Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
estoy registrado  |  ¿registrarme?
rápido, gratis y seguro
El Testigo Fiel
«Mira que estoy a la puerta y llamo, si alguno oye mi voz y me abre la puerta, entraré en su casa y cenaré con él, y él conmigo...»
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde el 20 de junio de 2003
A María Virgen, Madre de Dios
Felicitación sabatina a la Inmaculada Virgen Maria


 

Ante la imagen de la Inmaculada, se empieza diciendo:

Ave María Purísima
Sin pecado concebida.

Por la señal....
Señor mío Jesucristo....

Bendita sea la santa e inmaculada concepción de la Santísima Virgen María, Madre de Dios.

Padrenuestro, cuatro Avemarías, y un Gloria.
Bendita sea....
Padrenuestro, cuatro Avemarías, y un Gloria.
Bendita sea....
Padrenuestro, cuatro Avemarías, y un Gloria.
Bendita sea...
Padrenuestro, cuatro Avemarías, y un Gloria.

Bendita sea tu pureza
Y eternamente lo sea
Pues todo un Dios se recrea
En tan graciosa belleza.
A ti, celestial princesa
Virgen Sagrada Maria
Te ofrezco desde este día
Alma, vida y corazón.
Mírame con compasión;
No me dejes, Madre mía.

Oración a la Santísima Virgen
Ave, blanca azucena de la resplandeciente y siempre pacífica Trinidad. Ave, bellísima rosa de celestial amenidad de quien quiso nacer y de cuya leche quiso alimentarse el Rey de los Cielos; dignaos alimentar nuestras almas con la gracia celestial. Amén.

Felicitación y Súplica
Oh Inmaculada Maria, yo os doy mil parabienes uniendo mis alabanzas con las de todos los espíritus celestes y de los justos de la tierra, por el gran privilegio de vuestra Concepción purísima. Doy también gracias a la beatísima Trinidad, por el gozo grande que causó a la Santa Iglesia en la solemne declaración dogmática de este admirable Misterio. Y por la suma complacencia que dísteis en vuestro primer instante al que tanto se digno enalteceros, suplícoos aceptéis estos pequeños obsequios, en compensación de los agravios que vuestro divino Hijo y vos recibís cada día de los hombres.
Pongo confiadamente en vuestras manos las necesidades de la Iglesia y del Estado, y os pido por el sumo Pontífice, por la exaltación de la fe, destrucción de los errores, conversión de los pecadores, reforma de las costumbres. Por la prosperidad de todas las misiones católicas, en especial el bautismo de los niños, así fieles como infieles, expuestos a morir sin él, y por el aumento y propagación de vuestra devoción.
Suplícoos también concedáis a todos, y en particular a los que os tributamos esta cordial felicitación, grande amor a Jesús y un afecto filial hacia Vos, perfecta pureza de alma y cuerpo y el don precioso de la perseverancia final. Todo lo dejo en vuestras manos, y del todo me consagro a Vos; y os suplico finalmente, que en retorno de esta visita nos visitéis y consoléis igualmente a las benditas almas del Purgatorio, pero en especial a las de aquellas que durante su vida practicaron esta felicitación.
Logremos todos los que aquí nos asociamos para felicitaros, la dicha de asociarnos también en el cielo, para ensalzar eternamente el gran misterio de vuestra inmaculada Concepción.
Oh Maria sin pecado Concebida, rogad por nos que acudimos a Vos.

Acordaos Oh Piadosima Virgen Maria.....

Ave Maria Purísima.
Sin pecado concebida.
Recibid mis parabienes
Oh Purísima Maria
Mostrad que sois nuestra Madre


Buscador simple (o avanzado)
El buscador «simple» permite buscar con rapidez una expresión entre los campos predefinidos de la base de datos. Por ejemplo, en la biblioteca será en título, autor e info, en el santoral en el nombre de santo, en el devocionario, en el título y el texto de la oración, etc. En cada caso, para saber en qué campos busca el buscador simple, basta con desplegar el buscador avanzado, y se mostrarán los campos predefinidos. Pero si quiere hacer una búsqueda simple debe cerrar ese panel que se despliega, porque al abrirlo pasa automáticamente al modo avanzado.
 
Además de elegir en qué campos buscar, hay una diferencia fundamental entre la búsqueda simple y la avanzada, que puede dar resultados completamente distintos: la búsqueda simple busca la expresión literal que se haya puesto en el cuadro, mientras que la búsqueda avanzada descompone la expresión y busca cada una de las palabras (de más de tres letras) que contenga. Por supuesto, esto retorna muchos más resultados que en la primera forma. Por ejemplo, si se busca en la misma base de datos la expresión "Iglesia católica" con el buscador simple, encontrará muchos menos resultados que si se lo busca en el avanzado, porque este último dirá todos los registros donde está la palabra Iglesia, más todos los registros donde está la palabra católica, juntos o separados.
 
Una forma de limitar los resultados es agregarle un signo + adelante de la palabra, por ejemplo "Iglesia +católica", eso significa que buscará los registros donde estén las dos palabras, aunque pueden estar en cualquier orden.
La búsqueda no distingue mayúsculas y minúsculas, y no es sensible a los acentos (en el ejemplo: católica y Catolica dará los mismos resultados).

Las oraciones básicas de la vida cristiana

A Dios Espíritu Santo

A Dios Hijo, Jesucristo

A Dios Padre

A Dios Uno y Trino

A María Virgen, Madre de Dios

Felicitación sabatina a la Inmaculada Virgen Maria

Acción de gracias

Actos de Fe, Esperanza y Caridad

Al Sagrado Corazón

Angeles y Santos

Bendiciones

En el dolor y enfermedad

Espiritualidades no cristianas

Eucarísticas

Himnos y cánticos

Intercesión por la Iglesia

Intercesión por los difuntos

Intercesión por los no nacidos

Intercesiones diversas

Jaculatorias

La Oración de Jesús

Meditaciones

Novenas, triduos y otros

Oración ecuménica

Oración Pascual

Penitencial

Poemas

Profesiones de Fe

Temas varios

Villancicos

© El Testigo Fiel - 2003-2019 - todos los contenidos del portal pueden reproducirse libremente, mencionando la fuente.
Sitio realizado por Abel Della Costa - 5.4.45