Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
El Testigo Fiel
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde el 20 de junio de 2003 ~
rápido, gratis y seguro
conservar sesión
  • Por sobre todo, los miembros registrados dan forma y sentido a este sitio, para que no sea solamente un portal de servicios sino una verdadera comunidad de formación, reflexión y amistad en la Fe.
  • Además tienes ventajas concretas en cuanto al funcionamiento:
    • Tienes reserva del nombre, de modo que ningún invitado puede quedarse con tu identidad.
    • En los foros, puedes variar diversas opciones de presentación (color de fondo, cantidad de mensajes por página, etc.), así como recibir mail avisándote cuando respondan a cuestiones de tu interés.
    • También puedes llevar un control sobre los mensajes que leíste y los que no, o marcarlos para releer.
    • Puedes utilizar todas las funciones de la Concordancia Bíblica on-line.
registrarme
«Mira que estoy a la puerta y llamo,
si alguno oye mi voz y me abre la puerta,
entraré en su casa y cenaré con él, y él conmigo...»
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde el 20 de junio de 2003 ~
Buscador simple (o avanzado)
El buscador «simple» permite buscar con rapidez una expresión entre los campos predefinidos de la base de datos. Por ejemplo, en la biblioteca será en título, autor e info, en el santoral en el nombre de santo, en el devocionario, en el título y el texto de la oración, etc. En cada caso, para saber en qué campos busca el buscador simple, basta con desplegar el buscador avanzado, y se mostrarán los campos predefinidos. Pero si quiere hacer una búsqueda simple debe cerrar ese panel que se despliega, porque al abrirlo pasa automáticamente al modo avanzado.

Además de elegir en qué campos buscar, hay una diferencia fundamental entre la búsqueda simple y la avanzada, que puede dar resultados completamente distintos: la búsqueda simple busca la expresión literal que se haya puesto en el cuadro, mientras que la búsqueda avanzada descompone la expresión y busca cada una de las palabras (de más de tres letras) que contenga. Por supuesto, esto retorna muchos más resultados que en la primera forma. Por ejemplo, si se busca en la misma base de datos la expresión "Iglesia católica" con el buscador simple, encontrará muchos menos resultados que si se lo busca en el avanzado, porque este último dirá todos los registros donde está la palabra Iglesia, más todos los registros donde está la palabra católica, juntos o separados.

Una forma de limitar los resultados es agregarle un signo + adelante de la palabra, por ejemplo "Iglesia +católica", eso significa que buscará los registros donde estén las dos palabras, aunque pueden estar en cualquier orden.
La búsqueda admite el uso de comillas normales para buscar palabras y expresiones literales.
La búsqueda no distingue mayúsculas y minúsculas, y no es sensible a los acentos (en el ejemplo: católica y Catolica dará los mismos resultados).

Carta a un enfermo de COVID

por Rosario Tormo
17 de abril de 2020
Un enfermero del grupo de catequistas de la parroquia nos lanzó un desafío: escribir una carta a un enfermo de COVID de los que él tiene contacto cada día. No sabemos quién es, si es creyente, cómo es su estado, pero estas cartas les son leídas por un grupo de voluntarios que las distribuyen. Creo que es interesante compartir una, y, ¿por qué no? estimular la inciativa en otros sitios.

Hola, me han pedido que escriba una carta para que te llegue. No sé quién eres y tú tampoco sabes quién soy. 

Me voy a presentar: Me llamo Rosario.

Soy alguien que le gustaría visitarte y poder mirarte a los ojos mientras aprieto tu mano, pero ya sabes, no podemos hacerlo.

Podría hablarte de Dios, pero no sé tus creencias aunque permíteme que ore por ti y por todos tus compañeros que están en ese hospital y en otros. 

Como no podemos vernos, voy a intentar verte con mi imaginación. Estarás entre sábanas blancas y dentro de esos camisones de diseño hospitalario. Tendrás algún que otro elemento que te está ayudando a respirar, o, como deseo, ya te los han quitado y puedes levantarte y dar unos pasos.

Yo quiero que tú sanes y que te reúnas con tus seres queridos y amigos, que recuperes tu vida, y no lo dudes, lo vas a conseguir. Sé que lo sabes, estás rodeado de personas que están luchando para ayudarte y saben lo que hacen.

No quiero ponerme a decirte cuánto siento que estés en esta situación y que lo siento mucho, eso en este momento sé que no te sirve. Lo que creo necesitas es saber que aquí fuera se te espera pues aún tienes cosas que hacer, visitas que realizar, libros que leer, siestas por hacer, y, amores que declarar.

Si tienes alguna ventana cerca, ese mismo paisaje de calles desiertas y sin circulación es el mismo que vemos nosotros desde nuestras casas. ¿Sabes? En todas las circunstancias, hay que buscar un lado positivo y si miras y oyes, te das cuenta del canto de los pájaros, que se estarán preguntando: -¿Dónde están los humanos?.

Los humanos, hemos tenido que parar nuestras actividades porque hay un elemento pequeñísimo que no lo vemos, que nos ha hecho parar.

En este confinamiento pienso en lo que se deja de hacer porque la vida nos hace priorizar tareas que ahora con este parón, vemos que podríamos haber relegado. 

Como tienes tiempo ahora, puedes organizar mentalmente una lista de tareas que cuando estés en casa vas hacer, como por ejemplo esa caja de fotos que cada vez que la abres empiezas a mirarles y recuerdas el momento que se hicieron y así pasa el rato, y vuelves a metarlas en la caja.

O, si tienes libros y eres lector ponerlos en la estantería por temáticas o autores, lo mismo si tienes discos, o comic, o cd, lo que tengas que por el uso están desordenados. También puede ser ropa o armarios. Eso que dejamos, que como dice mi madre: -"No pide pan".

Dirás qué fácil es dar consejos desde fuera. Si, tienes razón, pero sólo te digo lo que a mí me funciona. 

Me imagino tu dolor y miedo ante esta enfermedad pero si estás leyendo esta carta es señal de que vas mejorando y que pronto podrás (si lo quieres), organizar fotos, libros, discos, armarios, desayunos, comidas, cenas, abrazos, besos y amores.

No lo dudes, te está esperado todo esto y todos nosotros.

¡ÁNIMO Y ADELANTE!

 

puedes agregar un comentario
nombre:
email (opt):
comentario:
Ip: 3.85.214.125
Copia este código antispam en el casillero:
© El Testigo Fiel - 2003-2020 - todos los contenidos del portal pueden reproducirse libremente, mencionando la fuente.
Sitio realizado por Abel Della Costa - Versión de PHP: 7.2.31