Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
estoy registrado  |  ¿registrarme?
rápido, gratis y seguro
El Testigo Fiel
«Mira que estoy a la puerta y llamo, si alguno oye mi voz y me abre la puerta, entraré en su casa y cenaré con él, y él conmigo...»
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde el 20 de junio de 2003
Beato Miguel Ludovico Brulard, presbítero y mártir
fecha: 25 de julio
n.: 1758 - †: 1794 - país: Francia
canonización: B: Juan Pablo II 1 oct 1995
hagiografía: «Año Cristiano» - AAVV, BAC, 2003
Elogio: En una nave anclada ante la costa de Rochefort, en Francia, beato Miguel Ludovico Brulard, presbítero de la Orden de los Carmelitas Descalzos, mártir, el cual, durante la Revolución Francesa, por ser sacerdote fue encerrado en dicha nave en condiciones inhumanas, muriendo en ella consumido por la enfermedad.

Miguel Luis Brulard fue bautizado en la parroquia de San Bartolomé, de Chartres, el día 11 de junio de 1758, y ése parece ser el día mismo de su nacimiento en una familia de clase media. Se decidió primero por la vocación eclesiástica y estudió teología en la Universidad de París, pero luego optó por la vida conventual e ingresó en 1772 en el convento de los carmelitas descalzos de Charenton. No se saben otros detalles de su vida en el Carmelo, salvo el que era sacerdote, antes de la Revolución Francesa. Llegada ésta y suprimidos los conventos, volvió a su casa paterna, donde procuró llevar una vida de religioso todo cuanto le era posible, viviendo con gran recogimiento austeridad y piedad. Se negó a seguir las directrices religiosas de la Revolución y a prestar el juramento de Libertad-Igualdad.

Fue arrestado en 1793 y destinado a la deportación, partiendo de Chartres para Rochefort con otros nueve eclesiásticos en fecha anterior al 5 de mayo de 1794, en que ya estaba en Rochefort y fue sometido a registro. Embarcado en Les Deux Associés, dio un alto ejemplo de espíritu de sacrificio, de espiritualidad y de paciencia, procurando en sus conversaciones no hablar sino del destino eterno que aguarda a los fieles del Señor, mereciendo que sus compañeros de padecimientos lo tuvieran por un verdadero ángel. El hambre y los padecimientos redujeron su cuerpo a la mayor delgadez, sin que él exhalase una queja, y murió de una pulmonía en la noche del 25 de julio de 1794, siendo enterrado en la isla de Aix. Fue beatificado por Juan Pablo II el 1 de octubre de 1995.

fuente: «Año Cristiano» - AAVV, BAC, 2003
accedida 1744 veces
ingreso o última modificación relevante: ant 2012
Estas biografías de santo son propiedad de El Testigo Fiel. Incluso cuando figura una fuente, esta ha sido tratada sólo como fuente, es decir que el sitio no copia completa y servilmente nada, sino que siempre se corrige y adapta. Por favor, al citar esta hagiografía, referirla con el nombre del sitio (El Testigo Fiel) y el siguiente enlace: https://www.eltestigofiel.org/index.php?idu=sn_2555
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Yahoo
Enviar por email
puedes agregar un comentario
nombre:
email (opt):
comentario:
Ip: 35.168.111.191
Copia este código antispam en el casillero:
© El Testigo Fiel - 2003-2020 - todos los contenidos del portal pueden reproducirse libremente, mencionando la fuente.
Sitio realizado por Abel Della Costa - Versión de PHP: 7.2.26