Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
estoy registrado  |  ¿registrarme?
rápido, gratis y seguro
El Testigo Fiel
«Mira que estoy a la puerta y llamo, si alguno oye mi voz y me abre la puerta, entraré en su casa y cenaré con él, y él conmigo...»
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde el 20 de junio de 2003
Beatos Luis Yakichi y Lucía, Andrés y Francisco, mártires
fecha: 2 de octubre
†: 1622 - país: Japón
canonización: B: Pío IX 7 may 1867
hagiografía: «Año Cristiano» - AAVV, BAC, 2003
Elogio: En Nagasaki, en Japón, beatos Luis Yakichi y Lucía, esposos, junto con sus hijos Andrés y Francisco, mártires, que murieron por Cristo. La madre y los hijos fueron degollados en presencia del padre, y éste fue quemado vivo.
Ver más información en: 205 Mártires del Japón, 1617 - 1632

En Nagasaki, en la «Colina de los mártires», el día 2 de octubre de 1622, año tan pródigo en martirios, dieron la vida por la fe los cuatro miembros de una misma familia: los padres y dos hijos. La esposa, Lucía, y los dos niños, Andrés y Francisco, fueron decapitados ante los ojos del padre, y seguidamente éste, Luis, fue quemado vivo, todos ellos martirizados por su ardiente fe en Jesucristo. Luis era un cristiano ejemplar y fervoroso, dueño de una barca, que no dudó en ponerla al servicio de una causa evangélica: la de alejar al beato Luis Flores, religioso dominico, de la cárcel de la que acababa de escapar. Llegó Luis con su barca, el P. Flores escapó de la prisión, como estaba preparado, y subió a la barca de Luis, quien a toda prisa la dirigió mar adentro. Pero su acción fue descubierta y muy pronto los guardias, en otras barcas, le dieron alcance y lo rodearon.

El misionero fue devuelto a la prisión, y Luis arrestado y sometido a tortura para que delatara a los instigadores de su acción. Padeció terribles torturas que lo dejaron maltrecho, pero no delató a nadie. Lo amenazaron entonces con matar a su familia y ésta, en efecto, fue arrestada. Le dijeron que la matarían en su presencia si no hablaba. Luis mantuvo su silencio y fue condenado a presenciar la muerte de sus seres queridos, y luego fue quemado vivo. Lucía, la esposa, mostró gran serenidad cuando fue arrestada. Quisieron los jueces a todo trance que apostatara, pero ella se negó con gran entereza, no viniéndose abajo ante la amenaza de que matarían a sus hijos. Andrés, el hijo mayor, tenía ocho años, y se le quiso hacer apostatar del cristianismo, pero el chico se negó a hacerlo. Francisco tenía cuatro años y fue asesinado por ser un niño cristiano. Los cuatro fueron beatificados el 7 de julio de 1867 por el papa Pío IX.

fuente: «Año Cristiano» - AAVV, BAC, 2003
accedida 1964 veces
ingreso o última modificación relevante: ant 2012
Estas biografías de santo son propiedad de El Testigo Fiel. Incluso cuando figura una fuente, esta ha sido tratada sólo como fuente, es decir que el sitio no copia completa y servilmente nada, sino que siempre se corrige y adapta. Por favor, al citar esta hagiografía, referirla con el nombre del sitio (El Testigo Fiel) y el siguiente enlace: https://www.eltestigofiel.org/index.php?idu=sn_3596
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Yahoo
Enviar por email
puedes agregar un comentario
nombre:
email (opt):
comentario:
Ip: 18.204.2.53
Copia este código antispam en el casillero:
© El Testigo Fiel - 2003-2019 - todos los contenidos del portal pueden reproducirse libremente, mencionando la fuente.
Sitio realizado por Abel Della Costa - Versión de PHP: 7.2.22