Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
estoy registrado  |  ¿registrarme?
rápido, gratis y seguro
El Testigo Fiel
«Mira que estoy a la puerta y llamo, si alguno oye mi voz y me abre la puerta, entraré en su casa y cenaré con él, y él conmigo...»
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde 2003

Ven y verás

por Félix Garrido Gil
4 de octubre de 2018
Meditación eucarística

Señor: si me preguntas hoy, como hiciste con tus discípulos, quién eres Tú para mí, solo con la inspiración del Espíritu Santo podría responderte. Si lo hago por las vivencias y experiencias de mi relación contigo, te puedo decir que bendigo la hora que te encontré, que hoy mi vida gira en torno a ti, y que como dice san Pablo : "Ya no vivo yo, Cristo vive en mí." Mi vida tiende a vivir, pensar y actuar como mi Dios lo desea.

Te bendeciré y bendeciré el día que te dije "si". Cuando me pediste que te siguiera y cuando a tu "ven y verás" me convenciste de que solo Tú tenías palabras de vida eterna. Que eras el agua que necesitaba para saciar mi sed y que eras el camino y la vida que yo buscaba.

La decisión de seguirte no estuvo del todo en mis manos sino en tu gracia y en tu empeño de que formara parte de tu Reino. Tú rezaste por mi ante el Padre para que fuera tuyo:. "Te ruego por ellos, por estos que tú me diste, y son tuyos". Yo no era partidario de amar al que me ofende, de ser pobre para ser bienaventurado, de dar sin esperar, ni de creer que en el pan y el vino estabas Tú presente. 

Si he creído en estos, tus mandatos, ha sido porque he confiado en tu palabra, porque me ha convencido tu ejemplo de vida, muerte y resurrección, y porque sin verte ni tocarte me has hecho creer en ti. 

Confío en ti, Señor, porque creo que Tú siempre me has amado y me amarás eternamente. Porque el mundo no me puede separar del amor de Dios, porque mi muerte la has vencido con tu resurrección y por ella me has abierto la puerta de la eternidad para alabarte y darte gracias por siempre. Dice el Papa Francisco que "Quien ama busca conocer aún más a la persona amada para descubrir la riqueza que lleva en sí y que cada día se presenta como una realidad totalmente nueva."

Mi esperanza en ti es total. Tú eres fiel y siempre cumples tus promesas, porque la tierra y el cielo pasarán pero Tú palabra permanece siempre. Sé Señor, que Tú confías en mí y aunque me veas caer, esperas mi arrepentimiento. Una y muchas veces renuevas tu confianza en mí sin acordarte de mis desamores. 

ALABADO SEA EL SANTÍSIMO SACRAMENTO DEL ALTAR. 

Me gustaría, Señor, garantizarte mi fidelidad. Que no fuera yo una preocupación para ti y que tu corazón descanse al pensar en mí. Sé Señor que Tú siempre piensas en mí, y que cuando tienes un proyecto, tu pensamiento se posa en mi persona para llevarlo a efecto. A tu deseo van unidas las gracias necesarias para hacerlo realidad, porque ves que sin ellas yo no lo podría conseguir. Señor: que el Espíritu Santo me ilumine para estar dispuesto siempre a ser Apóstol de Jesús de Nazaret y confesar que eres el Mesías, el Hijo de Dios. 

SEA POR SIEMPRE BENDITO Y ALABADO.

 

puedes agregar un comentario
nombre:
email (opt):
comentario:
Ip: 54.161.116.225
Copia este código antispam en el casillero:
Buscador simple (o avanzado)
El buscador «simple» permite buscar con rapidez una expresión entre los campos predefinidos de la base de datos. Por ejemplo, en la biblioteca será en título, autor e info, en el santoral en el nombre de santo, en el devocionario, en el título y el texto de la oración, etc. En cada caso, para saber en qué campos busca el buscador simple, basta con desplegar el buscador avanzado, y se mostrarán los campos predefinidos. Pero si quiere hacer una búsqueda simple debe cerrar ese panel que se despliega, porque al abrirlo pasa automáticamente al modo avanzado.
 
Además de elegir en qué campos buscar, hay una diferencia fundamental entre la búsqueda simple y la avanzada, que puede dar resultados completamente distintos: la búsqueda simple busca la expresión literal que se haya puesto en el cuadro, mientras que la búsqueda avanzada descompone la expresión y busca cada una de las palabras (de más de tres letras) que contenga. Por supuesto, esto retorna muchos más resultados que en la primera forma. Por ejemplo, si se busca en la misma base de datos la expresión "Iglesia católica" con el buscador simple, encontrará muchos menos resultados que si se lo busca en el avanzado, porque este último dirá todos los registros donde está la palabra Iglesia, más todos los registros donde está la palabra católica, juntos o separados.
 
Una forma de limitar los resultados es agregarle un signo + adelante de la palabra, por ejemplo "Iglesia +católica", eso significa que buscará los registros donde estén las dos palabras, aunque pueden estar en cualquier orden.
La búsqueda no distingue mayúsculas y minúsculas, y no es sensible a los acentos (en el ejemplo: católica y Catolica dará los mismos resultados).
© El Testigo Fiel - 2003-2018 - todos los contenidos del portal pueden reproducirse libremente, mencionando la fuente.
Sitio realizado por Abel Della Costa