasta que pidió entrar en la Congregación.

Acogida en la Casa Provincial de Hegne en Constanza, cambió el nombre de Francisca por el de Ulrica, y el 24 de abril de 1907 emite la profesión religiosa. Fue enviada como ayudante a la cocina del hospital de Bühl en Mittelbaden; después como segunda cocinera en la Casa de San Vicente, de Baden-Baden, donde permanecerá por cuatro años, hasta agosto de 1912, en completa humildad, dedicándose a los oficios más ocultos y desagradables. Pero esta gravosa carga no le impide ayudar a las cohermanas y parientes con buenos consejos; sigue completamente el programa de las Hermanas de la Santa Cruz: «Toda del Crucifijo, por eso toda del prójimo, representante del amor de Cristo».

Trabajos pesados yuna vida de renuncia inflamaron la fuerza de la Hna. Ulrica. Tomada por la tuberculosis en mayo de 1912, fue internada en el hospital de Santa Isabel, en la Casa de Hegne, donde a la edad de 31 años murió, el 8 de mayo de 1913. Su gran abnegación frente a los otros le hizo morir sola, porque había, en los últimos momentos de lucidez, renunciado a la asistencia de la Hna, a favor de otra cohermana. Cerca de 100 mil personas se acercan cada año a rezar sobre su tumba. Ha sido beatificada por SS Juan Pablo II el 1 de noviembre de 1987.

Traducido para ETF de un artículo de Antonio Borrelli.

fuente: Santi e Beati
accedida 1104 veces
ingreso o última modificación relevante: ant 2012
Estas biografías de santo son propiedad de El Testigo Fiel. Incluso cuando figura una fuente, esta ha sido tratada sólo como fuente, es decir que el sitio no copia completa y servilmente nada, sino que siempre se corrige y adapta. Por favor, al citar esta hagiografía, referirla con el nombre del sitio (El Testigo Fiel) y el siguiente enlace: https://www.eltestigofiel.org/index.php?idu=sn_1546
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Yahoo
Enviar por email
puedes agregar un comentario
nombre:
email (opt):
comentario:
Ip: 3.80.218.53
Copia este código antispam en el casillero:
© El Testigo Fiel - 2003-2018 - todos los contenidos del portal pueden reproducirse libremente, mencionando la fuente.
Sitio realizado por Abel Della Costa - 5.4.45