Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
estoy registrado  |  ¿registrarme?
rápido, gratis y seguro
El Testigo Fiel
«Mira que estoy a la puerta y llamo, si alguno oye mi voz y me abre la puerta, entraré en su casa y cenaré con él, y él conmigo...»
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde 2003
Santos Benito, Juan, Mateo, Isaac y Cristiano, mártires
fecha: 12 de noviembre
†: 1003 - país: Polonia
canonización: pre-congregación
hagiografía: «Vidas de los santos de A. Butler», Herbert Thurston, SI
Elogio: En Kasimierz, junto al río Warta, en Polonia, santos Benito, Juan, Mateo e Isaac, mártires, que, enviados a propagar la fe en tierras de aquel país, fueron degollados una noche por los ladrones. Con ellos se conmemora también a Cristiano, su criado, ahorcado en los aledaños de la capilla.

San Benito de Benevento era amigo de san Bruno de Querfurt ya que ambos vivieron en la misma celda en un monasterio de las proximidades de Ravena, bajo la dirección de san Romualdo. El emperador Otón III quería evangelizar a los eslavos de Pomerania y envió a san Benito y otros monjes para que se encargasen de esa tarea. Los misioneros fueron, primero, al oeste de Polonia. El duque Boleslao I los recibió muy bien y les proporcionó profesores para que aprendiesen la lengua eslava. Los monjes se establecieron en Kazimierz, cerca de Gniezno. El 11 de noviembre de 1003, San Benito y otros cuatro monjes fueron asesinados por unos bandoleros paganos. Las reliquias de los mártires se trasladaron solemnemente a Olomuc. Sus nombres figuran en el Martirologio Romano. En Polonia se los venera como «los cinco hermanos polacos», aunque no eran polacos, y sólo eran hermanos carnales Mateo e Isaac. La orden camaldulense los cuenta entre sus glorias; pero en realidad, estos santos murieron varios años antes de que san Romualdo fundase a los camaldulenses. Cuando San Bruno de Querfurt se enteró de la suerte que había corrido su amigo Benito y sus compañeros, mandó pedir informes a Polonia y escribió un relato de los hechos.

Según parece, la intención del asesinato fue robarles diez libras de plata que el príncipe Boleslao les había entregado como donativo para el Papa. Se salvó sólo el novicio Bernabé, que había anticipado unos días el viaje a Roma, llevando el donativo.

Existen dos fuentes principales: la primera es el relato de san Bruno de Querfurt, que puede verse en Monumenta Germaniae Historica, Scriptores, vol. xv, pp. 716-738; también se encontrará una traducción alemana anotada en la obra de H. G. Voigt, Bruno von Querfurt (1907). La segunda fuente es el relato de Cosme de Praga, que es posterior; puede verse en Migne PL., vol. CIXVI, cc. 109-113. Véase también Neues Archiv, vol. VIII, pp. 365 ss. Artículo del Butler modificado. El Martirologio, en su última edición castellana (2007) consigna la fecha del martiro como 1005, mientras que la edición del 2001 y todas las fuentes que he podido consultar hablan del 1003; puede ser que se trate simplemente de un error de imprenta, o de algún avance en las investigaciones.

fuente: «Vidas de los santos de A. Butler», Herbert Thurston, SI
accedida 1723 veces
ingreso o última modificación relevante: ant 2012
Estas biografías de santo son propiedad de El Testigo Fiel. Incluso cuando figura una fuente, esta ha sido tratada sólo como fuente, es decir que el sitio no copia completa y servilmente nada, sino que siempre se corrige y adapta. Por favor, al citar esta hagiografía, referirla con el nombre del sitio (El Testigo Fiel) y el siguiente enlace: https://www.eltestigofiel.org/index.php?idu=sn_4132
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Yahoo
Enviar por email
puedes agregar un comentario
nombre:
email (opt):
comentario:
Ip: 52.91.176.251
Copia este código antispam en el casillero:
© El Testigo Fiel - 2003-2019 - todos los contenidos del portal pueden reproducirse libremente, mencionando la fuente.
Sitio realizado por Abel Della Costa - 5.4.45