Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
estoy registrado  |  ¿registrarme?
rápido, gratis y seguro
El Testigo Fiel
«Mira que estoy a la puerta y llamo, si alguno oye mi voz y me abre la puerta, entraré en su casa y cenaré con él, y él conmigo...»
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde el 20 de junio de 2003

No dejes que tus miedos superen tu esperanza ¡nuevo!

por P. Inácio Lopes Filho
9 de agosto de 2019
Homilía al domingo XIX del Tiempo Ordinario, Ciclo C

Lecturas:

Sb 18,6-9: Con una misma acción castigabas a los enemigos y nos honrabas, llamándonos a ti.

Sal 32,1.12.18-19.20.22: Dichoso el pueblo que el Señor se escogió como heredad.

Hb 11,1-2.8-19: Esperaba la ciudad cuyo arquitecto y constructor iba a ser Dios.

Lc 12,32-48: Estad preparados.

Queridos hermanos y hermanas, sumergiéndonos profundamente en la palabra de Dios en esta sagrada liturgia, encontramos enseñanzas que transforman nuestra conciencia y nos ayudan a ser mejores personas.

En el libro de la sabiduría se nos presenta la historia de un pueblo que espera la salvación de los justos.

Es muy cierto, hermanos, que el pueblo del Antiguo Testamento estaba esperando esta salvación, la liberación que vendría a través de un salvador.

Por lo tanto, el salmo expresa la alegría de las personas elegidas por Dios.

"Dichosos el pueblo que el señor se escogió como heredad".

En la segunda lectura encontramos el fundamento de nuestra esperanza: la fe.

La fe es responsable del alimento de nuestra esperanza, seguramente cuando esperamos es porque creemos en lo que aún no ha llegado o porque nuestros ojos aún no contemplan, pero ya está en nuestros corazones generando un sentimiento de espera.

En el Evangelio tenemos la presentación de una tríada que debe protegernos de todo mal: ORACIÓN, ATENCIÓN Y PREPARACIÓN.

Si oramos, es porque creemos y esperamos la respuesta de Dios.

Si estamos atentos es porque estamos vigilando y cuidando nuestras propias elecciones y actitudes cotidianas.

Si rezamos y estamos atentos, ya nos garantiza una preparación para las situaciones de la vida.

Una cosa es cierta, hermanos, debemos limpiar nuestros corazones de toda impureza, evitando que germine la semilla del mal, buscando siempre una vida que agrade a Dios evitando el mal y promoviendo el bien. 

Que Dios nos favorezca con la sabiduría de los justos, la esperanza de los santos y la fe de los Mártires para que podamos ser testigos de su amor misericordioso.

Mira al cielo con una mirada de gratitud,

no dejes que tus miedos superen tu esperanza,

mantén la fe y fortalece la confianza.

Que así sea.

 

puedes agregar un comentario
nombre:
email (opt):
comentario:
Ip: 34.237.75.18
Copia este código antispam en el casillero:
Buscador simple (o avanzado)
El buscador «simple» permite buscar con rapidez una expresión entre los campos predefinidos de la base de datos. Por ejemplo, en la biblioteca será en título, autor e info, en el santoral en el nombre de santo, en el devocionario, en el título y el texto de la oración, etc. En cada caso, para saber en qué campos busca el buscador simple, basta con desplegar el buscador avanzado, y se mostrarán los campos predefinidos. Pero si quiere hacer una búsqueda simple debe cerrar ese panel que se despliega, porque al abrirlo pasa automáticamente al modo avanzado.
 
Además de elegir en qué campos buscar, hay una diferencia fundamental entre la búsqueda simple y la avanzada, que puede dar resultados completamente distintos: la búsqueda simple busca la expresión literal que se haya puesto en el cuadro, mientras que la búsqueda avanzada descompone la expresión y busca cada una de las palabras (de más de tres letras) que contenga. Por supuesto, esto retorna muchos más resultados que en la primera forma. Por ejemplo, si se busca en la misma base de datos la expresión "Iglesia católica" con el buscador simple, encontrará muchos menos resultados que si se lo busca en el avanzado, porque este último dirá todos los registros donde está la palabra Iglesia, más todos los registros donde está la palabra católica, juntos o separados.
 
Una forma de limitar los resultados es agregarle un signo + adelante de la palabra, por ejemplo "Iglesia +católica", eso significa que buscará los registros donde estén las dos palabras, aunque pueden estar en cualquier orden.
La búsqueda no distingue mayúsculas y minúsculas, y no es sensible a los acentos (en el ejemplo: católica y Catolica dará los mismos resultados).
Espiritualidad
El evangelio del domingo
Letras
Teología
© El Testigo Fiel - 2003-2019 - todos los contenidos del portal pueden reproducirse libremente, mencionando la fuente.
Sitio realizado por Abel Della Costa - Versión de PHP: 7.2.20