Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
estoy registrado  |  ¿registrarme?
rápido, gratis y seguro
El Testigo Fiel
«Mira que estoy a la puerta y llamo, si alguno oye mi voz y me abre la puerta, entraré en su casa y cenaré con él, y él conmigo...»
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde el 20 de junio de 2003
38 mártires de la persecución en Albania (1945-1974)
Este grupo, encabezado por el sacerdote Lazër Shantoja, de la archidiócesis de Shkodrë-Pult, comprende 38 mártires de distinto estado -hay obispos, sacerdotes diocesanos y profesos, religiosos y laicos-, que dieron el supremo testimonio por Cristo bajo el régimen comunista en Albania.

Albania fue uno de los países europeos que vivió, con Enver Hoxha, el comunismo maoísta. En el país de las Águilas fueron masacrados obispos, sacerdotes, frailes, monjas y una larga lista de laicos, incluidos los más débiles... Todo ello sucedió hace pocos años... La Iglesia de Albania se inscribe, por pleno derecho, en la lista de honor del martirologio del siglo XX.

El proceso diocesano de un grupo de 40 mártires se inició en 2002, con la presencia del cardenal Crescenzio Sepe. Se clausuró el 8 de diciembre de 2010, en presencia esta vez del cardenal Claudio Hummes. Ese día se declaró terminado el recorrido diocesano de la investigación canónica “super martyrio” de los siervos de Dios Vincenzo Prennushi OFM, arzobispo de Durrës, y 37 compañeros, del siervo de Dios Luigi Paliq, sacerdote OFM, y del siervo de Dios Gjion Gazulli, sacerdote diocesano (estos dos últimos no beatificados aun, a la redacción de esta noticia).

El clero católico se distinguió por su fe, su patriotismo y su cultura. Al padre Mati Prendushi la dictadura le propuso separarse de la Santa Sede de Roma para fundar la Iglesia nacionalista. Todos rechazaron valerosamente semejante propuesta. Monseñor Frano Gjini, obispo y delegado apostólico, cuando escuchó semejante pretensión, respondió con firmeza:

"Jamás separaré mi rebaño de la Santa Sede".

Monseñor Gjini fue fusilado en 1948. Ningún sacerdote aceptó el cisma y esto desencadenó la reacción que condujo a la encarcelación de unos 170 sacerdotes.

Don Lazër Shantoja fue torturado y le amputaron las manos y los pies; viéndolo en aquel estado, su madre desesperada, exclamó:

-Compro yo la bala para matarlo, pero no lo dejéis más en estas terribles condiciones.

Mientras aquel era fusilado en Tirana, capital de Albania, otro sacerdote, Ndre Zadeja, lo era también en la vieja e histórica ciudad de Shkodër, centro del catolicismo y de la cultura albanesa.

Más tarde serían fusilados el padre Giovanni Fausti y el padre Daniel Dajani, jesuitas; el padre Gjon Shllaku, O.F.M.; el seminarista Mark Çuni, los señores Gjelosh Lulashi, Qerim Sadiku y Fran Mirakaj y el padre Antón Harapi, superior provincial de los Hermanos Menores. Igual suerte corrió el padre Mati Prendushi, guardián del convento San Francisco de Gjuhadol en Shkodër.

El arzobispo de Shkodër, monseñor Gaspër Thaçi, el arzobispo de Durrës, monseñor Vinçenc Prennushi, OFM y el padre Çiprian Nika fueron acusados, falsamente, de haber escondido armas debajo del altar de San Antonio, en su iglesia.

El padre Bernardin Palaj, tras ser torturado, murió a causa del tétanos, en el Convento de los Franciscanos, convertido en cárcel para más de 700 detenidos. Don Lekë Sirdani y Don Pjetër Çuni, murieron sumergidos boca abajo en una fosa séptica.

Alfons Tracki y Zef Maksem, sacerdotes alemanes, fueron fusilados. El padre Serafín Koda exhaló su último suspiro con la laringe fuera de la garganta. Papa Josif, sacerdote católico de rito bizantino, quien cayó exhausto en el pantano de Maliq, fue sepultado vivo en el barro.

A Don Mark Gjani le pidieron que renegara de Cristo y su respuesta fue ¡Viva Cristo Rey! Fue asesinado y su cuerpo echado a los perros. Don Mikel Beltoja fue torturado en la sala del proceso, que se celebró a puerta cerrada. La policía le hirió gravemente con punzones y, unos días más tarde, le fusilaron.

Noticia tomada del blog «Victor in vínculis», del P. Jorge López Teulón, hay allí más material sobre el tema, que puede ser de interés.

fuente: Religión en libertad
accedida 2604 veces
ingreso o última modificación relevante: 4-1-2017
Estas biografías de santo son propiedad de El Testigo Fiel. Incluso cuando figura una fuente, esta ha sido tratada sólo como fuente, es decir que el sitio no copia completa y servilmente nada, sino que siempre se corrige y adapta. Por favor, al citar esta hagiografía, referirla con el nombre del sitio (El Testigo Fiel) y el siguiente enlace: https://www.eltestigofiel.org/index.php?idu=sn_5077
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Yahoo
Enviar por email
Comentarios
por Carlos Antonio Escrig Ibañez (i) (88.17.104.---) - dom , 12-feb-2017, 12:23:30

Estimados Srs.:Agradezco profundamente la información y formación que nos trasmiten y quisiera que con su permiso supieran que la única finalidad que me guia es la difusión del mismo para y por la evangelización de los pueblos.Creo que es urgente dado la situación y circunstancias en que vivimos en estos momentos.

Agradezco su confianza y su generosidad y les confieso que en estos momentos no puedo ejercer una donación para la causa pero sepan que haré todo lo posible para su divulgación y conocimientos.Muchisimas gracias y que Dios les bendiga por lo que hacen.Un abrazo.

Si hubiera algún inconveniente, ruego me lo hagan saber.Gracias de nuevo.

puedes agregar un comentario
nombre:
email (opt):
comentario:
Ip: 34.237.75.18
Copia este código antispam en el casillero:
© El Testigo Fiel - 2003-2019 - todos los contenidos del portal pueden reproducirse libremente, mencionando la fuente.
Sitio realizado por Abel Della Costa - Versión de PHP: 7.2.20